Advertisement

La máquina de escribir y la colección Playboy de Hugh Hefner alcanzan el mejor precio en subasta de Berverly Hills

La máquina de escribir y la colección Playboy de Hugh Hefner alcanzan el mejor precio en subasta de Berverly Hills
Los artículos personales de Hugh Hefner se vendieron por más de $3 millones en una subasta este fin de semana. (Julien's Auctions)

Una bata de seda roja. Una revista Playboy con Marilyn Monroe en la portada. Un anillo de oro con un compartimento oculto que contiene una pastilla de Viagra. Estos tesoros pertenecientes a Hugh Hefner se encontraban entre los artículos que los postores compraron durante el fin de semana.

Aficionados, celebridades, universidades y museos pagaron más de $3 millones en una subasta en vivo por algunas de las últimas posesiones del magnate de los medios de comunicación, dijo Martin Nolan, director ejecutivo de Julien's Auctions.

Advertisement

El artículo más vendido fue la máquina de escribir de la universidad de Hefner, que utilizó en 1953 cuando comenzó a construir el imperio Playboy. Se vendió por $162,500.

La propia colección de revistas Playboy de Hefner, incluida su copia de la primera edición, se vendió por entre $35,000 y $40,000 cada una.

Advertisement

Las ganancias, indicó Nolan, irán a la Fundación Hugh M. Hefner, que apoya a las organizaciones que abogan por los derechos de la Primera Enmienda y las políticas de sexo y drogas.

La subasta se planeó poco después de la muerte de Hefner en septiembre de 2017, informó Nolan. Su esposa, una hija y un hijo asistieron.

"Tuvimos que limpiar toda la mansión, y pasamos el año curando la subasta, fotografiando y catalogando todo", explicó.

Otros artículos a la venta incluyeron máquinas de pinball, una rockola, el juego de mesa Monopoly de Hefner y el guión de 1977 para el episodio de "Saturday Night Live" donde fue el anfitrión.

Advertisement

Jim Belushi, comediante y ex miembro del elenco de "SNL"  compró ese por $3,125.

La subasta fue precedida por una fiesta VIP para 700 invitados. El lugar estaba decorado para parecerse a la entrada de la mansión Playboy, y los artículos se colocaron en alfombras rojas en todo el espacio.

"Fue un homenaje al propio Hefner, una celebración del imperio que construyó", dijo Nolan. "Fue una noche maravillosa... [celebrando] la diversión y la libertad. Creo que eso es lo que Hugh Hefner hubiera querido".

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement