Advertisement

Magic Johnson y Rob Pelinka dicen que el descanso del verano no será de vida o muerte para Lakers  

Magic Johnson y Rob Pelinka dicen que el descanso del verano no será de vida o muerte para Lakers  
Magic Johnson y Rob Pelinka (der.). (Nick Ut / AP)

No habrá pánico en la oficina de los Lakers este verano, ni urgencia para forzar que las cosas sucedan, tampoco invertirán solamente por invertir.

Ese es el mensaje que llegó del presidente de operaciones de básquetbol de los Lakers, Magic Johnson, y el gerente general, Rob Pelinka, el viernes 13 de abril por la mañana, mientras hablaban con reporteros por una última ocasión antes de meterse en el tema del descanso de verano.

Advertisement

"No vemos a julio de 2018 como algo que ponga a prueba nuestro éxito", dijo Pelinka. "Creo que hay un tema, una estrategia que no va a ser definida solamente por un momento".

Johnson no habló mucho de la agencia libre.

Advertisement

"Me siento cómodo con Rob al traer a alguien a un cuarto y que le hablemos de venir al equipo y jugar con los Lakers", dijo Johnson.

Cuando Johnson y Pelinka llegaron a la oficina de los Lakers, agarraron a un equipo con serias limitaciones debido al tope salarial y sin selecciones del draft que podrían aliviar algo del dolor.

Uno de los primeros movimientos de Johnson y Pelinka en el verano pasado fue canjear a Timofey Mozgov y su salario de $ 16 milliones por año, junto a D'Angelo Russell, quien no había estado jugando bien pero que era uno de los mejores anotadores del equipo.

Luego los Lakers canjearon a Jordan Clarkson y a Larry Nance Jr., un movimiento estrictamente de números. El contrato de Clarkson dejó libre $ 26 millones en las siguientes dos temporadas. Pero fue también un movimiento difícil que hizo que Pelinka se sintiera mareado, al perder a dos jugadores que habían crecido en la franquicia y que trabajaban para dar todo lo que les pidieran los Lakers.

Advertisement

Lo que complicó aún más las cosas este verano fue que Randle comenzó a ser en un jugador muy valioso para los Lakers.

"Es obviamente que sí, obviamente que me gustaría tener a Julius de regreso el próximo año", dijo el entrenador de los Lakers, Luke Walton. "Hay otros factores que entran en juego, pero desde el punto de vista de un entrenador, claro que me encantaría tener de regreso a Julius".

Johnson no entretiene la idea de canjear su actual raíz de jugadores jóvenes- los novatos Ball, Kyle Kuzma, Josh Hart o el atacante Brandon Ingram- en caso de que se dé la oportunidad.

"No vamos a hablar de eso", dijo Johnson sin esperar que la pregunta terminara. "No vamos a hablar de eso".

Uno también debe de considerar si a los agentes libres disponibles les gustaría unirse a los Lakers. De todas formas, James tomará el movimiento que tenga más sentido para él. George ha querido integrarse a los Lakers, pero podría cambiar de opinión dependiendo de lo que suceda con Oklahoma City.

Los Lakers han tenido planes similares en el pasado. Como cuando Jim Buss y Mitch Kupchack tenían el equipo y dejaron libre un poco de su tope salarial en busca de grandes agentes libres.

Pero año tras año, no pudieron. Dwight Howard se fue. LaMarcus Aldridge no estaba interesado. Kevin Durant no aceptó una junta con los directivos. Con el esperado aumento del tope salarial, firmaron a Deng y Mozgov en contratos que no solamente sorprendieron por la cantidad de dinero pero también la cantidad de años, pues la mayoría de los equipos no estaban extendiendo contratos de cuatro años.

Johnson no comparó sus planes a los planes del pasado, pero dijo que estaba seguro de algo: "No vamos a desperdiciar dinero solamente por firmar a alguien. No vamos a hacer eso".

Advertisement
Advertisement
Advertisement