Advertisement

Arne Duncan: La falta de recursos para las materias de ciencia y tecnología y cómo resolverlo

Al Oeste de Los Ángeles, hay una escuela en donde el código de los alumnos de octavo grado es construir sitios de internet, desarrollar proyectos empresariales y utilizar software de juegos para diseñar soluciones y salvar a las especies locales en peligro de extinción.

En la incubadora escolar, los maestros aprovechan la tecnología para confeccionar el aprendizaje individual de los estudiantes y monitorear su progreso hacia los estándares académicos más exigentes. Los estudiantes regularmente participan en un laboratorio de diseño en el cual estudian ciencias y terminan proyectos basados en sus intereses y pasiones personales.

Advertisement

Instrucción de alta calidad en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, materias mejor conocidas como STEM,- pueden dar a los estudiantes una visión más amplia del mundo. Cuando los estudiantes, como esos en la incubadora escolar- se comprometen en el aprendizaje práctico de STEM, no solo están adquiriendo conocimiento sobre la materia.

Están desarrollando una mentalidad que afirma que pueden utilizar la investigación y su propia lógica para llegar a nuevas conclusiones y hacer frente a problemas más difíciles.

Si queremos que nuestros niños se conviertan en científicos, investigadores, educadores y empresarios que darán solución a nuestros desafíos más urgentes y si queremos que nuestra nación siga siendo líder global en innovación debemos asegurarnos de que todos nuestros estudiantes tengan acceso al aprendizaje de las materias de STEM y que sean capacitados por maestros talentosos y con conocimiento en estos campos.

Sin embargo, en todo el país hay disparidades en el acceso de los estudiantes a la gama completa de ciencias y matemáticas incluyendo materias como algebra, geometría, biología y física. Nacionalmente mientras el 71% de los estudiantes blancos de preparatoria tienen acceso a toda la gama de materias, -con frecuencia requeridas para la admisión a la universidad-, solo dos terceras partes de los estudiantes latinos y poco más de la mitad de los estudiantes negros tienen acceso a ellas.

Esta situación es el resultado de una combinación de pocos maestros calificados en matemáticas y ciencia, lo cual afecta desproporcionadamente a las escuelas que sirven a estudiantes de minorías y de bajos ingresos. En California la poca cantidad de maestros en matemáticas, ciencia y computación ha persistido durante más de una década. Este año escolar, los distritos escolares de California necesitan llenar más de 21,000 posiciones de maestros, muchas de ellas en las materias de STEM.

Todo esto llega en un momento en el que Estados Unidos debe mantenerse a la vanguardia para poder contender con los competidores internacionales- actualmente ocupa la posición 29 en matemáticas y el lugar 22 en ciencia entre las naciones industrializadas.

A pesar de estos desafíos, soy optimista sobre el futuro en la enseñanza y aprendizaje de STEM en California y en el país.

El Distrito Escolar Elemental Galt Joint Union en el condado de Sacramento representa un ejemplo de aliento. A través de una competencia federal por conseguir el bono más alto del distrito, Galt Joint Union está aumentando su acceso a STEM, con clubes para después de escuela que ofrecen cursos virtuales en materias como ingeniería mecánica. En la escuela primaria River Oaks, no es poco común ver a los niños trabajando juntos para diseñar y programar un robot. Estos esfuerzos han logrado incrementar el compromiso de los estudiantes en STEM, y ha preparado a Galt Join Union para ser uno de los ocho distritos escolares en California que trabajan en la implementación de los estándares de ciencia de la próxima generación.

Para inspirar y preparar a más estudiantes para la excelencia en STEM y construir una base solida de maestros en estas disciplinas, necesitamos nuevas formas de acercarnos a la educación STEM, y nuestros esfuerzos deben involucrar a todos: estados, distritos, escuelas, programadores de tecnología, maestros y a nuestros mejores científicos, matemáticos e ingenieros, todos tienen un rol que desempeñar.

En el nivel federal, la campaña Educar para Innovar del presidente Obama ha dado como resultado más de mil millones de dólares en ayuda financiera y en apoyo a los programas de STEM, los fondos provienen de corporaciones, filántropos, universidades y una serie de grupos de interés. Más de 230 organizaciones se han unido a través del 100Kin10, respondiendo a la llamada del presidente para reclutar y formar a 100, 000 excelentes profesores de STEM en la próxima década.

Cuatro de los más grandes clubes de desarrollo juvenil, Boys and Girls de América Girls, Inc., YMCA y el Concejo Nacional 4-H- establecieron una colaboración para encender el interés de los grupos tradicionalmente subrepresentados en STEM. Esta asociación proporcionará a los estudiantes de bajos ingresos, minorías y a las jóvenes, acceso a laboratorios móviles de STEM, exposiciones de ciencia y campamentos de verano con temática en STEM.

También está la promesa de que los centros en línea, como el 'Connectory', están ayudando a maestros y padres a encontrar programas y actividades de ciencia y tecnología para los niños en sus comunidades.

Necesitamos más iniciativas como ésta, para mover a los estudiantes, maestros y a nuestra nación hasta la parte superior de las ciencias y las matemáticas. Este trabajo debe comenzar temprano; es fundamental. Para inspirar a los niños, se debe comenzar desde el preescolar, y convertirse en aprendices de STEM para toda la vida.

Necesitamos más modelos de conducta como el de Isis Wenger, una ingeniero en una empresa de tecnología con sede en San Francisco, quien, a través de su campaña #ILookLikeAnEngineer, rompe con los estereotipos de que no se puede tener éxito en las industrias de STEM.

Advertisement

Con el inicio de este nuevo año escolar, estoy seguro de que el trabajo conjunto y en todos los sectores, que puede comprometerse a la conexión de todos los estudiantes al fuerte aprendizaje STEM y grandes maestros que no sólo empujan a nuestros jóvenes a explorar y comprender el mundo, sino también construir la capacidad de cambiar para ser mejores.

Arne Duncan es el Secretario de Educación de Estados Unidos.

Siga la sección de Opinión en Twitter @latimesopinion y en Facebook.

Advertisement

Traducción Diana Cervantes.

Advertisement
Advertisement