Advertisement

El joven que mató a 17 personas en una escuela, visitó un Subway y un McDonald's después de la masacre

El joven que mató a 17 personas en una escuela, visitó un Subway y un McDonald's después de la masacre
Nikolas Cruz (cárcel del condado de Broward / Associated Press) (Associated Press)

Nikolas Cruz, el estudiante expulsado acusado de matar a 17 personas en su antigua escuela secundaria del sur de Florida, abandonó la escena de la masacre y visitó un cercano restaurante Subway y un McDonald's, dijo el sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

Israel dijo que Cruz, de 19 años, compró una bebida en Subway y "se sentó durante un momento" en el McDonald's antes de partir. Aproximadamente 40 minutos más tarde, fue arrestado por la policía en la cercana ciudad de Coral Springs, donde había comprado el rifle AR-15 utilizado en los asesinatos, dijo Israel.

Advertisement

"Fue detenido sin incidentes", agregó.

Los últimos resultados de la investigación muestran una imagen de un hombre armado que parecía tranquilo después de uno de los tiroteos masivos más mortíferos en la historia moderna de los EE. UU. La abogada de Cruz, Melissa McNeil, dijo que parecía estar "completamente al tanto de lo que estaba pasando". Pero ella dijo que tenía antecedentes problemáticos y poco apoyo personal antes del ataque.

Advertisement

Un juez de la corte de distrito ordenó que Cruz fuera detenido sin fianza, ya que fue acusado de 17 cargos de asesinato premeditado.

Cruz apareció por video, en untraje naranja y con la cabeza ligeramente inclinada, para sua audiencia inicial en la corte del condado de Broward.

Entrenamiento extremista

El estudiante acusado de matar a 17 personas había entrenado con una milicia nacionalista blanca en el estado, participando en simulacros paramilitares en Tallahassee, según nuevos detalles que surgieron el jueves en la investigación sobre el tiroteo.

Advertisement

Un representante de la milicia de la República de Florida dijo a los investigadores de la Liga Anti-Difamación que el sospechoso de disparar, Nikolas Cruz, de 19 años, había sido "criado" en el grupo por uno de sus miembros, dijo la organización sin fines de lucro en un blog.

La República de Florida se autodenomina "una organización blanca de derechos civiles que lucha por una política de identidad de la raza blanca". En su sitio web agrega que "sus objetivos actuales a corto plazo son ocupar llegar a zonas urbanas para reclutar jóvenes blancos en busca de "la creación definitiva de un estado blanco".

Un video de entrenamiento que el grupo publicó en línea muestra a miembros practicando maniobras militares con vestimenta de camuflaje y saludándose mutuamente, junto con música que dice: "Me llaman nazi / y estoy orgulloso de ello".

El representante del grupo, Jordan Jereb, dijo a The Associated Press que no conocía a Cruz personalmente y que el grupo no tenía conocimiento de sus planes para el ataque violento. "El es el único responsable de lo que acaba de hacer", dijo Jereb.

Jereb agregó que entendía que Cruz había tenido "problemas con una niña" y que creía que el momento del ataque, llevado a cabo el día de San Valentín, no era una coincidencia.

No lo detectaron

La revelación surgió cuando los investigadores recorrían las publicaciones de medios sociales de Cruz en busca de posibles motivos o señales de advertencia del ataque.

Varias cuentas de redes sociales con el nombre de Cruz mostraban a un joven fascinado por las armas que parecían indicar sus intenciones de atacar una escuela mucho antes del evento.

Advertisement

Hace nueve meses, un usuario de YouTube con el nombre "nikolas cruz" dejó un comentario en un documental de Discovery UK sobre el pistolero en el tiroteo en la torre de la Universidad de Texas en 1966. El usuario escribió debajo del video de YouTube: "Voy a [hacer] lo que él hizo".

Otros comentarios anteriores en YouTube con el nombre de Cruz incluyeron un post en septiembre, que decía: "Voy a ser un tirador escolar profesional".

En una conferencia de prensa en Florida, Robert Lasky, el agente especial del FBI a cargo, confirmó que el FBI había investigado ese comentario. Pero dijo que la agencia no pudo identificar a la persona en cuestión.

Sin derecho a fianza

Nikolas Cruz, fue acusado el jueves de 17 cargos de homicidio premeditado al tiempo que toda la comunidad enfrentaba la pena y el horror luego de un tiroteo en una escuela, el más mortífero en más de cinco años.

Con nuevos detalles que surgen sobre el pasado problemático de un ex estudiante de 19 años, el presidente Trump tuiteó un llamado a la vigilancia pública.

"Tantas señales de que el tirador de Florida sufría una perturbación mental", escribió el presidente en Twitter. "Los vecinos y compañeros de clase sabían que era un gran problema. ¡Siempre deben informar tales casos a las autoridades, una y otra vez!"

