Advertisement

La FDA tiene en la mira al mentol y otros sabores de tabaco. He aquí por qué eso puede ser complicado

La FDA tiene en la mira al mentol y otros sabores de tabaco. He aquí por qué eso puede ser complicado
Esta semana, la FDA abrió un nuevo frente en la guerra del tabaco con una propuesta para prohibir el uso del mentol por completo en todos los productos que se queman o fuman. Eso incluye cigarrillos, cigarros y tabaco de pipa. Esto plantea muchas preguntas. (Joe Raedle/Getty Images)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció nuevas iniciativas dirigidas a frenar el aumento del consumo de tabaco por parte de los jóvenes estadounidenses y su principal agente psicoactivo, la nicotina.

El objetivo del Comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, fueron los saborizantes (sabores a menta, dulce, nuez o incluso salado) que los fabricantes agregan a los cigarrillos y cigarrillos electrónicos para hacerlos más atractivos.

Advertisement

El mercado principal para esos sabores, dijo Gottlieb, no es un secreto: mientras que menos de un tercio de los adultos mayores de 35 años fuman cigarrillos mentolados, los mentoles son la opción del 54% de los niños que son demasiado jóvenes para comprar cigarros legalmente, pero reconocen que fuman de todos modos.

Al mismo tiempo, 3.6 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria encuestados en 2018 dijeron que usaron cigarrillos electrónicos en los últimos 30 días, un incremento del 78% desde 2017, algo que Gottlieb atribuyó a los saborizantes que van desde el sabor a cola y el chocolate hasta el chicle y el café con leche. Y, por supuesto, el mentol, un saborizante derivado del aceite de menta.

Advertisement

"Estos datos impactan mi conciencia", dijo.

Con eso, se comprometió a ejercer una mano reguladora más fuerte sobre el uso de saborizantes en los cigarrillos electrónicos y a terminar con los minoristas que venden productos de tabaco a menores.

También abrió un nuevo frente en la guerra del tabaco con una propuesta para prohibir el uso del mentol por completo en todos los productos que se queman o fuman. Eso incluye cigarrillos, cigarros y tabaco de pipa.

Todo lo cual plantea algunas preguntas:

Advertisement

¿Puede hacer eso?

No está del todo claro si la FDA tiene el poder de prohibir el mentol en los cigarrillos.

La Ley de Prevención y Control del Tabaquismo en la Familia, de 2009, otorga a la agencia la autoridad para establecer estándares de productos de tabaco "cuando sea apropiado para la protección de la salud pública", incluyendo "disposiciones relativas a la construcción, componentes, ingredientes y aditivos".

Según todas las apariencias, eso permitiría a la FDA prohibir el uso de ciertos saborizantes, incluido el mentol. La ley de 2009 procedió e hizo exactamente eso, prohibiendo el uso de los "sabores característicos" en los cigarrillos, aquellos que se utilizan para dar a un producto un sabor distintivo y un atractivo para la comercialización.

Pero hizo una excepción en el caso del mentol.

¿Qué pasa con el mentol en los cigarrillos electrónicos?

No anticipado por la histórica Ley de Control del Tabaco, el suministro de nicotina mediante dispensadores calentados electrónicamente (vaping) se convirtió en una industria multimillonaria en la que los saborizantes, incluido el mentol, han florecido.

La FDA ha afirmado su autoridad para regular los cigarrillos electrónicos y sus saborizantes. Esa afirmación es refutada con furia, pero aún no ha sido rechazada por los tribunales.

Advertisement

Gottlieb dijo esta semana que aunque está listo para prohibir el mentol como un potenciador del sabor en los productos para fumar, quiere mantenerlo disponible para los cigarrillos electrónicos porque a muchos usuarios mayores les gusta y no quiere que vuelvan a fumar cigarros mentolados.

Cuando se trata de vapear, Gottlieb dijo que quiere concentrarse en saborizantes orientados a los niños. Pero advirtió que si ve más evidencia de que el mentol está atrayendo a los niños no iniciados a los cigarrillos electrónicos, volvería a considerar la posibilidad de restringirlos allí también.

Al final, puede ser necesaria una nueva autoridad del Congreso si la FDA prohíbe el mentol o restringe el uso de saborizantes en los cigarrillos electrónicos. Alternativamente, la FDA podría simplemente actuar, ser demandada y dejar que los tribunales decidan si y cuánta autoridad tiene para tomar tales acciones.

De cualquier forma que lo veas, este proceso tomará años en resolverse, dijo Will Woodlee, socio de la firma de abogados Kleinfeld, Kaplan & Becker LLC, que ha representado a una amplia gama de compañías de tabaco y cigarrillos electrónicos en sus relaciones con la FDA.

¿Quién usa el mentol?

En 2011, un comité asesor de la FDA estimó que aproximadamente 14 millones de estadounidenses fumaban tabaco mentolado.

Dominados por marcas como Kool, Salem y Newport, los "cigarros mentolados" son especialmente atractivos para los nuevos fumadores. Sin embargo, según una investigación, los consumidores de larga data se encuentran entre los fumadores con menos probabilidades de dejar de fumar.

Los cigarros mentolados son particularmente atractivos para los afroamericanos y los latinos. Alrededor del 30% de los fumadores blancos no hispanos eligen cigarrillos mentolados, al igual que más del 70% de los fumadores negros y el 37% de los fumadores latinos.

Durante años, los fabricantes de tabaco mentolado publicitaron en gran medida en revistas dirigidas a audiencias afroamericanas, recordando temas de la era de los derechos civiles. A través de sus brazos filantrópicos, han sido generosos contribuyentes a organizaciones de liderazgo, organizaciones benéficas y campañas adoptadas por clientes negros.

Las mujeres y las personas LGBT también prefieren los cigarrillos mentolados de manera desproporcionada, y también han sido el blanco de las campañas de marketing.

¿Qué pasa con los niños?

Entre los niños de 12 a 17 años que fuman, el 54% fuma cigarrillos mentolados. Los adultos jóvenes de 19 a 25 años están justo detrás de ellos: 50% fuman mentol. Y, de hecho, la iniciativa de la FDA parece estar muy centrada en el papel del mentol para atraer a los adolescentes a un hábito de fumar.

Para los fumadores nuevos o más jóvenes, "la principal ventaja de fumar un cigarrillo mentolado es que el mentol enmascara la dureza y la incomodidad de inhalar el humo lo suficiente como para permitir el suministro de una dosis efectiva de nicotina", escribieron los autores de un estudio de 2008.

Encontraron que los adolescentes y adultos jóvenes eran significativamente más propensos a fumar cigarrillos mentolados que los fumadores mayores.

Estos investigadores revisaron un montón de documentos internos de la industria tabacalera para revelar cómo las compañías "manipularon los niveles de mentol en los cigarros e introdujeron nuevas marcas de mentol para ganar participación de mercado, particularmente entre los adolescentes y adultos jóvenes". Atrajeron a los clientes más jóvenes con un ligero sabor a mentol, e idearon marcas más fuertemente mentoladas para fumadores mayores que querían un sabor más fuerte.

¿Es el mentol inherentemente peligroso?

Aparentemente no. Un informe de la FDA de 2013 concluyó que "el mentol en los cigarrillos no está asociado con un aumento o disminución de la toxicidad del humo".

Advertisement

Pero hay evidencia creciente que sugiere que la adición de mentol hace que la nicotina sea más adictiva.

La investigadora de la Universidad George Mason, Nadine Kabbani, señala que la adicción a la nicotina no es solo una cuestión de engancharse como persona joven. También depende de mantener el hábito, no dejar de fumar y recaer después de un intento de dejar de fumar. En todos esos frentes, dijo, los fumadores de cigarrillos mentolados parecen estar en desventaja.

Kabbani dijo que ella y otros investigadores están descubriendo que el mentol parece activar los receptores en las células que magnifican los efectos, posiblemente los efectos adictivos de la nicotina.

"¿La cantidad de mentol en un solo cigarrillo mentolado es suficiente para incrementar la nicotina en el cuerpo o para hacerla más adictiva?", cuestionó Kabbani. "Esa es la pregunta del millón de dólares".

¿Qué pasaría si los cigarrillos mentolados fueran prohibidos?

Hay muchas razones para creer que muchos fumadores dejarían de fumar y los posibles fumadores no comenzarían a fumar.

Una encuesta realizada en 2010 por el Instituto Nacional del Cáncer encontró que el 39% de los fumadores de mentol dijeron que dejarían de fumar si ya no existieran los cigarrillos mentolados. Eso incluye el 47% de los fumadores de mentol afroamericanos y el 42% de las mujeres que fuman mentol.

¿La FDA ha tratado de prohibir el mentol u otros saborizantes antes?

Sí. Se han realizado una serie de esfuerzos en esta dirección. Hasta ahora, ninguno ha tenido éxito.

En 2011, un panel asesor de la FDA concluyó que la eliminación de los cigarrillos mentolados del mercado de los Estados Unidos beneficiaría la salud pública, un paso clave para afirmar la autoridad de la FDA para actuar.

El esfuerzo se encontró rápidamente con una demanda del gigante del tabaco Lorillard y por una enmienda al proyecto de ley de asignaciones a la agricultura de 2012 que habría obstaculizado gravemente los poderes de la FDA para regular el tabaco.

La enmienda no se convirtió en ley, y la demanda logró atar las manos de la FDA solo brevemente antes de ser anulada. Pero su mensaje a la FDA fue claro: retrocede en el mentol.

Sin embargo, persistió. En 2013, la FDA propuso actuar sobre los cigarrillos mentolados y, en 2016, limitar los productos de tabaco con sabor en los cigarrillos electrónicos. En ambos casos, la FDA argumentó que parecen reducir las barreras a la adicción a la nicotina para adolescentes y adultos jóvenes. Sin embargo, la administración de Obama bloqueó ambas acciones.

En mayo de 2018, la FDA solicitó comentarios sobre el papel que los sabores, incluido el mentol, desempeñan en la iniciación, el uso y el cese de los productos de tabaco, especialmente entre los jóvenes. Y preguntó si y cómo ciertos sabores podrían ayudar a los fumadores adultos a cambiar a productos potencialmente menos dañinos.

Durante seis meses, Gottlieb y su agencia se han llenado sus oídos de quejas y comentarios de las compañías tabacaleras, la industria del vapeo, los activistas antitabaco y los investigadores. Su anuncio de esta semana de que su agencia "avanzará un Aviso de Reglamentación Propuesta" sobre el mentol en productos para fumar marca el próximo paso en una marcha por el camino de la FDA para reafirmar, una vez más, su autoridad para regular el mentol en los cigarrillos y los saborizantes en el tabaco.

¿Por qué ha tardado tanto en acabar con el mentol?

Además de las incertidumbres legales, algunos miembros de la comunidad afroamericana también han combatido una prohibición. Con el aliento y el financiamiento de los fabricantes de tabaco, el Congreso de Igualdad Racial, la Cámara Nacional de Comercio Afroamericana y la Organización Nacional de Ejecutivos de la Ley Negra argumentaron en 2010 que una prohibición total de los cigarrillos con mentol crearía un mercado negro y aumentaría la violencia y el crimen callejero en las comunidades de bajos ingresos que ya luchan con ambos.

La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color, o NAACP por sus siglas en inglés, se unió a las filas de la American Legacy Foundation, un grupo antitabaco, para pedir la prohibición del mentol.

El "marketing muy, muy inteligente y efectivo" de la industria tabacalera ha convencido a algunos afroamericanos de que se verían perjudicados por una prohibición del mentol, dijo el doctor Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

Las empresas tabacaleras "en realidad llegaron al punto de decir que las minorías serían señaladas injustamente al no tener la oportunidad de ser envenenadas por una sustancia muy adictiva", dijo Benjamin, quien apoya los esfuerzos de Gottlieb. "Estos argumentos no superan la prueba de la risa".

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement