Anuncio
Share
Vida y Estilo

¿Qué es más inteligente, ahorrar para la jubilación o pagar primero todas las deudas?

deudas

Estudiantes de la Universidad de Washington, en St. Louis, arrastran un grillete simulado, que representa los $1.4 billones de una deuda estudiantil excepcional (Paul J. Richards / AFP / Getty Images).

(Getty Images)

Querida Liz: Me gradué de la universidad en mayo y comencé a trabajar a tiempo completo en octubre último, con un salario de $36,000. También hago trabajos independientes y recibo entre $500 y $1,000 por mes de ello. Vivo en casa, y no tengo que pagar la renta ni los comestibles, lo cual realmente ayuda. Actualmente, tengo poco más de $18,800 en préstamos estudiantiles, a una tasa de interés promedio del 4.45%. También he abierto una cuenta IRA Roth.

Actualmente, mi plan es aportar $500 al mes a mi cuenta IRA para maximizarla, y pagar $700 mensuales por mis préstamos estudiantiles, para poder terminar con ellos rápidamente. ¿O sería mejor no pensar en la cuenta Roth y destinar esos $500 adicionales a mis préstamos estudiantiles? De esa manera, estaría libre de deudas cuando me mude de la casa de mis padres, el próximo año.

El mercado de valores no ha hecho más que caer desde que abrí mi cuenta y, según lo que leo, también podría ocurrir lo mismo este año. Pero también he leído que es bueno seguir contribuyendo constantemente a una IRA cuando la deuda personal no tiene un alto interés, para obtener las recompensas de los rendimientos compuestos.

Respuesta: En general, es una buena idea comenzar el hábito de ahorrar para la jubilación antes de tiempo y no detenerse. El comportamiento del mercado ahora no importa. Lo que debe preocuparte es lo que haga el mercado en las próximas cuatro o cinco décadas, y la historia muestra que las acciones superan a todas las demás clases de inversión, con el tiempo.

Anuncio

Los $6,000 que contribuyas este año podrían aumentar a alrededor de $100,000 para cuando cumplas 60 años, si administras un rendimiento promedio anual de alrededor del 7% (el promedio a largo plazo del mercado de valores está cerca del 8%). Y las IRA Roth son una excelente manera de invertir, porque los retiros están libres de impuestos en la jubilación.

Dicho esto, la otra opción tampoco es una mala idea. No planteas posponer los ahorros de la jubilación durante años mientras paga las deudas con una tasa de interés relativamente baja, lo cual claramente sería una mala idea. En cambio, lo que pierdes es la oportunidad de financiar una cuenta Roth durante un año. Esa es una oportunidad que no puedes recuperar, pero podrías financiar completamente la Roth el próximo año, y tal vez utilizar parte de tu dinero del trabajo independiente para financiar una SEP IRA o un 401 (k) también.

Cualquier caso suena bien.

::

Anuncio

Reclamar la Seguridad Social puede volverse complicado

Querida Liz: Tengo 63 años; nací en noviembre de 1955. Mi esposo y yo nos divorciamos hace cinco años, después de 37 años de matrimonio. Trabajo a tiempo completo y planeo continuar al menos hasta los 70 años. ¿Soy elegible para solicitar prestaciones restringidas del Seguro Social de mi exesposo cuando cumpla 66 años, y luego cambiar a mi beneficio máximo a los 70 años? Él siempre ganó mucho más dinero que yo, y estoy confundida acerca de si califico para alguna de sus prestaciones del Seguro Social.

Respuesta: No eres elegible para presentar una solicitud restringida de beneficios conyugales, lo cual te permitiría reclamar una prestación con base en el beneficio de un esposo o exesposo, mientras permites que tus propias prestaciones crezcan. El Congreso eliminó la opción de solicitud restringida para las personas nacidas a partir del 2 de enero de 1954. En cambio, cuando solicites beneficios, se “considerará" que pides tanto tu propia prestación de jubilación y cualquier beneficio conyugal o de divorciada para el cual podrías tener derecho, y esencialmente obtendrás el mayor de los dos. No puedes modificar esto más tarde.

Algo para tener en cuenta: aunque tu propio beneficio puede crecer un 8% cada año que esperes, entre los 66 y los 70 años, las prestaciones del cónyuge no obtienen tales créditos de jubilación retrasada. En otras palabras, no hay incentivo para que esperes más allá de los 66 años para reclamar el Seguro Social si el beneficio conyugal será el mayor de los dos que podrías recibir.

Las reglas para pedir la Seguridad Social pueden ser complicadas. Si no tienes un asesor financiero de confianza y bien versado en las estrategias, considera invertir alrededor de $40 en un servicio como MaximizeMySocialSecurity.com, que puede analizar tu situación particular y sugerir la opción más inteligente.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio