Anuncio
Share
California

No habrá huelga: Trabajadores de Vons, Albertsons y Ralphs firman un nuevo contrato

Trabajadores de supermercados
El presidente del Local 135 de United Food and Commercial Workers, Todd Walters, habla en un mitin frente a la tienda de comestibles Ralphs en Mission Valley.
(Eduardo Contreras/The San Diego Union-Tribune)

Los trabajadores de supermercados aprobaron el nuevo contrato, evitando así una huelga que podría haber afectado a una gran parte del estado.

Miles de trabajadores sindicalizados de supermercados votaron a favor de un nuevo contrato de trabajo con las principales cadenas de supermercados, evitando una huelga que podría haber afectado a una gran parte del estado.

Esta semana trabajadores de Ralphs, Vons, Pavilions y Albertsons acudieron a los centros de votación en todo el sur y centro de California, culminando con un recuento final publicado el jueves.

Los líderes sindicales dicen que los dos lados todavía están muy alejados en cuanto a salarios y pedirán a los trabajadores de supermercados del sur de california que voten sobre un contrato a partir del 9 de septiembre.

Aproximadamente 47 mil miembros del sindicato United Food and Commercial Workers (UFCW) fueron elegibles para votar en el contrato de tres años y votaron “abrumadoramente” a favor de la aprobación, dijo el sindicato, aunque no se proporcionaron números específicos.

Anuncio

El sindicato aconsejó a los trabajadores que votaran sí por el pacto después de un largo proceso de negociación con las tiendas de comestibles que comenzó la madrugada del domingo pasado. Los miembros del sindicato han estado laborando bajo un contrato de tres años que expiró el 3 de marzo.

Todd Walters, presidente del Local 135 UFCW del condado de San Diego, que también cubre el condado Imperial, dijo que el contrato fue el mejor que ha visto en décadas.

Al comienzo de la votación, los trabajadores en San Diego de los supermercados Vons, Ralph’s y Albertsons se mantienen muy positivos sobre el contrato negociado por el sindicato

El sindicato negoció aumentos salariales por hora de 1.55 a 1.65 dólares durante los próximos tres años, dependiendo de la posición. Los trabajadores también obtendrán más dinero de sus empleadores para pensiones y atención médica.

El nuevo pacto llega después de meses de negociaciones entre los grupos sindicales de UFCW y Ralphs, que es una división de Kroger Co., y Albertsons Companies, propietaria de Vons and Pavilions. En junio, los miembros del sindicato votaron para autorizar una huelga si las conversaciones fracasaban.

Anuncio

La última vez que hubo una huelga de comestibles en el sur de California fue en 2003, cuando casi 60 mil trabajadores abandonaron sus trabajos durante cuatro meses. Fue el paro de supermercados más grande y más largo en la historia de Estados Unidos. En 2011, el sindicato estuvo cerca de la huelga después de establecer un plazo, como lo hizo esta vez, pero después de maratónicas negociaciones, los supermercados y los líderes sindicales pudieron llegar a un acuerdo.

Walters citó la buena economía y el apoyo de la comunidad como razones para la disposición de los supermercados a negociar el acuerdo.

“El desempleo es bajo y las personas pueden conseguir otros trabajos”, dijo Walters en una entrevista el lunes. “Pero el apoyo de la comunidad fue una gran parte de esto. Mucha gente se presentó en nuestros mítines. Los trabajadores de supermercados son tus vecinos, son de nuestra comunidad y no merecen tener que laborar en tres trabajos para sobrevivir”.


Anuncio