Advertisement

A tres años del cierre de la planta de Exide, la mayoría de las casas siguen contaminadas con plomo

A tres años del cierre de la planta de Exide, la mayoría de las casas siguen contaminadas con plomo
Axel Vasquez de 7 años, izquierda, y su hermano Neymar, de 5, juegan en el frente de su casa en Percy Street en Boyle Heights. Su patio tiene un nivel de plomo muy elevado, pero no es lo suficientemente alto como para calificar en la lista de prioridades del estado para su limpieza. (Mel Melcon / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Lupe Pérez sabe que el suelo fuera de su apartamento en Boyle Heights está contaminado con plomo. Pero no es fácil prohibirle a su hija de 3 años que juegue en un patio plagado de veneno que puede tener un fuerte efecto en el cerebro.

"Trato de decirle que no toque la tierra ni juegue con ella, pero, pero la va a pisar y va a haber plomo por toda la casa", dijo Pérez. "No puedo mantenerla adentro todo el día".

Advertisement

Como parte de una limpieza del suelo, planificada para miles de propiedades que rodean la planta de reciclaje de baterías Exide Technologies en Vernon, los reguladores estatales detectaron plomo fuera del hogar de Pérez en niveles peligrosos, por encima de 1,000 partes por millón. Casi dos años después, no ha sido limpiado.

Estos problemas son comunes en esta zona del sureste del condado de LA, según datos publicados en marzo por los reguladores de California que llevan a cabo la mayor limpieza de ese tipo en la historia del estado.

Advertisement

Un análisis del Times sobre los datos dados a conocer por el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California, muestra que hogares, escuelas, centros de cuidado infantil y parques son los más afectados por la contaminación por plomo y cuánto tiempo han estado esperando para ser limpiados.

(Los Angeles Times)

También revela qué propiedades no serán tocadas por el plan del estado, que solo limpiará los lugares más contaminados, lo que dejará un patrón en donde cohabitarán propiedades seguras y otras contaminadas que se extenderán a más de 1.7 millas de la planta cerrada.

Décadas de contaminación del aire procedente de las instalaciones de Vernon depositaron plomo en un área que abarca 10,000 propiedades, de acuerdo con los reguladores. Las pruebas muestran que más de 7,500 propiedades exceden el estándar de California para suelo residencial. El estado planea eliminar la contaminación de las 2,500 propiedades que están más contaminadas.

Pero tres años después de que la planta de Exide cerró, solo se han limpiado 270 propiedades, la mayoría hace años. Y mientras las familias esperan, la demora sigue aumentando.

Advertisement

No hay una fecha de inicio para la limpieza que se suponía comenzaría el verano pasado, con $176.6 millones en fondos de contribuyentes.

Los problemas de contratación han ocasionado otro revés al proyecto. Y la administración del gobernador Jerry Brown no se ha comprometido a limpiar las más de 5,000 propiedades restantes con niveles de plomo por encima de lo que los propios estándares del estado consideran seguros.

La paciencia se está agotando entre los 100,000 residentes latinos, la mayoría de la clase trabajadora. Mientras algunos esperan la limpieza que se les prometió, otros no saben si sus patios contaminados con plomo alguna vez calificarán para la limpieza. Por eso es que intentan mantener a los niños dentro, lejos de la tierra, y evitan la jardinería por temor a interactuar con el suelo envenenado.

El plomo es una potente neurotoxina, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Incluso pequeñas cantidades pueden causar problemas de aprendizaje, un coeficiente de inteligencia más bajo y otros problemas permanentes de desarrollo y comportamiento, y los niños pequeños corren el mayor riesgo.

Un análisis del departamento de salud de California encontró que casi 300 niños menores de 6 años, que viven cerca de Exide, tenían niveles elevados de plomo en la sangre en 2012, el último año en que la planta estuvo en pleno funcionamiento.

Pérez dijo que llevó a su hija al médico "y hasta ahora todo está bien, pero a la larga no sé cómo afectará su salud".

Los funcionarios de Control de Sustancias Tóxicas culpan a los contratistas por los retrasos, los requisitos ambientales y el gran alcance del proyecto, pero dijeron que están trabajando lo más rápido posible.

Dónde se encuentran los peores niveles de plomo

Advertisement
(Los Angeles Times)

Los datos recientemente divulgados incluyen fechas y direcciones de los resultados de las pruebas de suelo y la programación para su limpieza, información que el estado protegió del público durante años.

Las mayores tasas de contaminación por plomo se encontraron en Boyle Heights y East Los Ángeles, donde más de un tercio de las propiedades evaluadas tienen niveles de plomo lo suficientemente altos como para calificar para la limpieza, según muestra un análisis del Times.

Dentro de esos vecindarios, hay docenas de cuadras donde más de la mitad de las casas cumplen con los criterios para llevar a cabo labores de limpieza, según muestran los datos de pruebas de suelo. La mayoría se encuentra al norte de la planta Exide, agrupadas a ambos lados de South Indiana Street, que marca el límite entre Boyle Heights y East L.A.

La cuadra 3500 de Percy Street, donde vive Pérez, se encuentra entre las más afectadas.

Los evaluadores encontraron que cada propiedad en esa cuadra tiene suelos contaminados por encima de 80 partes por millón, el nivel en el que el estado recomienda posteriores evaluaciones médicas.

La casa de Pérez es una de media docena de propiedades con niveles por encima del umbral de residuos peligrosos. Más de un cuarto de las propiedades de su calle no califican bajo los criterios del estado.

Para limpiar una propiedad, los trabajadores eliminan la tierra contaminada, la reemplazan con tierra limpia y luego la cubren con césped, granito descompuesto o mantillo. Toma aproximadamente una semana y cuesta $ 45,000 por casa.

Entre los que esperan que la tierra de su patio sea removida en camiones, está Herlinda Savarino, quien protestó para exigir el cierre de la planta de Exide. Hace dos años descubrió que su casa en el Este de Los Ángeles estaba contaminada. Ahora se encuentra entre 10 de las 12 propiedades en la cuadra 1000 de South Alma Avenue seleccionada para la limpieza.

Ella ha dejado de plantar tomates y pimientos para evitar que sus nietos toquen el suelo. Pero teme que los niños en otras partes del vecindario se vean perjudicados por la contaminación. Si se tratara de un área más próspera, la limpieza se habría hecho hace mucho tiempo. Pero dado que es Boyle Heights, East L.A., se toman su tiempo", dijo.

Herlinda Savarino, fuera de su casa en el este de Los Ángeles, se encuentra entre los miles de residentes que esperan que se elimine el suelo contaminado con plomo. Las pruebas estatales hace dos años descubrieron niveles inseguros en su patio. (Wally Skalij / Los Angeles Times)
Herlinda Savarino, fuera de su casa en el este de Los Ángeles, se encuentra entre los miles de residentes que esperan que se elimine el suelo contaminado con plomo. Las pruebas estatales hace dos años descubrieron niveles inseguros en su patio. (Wally Skalij / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Los residentes de más de 5,000 propiedades se encuentran en otra disyuntiva. Sus jardines tienen niveles de plomo por encima de los estándares estatales pero no lo suficientemente altos como para calificar para la limpieza, según el plan actual.

Sin remedio, esas áreas permanecerán por encima del nivel aceptados por California de 80 partes por millón (PPM), un límite establecido por científicos de la salud para proteger a los niños de perder más de un punto de coeficiente intelectual por la exposición al plomo.

El mayor porcentaje de dichas propiedades se encuentra en Commerce y Maywood, donde más del 70% de las propiedades evaluadas superan los 80 ppm, pero no califican, según muestra el análisis de Times.

En el bloque 5000 de Kinsie Street en Commerce, cada área residencial tenía plomo en el suelo entre 80 ppm y 400 ppm, pero ninguna está listada para ser limpiada. "Te sientes impotente", dijo Alba Duran, que vive en la cuadra y se preocupa porque sus hijos y otros en el vecindario están en riesgo.

Advertisement

Un cambio en los planes

La contaminación con plomo cerca de la planta Exide se detectó hace más de cuatro años. Los reguladores estatales permitieron que la fábrica, que fundía baterías de plomo usadas, funcionara con un permiso temporal por más de tres décadas, a pesar de un historial de contaminación del aire y de violaciones de desechos peligrosos.

La limpieza inicial, pagada por Exide, cubrió solo unas 200 propiedades – las más cercanas a la instalación-. Los reguladores estatales en ese momento aplicaron una fórmula más protectora de la salud para seleccionar propiedades para la limpieza, aprobando planes que indicaban que los niveles de plomo de 80 ppm o más en los patios residenciales requerían intervención.

Pero como las pruebas descubrieron posteriormente el suelo contaminado se extendía a través de una zona de 10,000 propiedades y los contribuyentes comenzaron a pagar, los funcionarios cambiaron a una fórmula menos inclusiva que colocaba solo las propiedades más contaminadas y de mayor riesgo en la lista de prioridades para la limpieza.

Westmoreland, la vocera del departamento, dijo en abril que sería un error suponer que "cualquier casa que tenga un nivel entre 80 ppm y 400 ppm requiere limpieza. No es así".

(Los Angeles Times)

Pero un análisis de datos estatales muestra que más de la mitad de las propiedades residenciales alrededor del área en donde se encontraba Exide que ya fueron limpiadas -bajo supervisión estatal- tenían plomo en el suelo en esos niveles: debajo del estándar de 400 ppm de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU.

Bajo el plan actual, las propiedades con esos niveles no califican al menos que sean centros de cuidado infantil.

Los funcionarios estatales dijeron que tenían que cambiar los parámetros en torno a la limpieza a medida que crecía su tamaño. Dicen que su plan garantiza la intervención en las propiedades con los niveles de plomo más altos y el mayor riesgo de exposición.

Dijeron que les gustaría limpiar más patios, pero que requeriría fondos adicionales más allá de los $ 142 millones que quedan.

Los grupos comunitarios y funcionarios de salud del condado que critican el plan quieren que las autoridades seleccionen cuadras enteras para la limpieza en lugar de proceder patio tras patio, un enfoque que consideran poco sistemático e insuficiente para proteger a los residentes.

Jill Johnston, profesora de medicina preventiva en la USC que revisó los resultados del muestreo, dijo que muestran altos niveles de contaminación por plomo tan extendidos "que este enfoque realmente no tiene sentido".

"Tales niveles de plomo representan un riesgo para la salud de las comunidades, particularmente para los niños, y continuarán causando daños hasta que se limpie la tierra", dijo Johnston.

Una demora en la contratación

El último obstaculo en el proyecto ocurrió en febrero, cuando fracasó un contrato de 117 millones de dólares con la empresa seleccionada para limpiar el plomo de las 2,500 propiedades más contaminadas.

Los funcionarios de sustancias tóxicas culparon a Environmental Quality Management Inc., con sede en Cincinnati, la empresa que presentó la oferta ganadora por dos años de trabajo de limpieza. El estado le otorgó a la firma el contrato en diciembre de 2017, pero terminó las negociaciones con la compañía después de dos meses.

"No creemos que puedan llevar a cabo el contrato y el trabajo de limpieza para proteger a las comunidades", dijo Barbara Lee, directora del Departamento de Control de Sustancias Tóxicas en una reunión de la comunidad en Huntington Park en febrero de 2018.

Environmental Quality Management se negó a hacer comentarios, pero en una carta del 26 de febrero dice que el departamento había hecho "numerosos cambios en los documentos contractuales", revisiones que achacaba en parte a "errores e inconsistencias" en los documentos de licitación del estado.

Westmoreland dijo que la falla del contrato "no fue el resultado de errores del DTSC o acciones del personal del DTSC" y no tenía una idea de cuánto demoraría el proyecto. El atraso, dijo," no altera nuestro compromiso de garantizar que las propiedades para las que tenemos fondos se limpien".

Sin embargo, parece poco probable comenzar antes de que los $176.6 millones en fondos reservados por la ley estatal en 2016, expiren a fines de junio de 2018 con el 80% de los mismos sin haberse usado, de acuerdo con los registros de gastos hasta febrero. El departamento está solicitando una extensión que le permita gastar los fondos restantes.

Mientras tanto, en marzo, los funcionarios reiniciaron un programa para limpiar las propiedades más peligrosas y de alto riesgo mientras encuentran un nuevo contratista. El departamento detuvo ese trabajo en agosto de 2017, después de seis meses, habiendo completado 28 propiedades.

Los funcionarios suspendieron esas limpiezas porque pensaban ampliarlo a 2,500 propiedades poco después de seleccionar Environmental Quality Management en septiembre de 2017, dijo Westmoreland. Ella dijo que seis operaciones de limpieza se han completado en las últimas semanas por el contratista National Engineering and Consulting Group Inc. bajo el nuevo programa, que hace su selección caso por caso.

El miércoles 5 de abril, el departamento anunció que a partir del próximo mes realizaría una limpieza acelerada de otras 215 propiedades de alto riesgo con niveles de plomo por encima de 1,000 ppm bajo un contrato de $ 10.4 millones con esa firma.

Nuevos datos divulgados

Durante años, el departamento de sustancias tóxicas había mantenido en secreto las direcciones de las viviendas parte de la muestra y que han sido limpiadas a pesar de las solicitudes de legisladores, miembros de la comunidad y periodistas. Los abogados del departamento argumentaron que divulgar esa información violaría la privacidad de los residentes y pondría en peligro la participación en la limpieza.

Los reguladores estatales de sustancias tóxicas cambiaron esta política y publicaron esa información en el sitio web del departamento en marzo. Westmoreland dijo que el departamento determinó que el interés del público en la divulgación de la información superaba las preocupaciones de confidencialidad y que no había recibido quejas de privacidad sobre los datos.

La divulgación ayudará al estado a responsabilizar a Exide, según el departamento. Mientras que los contribuyentes están financiando la limpieza, el estado está planeando un caso para que esos costos los pague la compañía y cualquier otra parte responsable.

Unsettled: Exide | Video by Bethany Mollenkof and Spencer Bakalar

Exide, con sede en Georgia, que adquirió la planta en 2000 y suspendió sus operaciones permanentemente en 2015, ha dicho que sus emisiones de plomo no se extendieron a zonas residenciales y culpó la contaminación a la pintura con plomo en casas antiguas y emisiones de vehículos.

Advertisement

La portavoz de Exide, Melissa Floyd, dijo que la revisión preliminar de la compañía de los datos de muestreo de suelo "confirma nuestra creencia de que el nivel de plomo en la mayoría de las propiedades tiene una correlación mucho mayor con la antigüedad de las casas y su proximidad carreteras que su cercanía con la planta".

Juguetes para niños se ven en el frente de una casa en Sabina Street en Boyle Heights, donde las pruebas de suelo detectaron contaminación con plomo en julio de 2016. Los niveles eran lo suficientemente altos como para llevar labores de limpieza. (Mel Melcon / Los Angeles Times)
Juguetes para niños se ven en el frente de una casa en Sabina Street en Boyle Heights, donde las pruebas de suelo detectaron contaminación con plomo en julio de 2016. Los niveles eran lo suficientemente altos como para llevar labores de limpieza. (Mel Melcon / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

La espera continúa

Los nuevos datos del estado muestran que los residentes de Commerce y Boyle Heights han estado esperando por más tiempo la limpieza desde que los exámenes detectaron plomo en sus hogares, con una espera promedio de 18 meses o más.

En un proyecto de remoción de plomo en Omaha, Nebraska, el tiempo medio entre el muestreo del suelo y la intervención es de menos de seis meses, de acuerdo con estadísticas de la ciudad sobre 59 propiedades que datan de 2015.

Fue hace más de 18 meses que los reguladores de California encontraron altos niveles de plomo fuera del dúplex de Boyle Heights que Rosalva Rodriguez comparte con familiares y niños pequeños en la calle Esperanza. Está en la lista para la limpieza, pero a medida que pasa el tiempo, comenzó a cuestionarse si realmente es una prioridad.

"Todavía estamos aquí en el mismo lugar", dijo Rodríguez.

Otros no se han dado cuenta de los peligros que hay fuera de sus hogares.

Javier Ibarra, un trabajador de la construcción que recientemente se mudó a una casa alquilada a una cuadra en Sabina Street, no sabía que su suelo estaba contaminado con plomo por encima de 400 ppm, el estándar EPA para suelo donde juegan los niños.

Ibarra dijo que su hija de 3 años y su hijo de 6 años pasan mucho tiempo afuera. En su mayor parte es solo tierra y salpicada de juguetes para niños, incluida una pequeña excavadora amarilla que empujan en el suelo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement