Share
Vida y Estilo

Los parques nacionales podrían usar el cobro de tarifa para financiar las labores de limpieza

parques

Las numerosas formaciones de granito del Parque Nacional Joshua Tree lo convierten en un destino popular para escaladores y otros. Los visitantes están aprovechando la entrada gratuita.

 

(l)

A medida que continúa el cierre parcial del gobierno federal, el Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés) dice que utilizará los fondos destinados a futuros proyectos para limpiar desastres como los que se informaron recientemente en los parques nacionales de Yosemite y Joshua Tree.

Nadie ha dicho todavía qué parques tendrían prioridad o cuándo. El plan ha sido despreciado por los críticos que dicen que las leyes que rigen las tarifas de los parques no fueron diseñadas con este uso en mente.

Pero otros se alegraron con la perspectiva de parques más limpios después de días de acumulación de basura y desechos humanos.

P. Daniel Smith, subdirector del Servicio de Parques Nacionales, planteó el tema en una declaración que describe cómo la agencia podría usar el dinero de la entrada, el campamento, el estacionamiento y otros programas.

Anuncio

“En los próximos días, el NPS comenzará a utilizar estos fondos para limpiar la basura que se ha acumulado en numerosos parques, limpiar y mantener los baños, traer guardabosques adicionales a la ley a los parques para patrullar áreas accesibles y restaurar accesibilidad a áreas que normalmente serían accesibles en esta época del año”, dijo Smith el domingo 6 de enero.

El servicio de parques solo podrá abrir parcialmente algunos parques, dijo, dejando muchos cerrados. Smith dijo que la idea había sido aprobada por la Oficina del Procurador en el Departamento del Interior. Pero no dio detalles, ni hizo ningún seguimiento el lunes por la mañana.

Hasta el momento, “no podemos especular ni proporcionar información sobre qué parques se verán afectados por el plan de contingencia revisado”, dijo el lunes el portavoz de la NPS, Mike Litterst.

Litterst informó que los parques estaban contando sus tarifas y midiendo sus necesidades y recursos. Habrá más información “en los próximos dos días”, agregó.

Anuncio

Los críticos de la medida incluyen a la representante Betty McCollum (D-Minnesota), quien le dijo al Washington Post que el Departamento del Interior, que controla el Servicio de Parques Nacionales, “es muy probable que esté violando la ley de apropiaciones” con este plan.

Otra disidencia vino de la presidenta de la Asociación de Conservación de Parques Nacionales, Theresa Pierno, quien acusó a la administración de “robar” el sistema de parques para mantener a flote sus destinos más populares.

En circunstancias normales, los parques nacionales que cobran tarifas de entrada mantienen el 80% de esos ingresos para cubrir sus costos; el otro 20% se distribuye en todo el sistema de parques, incluidos cientos de unidades de parques que no tienen tarifas de entrada.

El retraso acumulado en el trabajo de mantenimiento estimado del sistema antes de que comenzara el cierre el 22 de diciembre era de $11.6 mil millones. Desde que comenzó el cierre, ningún parque ha estado cobrando tarifas de entrada y la mayoría de los empleados de los parques no están trabajando.

En su declaración del domingo, Smith señaló que en todo el país, las concesionarias de parques, las agencias gubernamentales y varias organizaciones sin fines de lucro habían ayudado a que 40 parques permanecieran abiertos, al menos en parte, al proporcionar más bienes y servicios por un valor de más de $2 millones.

Mientras tanto, en Yosemite y Joshua, dos de los parques más visitados de California, los voluntarios y los concesionarios han hecho muchos esfuerzos para limitar los daños, pero los visitantes han informado sobre muchos problemas de desechos humanos y otros problemas de saneamiento.

En Yosemite, donde llegó una tormenta de invierno durante el fin de semana, muchas instalaciones de parques administradas por concesionarios permanecen abiertas. Pero el servicio de parques el 5 de enero cerró los senderos de John Muir y Mist hasta Vernal y Nevada Falls, así como Tuolumne y Merced Grove. El servicio de parques citó “razones de seguridad y desechos humanos”.

Joshua Tree, también, permanece abierto, pero se cerrará a los visitantes el jueves 10 a las 8 a.m. debido a daños en áreas naturales. Los campamentos habían estado cerrados a las pernoctaciones desde el 2 de enero debido a problemas de saneamiento a medida que los inodoros de la bóveda del parque se acercaban a su capacidad.

Anuncio

El fin de semana del Día de Martin Luther King Jr., que se realizará del 19 al 21 de enero, tradicionalmente atrae multitudes más grandes de lo habitual. Los sitios web de los parques tienen información mínima y se debe tener en cuenta que no se están actualizando, pero vale la pena revisarlos.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio