Advertisement

El huracán María cobró 1,139 vidas en Puerto Rico y sus efectos aún persisten

El huracán María cobró 1,139 vidas en Puerto Rico y sus efectos aún persisten
Heriberto Riveiro pasa la tumba de Leohermanijildo Cotte, cuya muerte fue atribuida al huracán María, que dejó sin energía su bomba de oxígeno (Carolyn Cole / Los Angeles Times). (Los Angeles Times)

Ha pasado casi un año desde que el huracán María pasó por Puerto Rico, azotando ese territorio de EE.UU. con fuertes lluvias, inundaciones repentinas y vientos que soplaron hasta las 155 mph. Oficialmente, el número de muertos ascendió a 64. Pero un nuevo informe estima que fueron 1,139 personas las que perdieron la vida como resultado de la tormenta clasificada como de categoría 4.

La cifra, publicada el 9 de agosto en una publicación de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA por sus siglas en inglés), se basa en datos de mortalidad del sistema de estadísticas vitales de Puerto Rico que no estaban disponibles anteriormente.

Advertisement

El número es una de las estimaciones más altas de muertes relacionadas con huracanes que surgieron desde que comenzó la tormenta, el 20 de septiembre de 2017, y está dentro del rango reportado en mayo de 2018 por un equipo de la Escuela de Salud Pública Harvard T. H. Chan. Su conclusión, basada en entrevistas cara a cara de casi 3,300 residentes puertorriqueños, fue que entre 793 y 8,498 personas murieron como resultado de la tormenta, con 4,645 en el medio de ese rango.

Algunos fallecimientos fueron consecuencia directa del huracán María, incluidos los de los residentes que se ahogaron en las calles inundadas o que resultaron aplastados en edificios que se derrumbaron. Otras muertes ocurrieron días o semanas después, cuando los pacientes se vieron obligados a dejar de tomar medicamentos necesarios, perdieron acceso a equipos como máquinas de diálisis o no pudieron llamar a una ambulancia después de una emergencia tratable, mientras Puerto Rico luchaba por recuperarse de la catástrofe.

Advertisement

Para el nuevo estudio publicado en JAMA, el demógrafo Alexis Santos-Lozada, de la Universidad Estatal de Pensilvania, y el investigador Jeffrey Howard, de la Universidad de Texas en San Antonio, examinaron los recuentos oficiales de decesos en Puerto Rico entre enero de 2010 y diciembre de 2017.

Primero, la dupla se enfocó en los siete años previos al huracán, para determinar el número de muertes de referencia para cada mes del año. Luego promediaron las cifras de 2010 a 2016 y obtuvieron un rango con un 95% de probabilidades de incluir el número real de mortalidad.

Después, para cada mes, compararon ese rango con el número de fallecimientos en 2017.

Para todos los meses entre enero y agosto, el conteo de muertes de 2017 estuvo en línea con los promedios de los siete años anteriores. En cuatro meses (enero, abril, mayo y junio) la cifra de 2017 fue ligeramente superior a la media, y en otros cuatro (febrero, marzo, julio y agosto) fue ligeramente inferior. Pero en todos esos casos, el recuento de 2017 estuvo dentro del rango histórico.

Advertisement

Ello cambió en septiembre, cuando el huracán María tocó tierra.

Entre 2010 y 2016, el número de fallecidos en septiembre en Puerto Rico fue de entre 2,297 y 2,469. En 2017, ascendió a 2,928, según el sistema de estadísticas vitales.

Para ser conservadores, Santos-Lozada y Howard compararon la cifra de 2017 con el número más alto en el rango de años anteriores. Eso les dio un cálculo de 459 "muertes excesivas" en el mes que azotó el huracán.

Utilizando el mismo método, estimaron que hubo 564 muertes adicionales en octubre y 116 en noviembre. Pero en diciembre, el recuento de decesos de 2017 (2,820) volvió al rango histórico (entre 2,543 y 2,824).

En total, el exceso de fallecimientos de septiembre a noviembre ascendió a 1,139.

Una mujer agrega zapatos a una exhibición conmemorativa que representa a las víctimas del huracán, en el capitolio puertorriqueño (Ramón Espinosa / Associated Press).
Una mujer agrega zapatos a una exhibición conmemorativa que representa a las víctimas del huracán, en el capitolio puertorriqueño (Ramón Espinosa / Associated Press). (Associated Press)

Los investigadores habían calculado previamente que alrededor de 1,085 puertorriqueños perecieron como resultado del huracán María. Esa cifra se basó en los datos oficiales de mortalidad hasta octubre de 2017.

La información adicional sugiere que la última muerte en el territorio relacionada con el huracán ocurrió en noviembre. Pero no hay forma de saberlo con certeza hasta que el gobierno puertorriqueño dé a conocer más información, expuso Santos-Lozada. "Es posible que algunos decesos ocurrieran en 2018 y que estén asociados de alguna manera con el huracán María, pero no tenemos datos sobre ese asunto y sería irresponsable especular al respecto", aseguró.

Los miembros del equipo de Harvard analizaron los datos oficiales de 2018 y detectaron señales de que los efectos del huracán continuaron hasta bien entrado el año 2018.

Advertisement

Cuando obtuvieron datos diarios de mortalidad (en lugar de mensuales) hasta mayo de 2018, el impacto inmediato del fenómeno quedó claro: durante aproximadamente dos semanas después del 20 de septiembre, hubo entre 25 y 50 muertes adicionales por día, escribió en su blog Rafael Irizarry, experto en bioestadística de Harvard.

Después de hacer ajustes por los efectos de la reducción y el envejecimiento de la población de Puerto Rico, así como por los efectos estacionales sobre la mortalidad, descubrieron que el total de muertos por el huracán María tomó apenas pocos días en llegar a 64.

Sus cálculos mostraron que el número de decesos diarios en exceso siguió aumentando hasta febrero. Para entonces, alrededor de 2,000 puertorriqueños adicionales habían muerto desde que el huracán tocó tierra, afirmó Irizarry.

El gobierno puertorriqueño solicitó a los investigadores de la Universidad George Washington que determinen cuántas personas en el territorio murieron como resultado del huracán. Se estima que ese informe se dará a conocer antes del fin del verano.

Funcionarios gubernamentales indicaron que esperan que el número de fallecidos sea mayor a 64.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement