Advertisement

Padres de familia tienen una petición para el nuevo superintendente del LAUSD: pregúntenle a nuestros hijos que es lo que ellos necesitan

Como parte de una nueve serie de videos, el equipo de Educación es Importante está hablando con los padres de familia y con los estudiantes a través de Los Ángeles para aprender sobre lo que ellos esperan de sus escuelas y de las personas que las dirigen.

Durante la primera semana hablamos con las madres Esperanza Mejía y Lourdes Vazquez, quienes son amigas, viven en Pico- Union. Las dos madres y sus hijos hablaron sobre lo que a ellas les gustaría que la Junta de Educación del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles considerara en su búsqueda de un nuevo superintendente.

Advertisement

Esperanza Mejía tienen tres niños. Los más jóvenes, Brenda y Oscar tienen 16 y 14 años respectivamente, están en distintas preparatorias dentro del Complejo de Aprendizaje Miguel Contreras, un campus con cuatro escuelas, cada una con enfoque en una distinta carrera.

Brenda es una estudiante junior del 11 avo. grado en la Escuela de Estudios Globales y Oscar es un freshman del 9no. grado en la Escuela de Negocios y Turismo.

Mejía quiere ver clases más chicas para sus hijos, porque algunos de los salones tienen más de 40 estudiantes. "Necesitan al menos dos maestros por salón de clases", dijo Mejía en su idioma,-el español-, "Si tienen 40 estudiantes, entonces ellos necesitan dos maestros por salón de clases".

Lourdes Vazquez es la mamá de Kevin y Emily Castro, de 16 y 9 años respectivamente.

Ella y su hijo piensan que un superintendente debe estar más involucrado de lo que estuvo el ex jefe de las escuelas John Deasy, y que la junta escolar debe asegurarse que las comunidades de bajos ingresos tengan los recursos que necesitan.

Kevin, un estudiante de Franklin High School, no puede acordarse del último superintendente porque nunca tuvo la oportunidad de conocer a Deasy o de compartir sus preocupaciones.

"Tal vez si el superintendente viene a nuestras escuelas y nos habla y lo conocemos", dijo Kevin Castro, "tal vez eso podría ayudar".

Por ejemplo, ellos dicen que a principios de agosto antes de iniciar el nuevo año escolar el aire acondicionado en Franklin no trabajaba.

Shannon Haber, vocera del LAUSD, dijo que el año pasado había un problema con el aire acondicionado, pero para el primer día de clases ya estaba trabajando. Añadió que el martes llevaron a un ajustador para asegurarse de que no hubiera ningún problema.

Encuentra a Sonali Kohli en Twitter @sonali_kohli o vía email en

Traducción por Diana Cervantes

Advertisement
Advertisement