Las autoridades peinaron la Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, un suburbio de Fort Lauderdale, para obtener más pistas, esforzándose por reconstruir la caótica y letal serie de eventos que se desarrollaron el miércoles cuando el tirador acechó en los pasillos y aulas con un arma semiautomática AR-15.

Al igual que durante muchos ataques masivos en la historia reciente de los Estados Unidos, este fue documentado por videos temblorosos de teléfonos celulares y textos desesperados enviados por aquellos que temían por sus vidas.

David Hogg, de 17 años, jefe de la estación de televisión estudiantil WMSD, dijo que comenzó a grabar videos de estudiantes mientras estaban atrincherados dentro de un aula, "en caso de que muriéramos".

"No sabía si alguno de nosotros saldría vivo", dijo mientras se paraba frente a los patrulleros y grababa imagenes de la escuela cerrada.

Muchos problemas

Después de que la madre de Cruz, Lynda Cruz, muriera el 1 de noviembre, Nikolas y su hermano se quedaron con amigos de la familia en Lake Worth, en el condado de Palm Beach. Infeliz en esa casa, Cruz le preguntó a un antiguo compañero de clase si podría mudarse con él y su familia. Había vivido con ellos en el noroeste del condado de Broward, a unos cinco kilómetros de la escuela, desde Acción de Gracias.

"Estaba un poco deprimido porque su madre acababa de morir, pero parecía estar saliendo de eso y mejorando", dijo Jim Lewis, un abogado que representa a la familia.

Cruz había conseguido un trabajo en una tienda de Dollar Tree, e iba a la escuela en el centro de educación para adultos para obtener su GED, dijo Lewis.

Cruz, quien se sometió a horas de interrogatorio por parte de las autoridades federales y estatales antes de ser acusado la madrugada del jueves, comparecería ante un juez ese mismo día. Fue detenido el miércoles en las cercanías de Coral Springs aproximadamente una hora después del tiroteo, tras haberse escabullido entre otros estudiantes después del ataque.

Las imágenes de estudiantes tratando de salir de la escuela en largas colas con las manos sobre la cabeza y de padres aterrorizados que lloran mientras esperan noticias, han tomado una familiaridad adormecedora en un país que ha visto tales escenas en casi cada esquina.

Las autoridades describieron la imagen de un pistolero que planeó metódicamente el ataque, equipándose con una máscara de gas y granadas de humo. Quienes conocieron a Cruz (antiguos compañeros de clase, vecinos, conocidos) lo describieron como una figura excéntrica y, a veces, amenazante. Las publicaciones en redes sociales de él mostraban una fascinación por las armas.

Advertisement

Los ex vecinos, de la época en que la madre de Cruz estaba viva, le dijeron al Sun-Sentinel que la policía era llamada con frecuencia a la casa familiar por las quejas de vecinos, que incluían acoso y amenazas contra los que vivían cerca.

La masacre del miércoles dejó la mayor cantidad de muertos en un tiroteo en una escuela desde la masacre de Sandy Hook Elementary School en Newtown, Connecticut, que mató a 26 personas, 20 de ellas de primer grado. Al igual que muchos ataques desde entonces, este parecía apuntar a los estudiantes junto con los maestros y el personal.

Las autoridades estaban investigando las circunstancias en que Cruz adquirió el arma. The Associated Press citó a un oficial que dijo que el rifle AR-15 fue comprado legalmente hace aproximadamente un año. Según la ley federal, dichas armas pueden ser compradas legalmente por personas mayores de 18 años.

El distrito escolar del condado de Broward comenzó a ofrecer consejería de duelo para los estudiantes, el personal y otras personas afectadas por el tiroteo. Se recibieron numerosos mensajes, incluido un telegrama del Papa Francisco, enviado a la arquidiócesis de Miami, en el cual el pontífice dijo que estaba "profundamente entristecido".

En la mayoría de los países hay un gran desconcierto por el sombrío fenómeno de los tiroteos escolares que ocurren regularmente en Estados Unidos y que son prácticamente desconocidos entre las naciones desarrolladas.

El programa de fútbol de la escuela tuiteó que Aaron Feis, un entrenador asistente que también trabajaba como guardia de seguridad, había sido asesinado cuando intentaba proteger a los estudiantes. Feis se graduó de la escuela en 1999. "Murió como un héroe", dijo el tweet. "Siempre estará en nuestros corazones y recuerdos".

Hogg, de la estación de televisión estudiantil, dijo que uno de los héroes del día era un conserje que no conocía y que lo hizo volver a él y a otros estudiantes que huían y los llevó a un aula con la ayuda de un maestro. "Salvaron nuestras vidas", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement