Anuncio
Share
Vida y Estilo

La tasa de residentes sin seguro bajo Trump aumenta a su nivel más alto desde que comenzó Obamacare

seguros

El número de personas sin seguro ha aumentado constantemente desde que el presidente Trump asumió el cargo. (Getty Images)

(Getty Images)

El porcentaje de adultos estadounidenses sin seguro de salud se mantuvo al alza en 2018, alcanzando niveles no registrados desde antes de que el presidente Trump asumiera el cargo, según una nueva encuesta nacional que reveló pérdidas de cobertura generalizadas en los últimos dos años.

A fines de 2018, el 13.7% de los adultos estadounidenses no tenían seguro, en comparación con el 10.9% de fines de 2016, cuando el presidente Obama estaba completando su segundo mandato.

Según la encuesta de Gallup, el nuevo número representa la tasa más alta de personas sin seguro médico desde principios de 2014, cuando la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio comenzó a proporcionar miles de millones de dólares en ayuda a los estadounidenses de bajos y medianos ingresos.

El nuevo informe también indica que aproximadamente 7 millones de adultos estadounidenses han perdido o cancelado la cobertura desde 2016.

Anuncio

“Después de años de progreso, es profundamente preocupante ver a más estadounidenses sin seguro médico”, dijo Chris Hansen, presidente de la American Cancer Society.

“La investigación muestra que las personas sin seguro son más propensas a evitar las pruebas de detección de cáncer, demoran la atención necesaria y, en última instancia, es más probable que se les diagnostique el cáncer en una etapa posterior, cuando la supervivencia es menor y los costos son más altos”, agregó Hansen.

Además, insta “a la administración y al Congreso a que reviertan esta tendencia alarmante y trabajen juntos para promulgar medidas bipartidistas para proteger el acceso a la atención médica de calidad para todos los estadounidenses”.

La American Cancer Society se encuentra entre las organizaciones de defensores de pacientes y consumidores, grupos de médicos, asociaciones de hospitales y otras personas que trabajan en la atención médica que han emitido advertencias cada vez más graves de que las políticas de la administración Trump están poniendo en peligro el acceso de los estadounidenses a la atención médica.

Anuncio

De acuerdo con datos de encuestas nacionales del gobierno federal y otras fuentes, entre 2013 y 2017, más de 20 millones de estadounidenses sin seguro tenían cobertura, impulsados ​​en gran medida por la ley de salud conocida popularmente como Obamacare.
Eso llevó a la tasa de las personas sin seguro de la nación a los niveles más bajos jamás registrados.

Sin embargo, desde que asumió el cargo, Trump ha atacado repetidamente la ley de salud y ha apoyado con entusiasmo el esfuerzo realizado en 2017 por los republicanos del Congreso para revertirlo.

El esfuerzo de derogación fracasó, pero la administración tomó una serie de otras medidas para aflojar las reglas de seguros y quitar el respaldo a los mercados de seguros creados por la ley de 2010, incluida la reducción drástica de fondos para la publicidad y los esfuerzos de divulgación.

En 2018, Trump firmó una legislación que elimina la multa para las personas que no tienen seguro, que se promulgó para hacer que los mercados de seguros sean sostenibles.

Los seguros —una pieza central de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio— han servido principalmente a estadounidenses de bajos y moderados ingresos que no reciben beneficios de salud a través de un empleador o un programa gubernamental como Medicare o Medicaid.

La inscripción en los mercados de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio disminuyó ligeramente en 2018 por segundo año consecutivo, con aproximadamente 8.4 millones de estadounidenses que se inscribieron para recibir cobertura en los mercados de seguros administrados por el gobierno federal.

Al recortar el apoyo a los mercados, la administración de Trump también ha respaldado los esfuerzos de varios estados conservadores para recortar Medicaid, en parte imponiendo requisitos de trabajo y haciendo más difícil que los pacientes obtengan cobertura a través del programa de red del gobierno.

Los funcionarios de salud de la administración han descrito estos movimientos como un esfuerzo para hacer que los programas gubernamentales sean más eficientes y hacer que el seguro de salud sea más asequible.

Anuncio

Sin embargo, un creciente cuerpo de evidencia indica que las políticas están teniendo un costo en la cobertura.

Un estudio reciente realizado por el Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown encontró que la cantidad de niños en los Estados Unidos sin seguro de salud aumentó en 2018 por primera vez en más de una década.

La nueva encuesta de Gallup encontró que las mayores pérdidas de cobertura en los últimos años han sido entre mujeres, personas que viven en hogares con ingresos anuales de menos de $ 48,000 y adultos jóvenes menores de 35 años.

Más del 21% de los adultos menores de 35 años ahora carecen de seguro de salud, según la encuesta de Gallup, casi 5 puntos porcentuales en los últimos dos años.

La creciente tasa de personas sin seguro ahora está impulsando las crecientes llamadas de los demócratas de todo el país para que se tomen medidas más agresivas para ayudar a las personas a acceder a la cobertura, incluida la apertura de los programas gubernamentales existentes de Medicaid y Medicare a más estadounidenses.

Los líderes estatales, incluido el nuevo gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, también están impulsando nuevas iniciativas para ampliar la cobertura, en parte para contrarrestar los continuos ataques del gobierno de Trump a la ley de salud de 2010.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio