Anuncio
Share
California

Los Ángeles podría prohibir todos los cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo

A student uses a vaping device.
Los cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo serían vetados en Los Ángeles de aprobarse una moción presentada por el concejal Paul Koretz.
(Dan Kitwood / Getty Images)

Los funcionarios de Los Ángeles consideran prohibir todos los cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo en la ciudad, una de las propuestas más extremas para frenar un brote nacional de enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo.

En medio de las noticias de que más de 1.000 personas fueron diagnosticadas con problemas pulmonares severos, los políticos en todo el país impulsaron restricciones sobre los cigarrillos electrónicos, que aumentaron su popularidad entre los jóvenes en los últimos años.

San Francisco se convirtió en la primera urbe del país en prohibir los cigarrillos electrónicos, a principios de este año. Massachusetts también les impuso recientemente una restricción de cuatro meses, mientras que Michigan y Nueva York vetaron los productos saborizantes para este tipo de cigarrillos.

Hay cientos de casos adicionales de estadounidenses con problemas respiratorios relacionados al vapeo, y el total de fatalidades ha subido a 12, dijeron el jueves funcionarios de salud.

La propuesta de Los Ángeles, presentada en la reunión del Concejo de la Ciudad, el martes, prohibiría la venta de cigarrillos electrónicos y dispositivos de vaporización hasta que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) los considere seguros. Debido a que esa agencia prácticamente no aprobó tales dispositivos, la ley esencialmente los inhabilitaría a todos.

Anuncio

“Los reportes de enfermedades y muertes causadas por dispositivos de vapeo no regulados son una crisis de salud pública”, se lee en la moción presentada por el concejal Paul Koretz. “Los Ángeles no se contenta con esperar sin hacer nada, ya que el número de enfermedades e incluso de muertes asociadas con los dispositivos de vapeo no regulados aumenta a diario”.

La proporción de estudiantes del último año de preparatoria en Estados Unidos que vapean productos con tabaco aumentó casi el doble en el último año, y más de uno de cada cinco afirma que lo ha hecho para obtener una calada de nicotina en los últimos 30 días, según un estudio reciente.

La propuesta de Koretz fue remitida a un comité del Concejo dedicado a temas de salud, que examinaría la idea antes de decidir si enviarla al cuerpo completo para su votación. De aprobarse, los abogados de la ciudad redactarían una ordenanza para la aprobación del organismo.

Hasta ahora, las enfermedades pulmonares se cobraron 18 vidas en todo el país y siguen siendo un misterio; los funcionarios de salud no están seguros de qué es exactamente lo que las causa. En California, aconsejaron a los usuarios dejar de vapear hasta que el tema esté más claro.

Anuncio

El brote también provocó una ola de leyes que abrieron una grieta entre los expertos en salud pública. Mientras que algunos creen que las restricciones de los cigarrillos electrónicos ayudarán a evitar que otra generación se vuelva adicta a la nicotina, a otros les preocupa que eliminen las opciones para aquellos adultos que intentan dejar de fumar.

Rhode Island aprobó el miércoles una orden ejecutiva que prohíbe la venta de productos saborizados para vapear en todo el estado mientras más gobiernos locales en Estados Unidos siguen promoviendo iniciativas similares.

Los opositores señalan que la mayoría de las personas que se enfermaron por el vapeo habían usado productos con THC, o tetrahidrocannabinol, fundamentalmente adquiridos ilegalmente. Pero la mayoría de las nuevas prohibiciones apuntan a la nicotina para cigarrillos electrónicos, que según algunos expertos puede ayudar a los fumadores a dejar los cigarrillos.

“Al parecer, nadie en Los Ángeles quiere verse fuera de onda y hablar de los peligros muy reales planteados por los productos ilícitos de THC”, expuso Gregory Conley, presidente del grupo de activistas American Vaping Association. “Pero a menos que quieran que estas enfermedades y muertes sigan ocurriendo, alguien tiene que hacerlo”.

Los expertos en salud que se oponen a prohibir los cigarrillos electrónicos alegan que ello hará que los exfumadores retomen el hábito de los cigarrillos, que siguen siendo más peligrosos, o los obligará a comprar artículos de nicotina en el mercado negro.

“Es probable que las restricciones como esta aumenten el uso de productos ilícitos y disminuyan la regulación, lo cual, irónicamente, expandirá el consumo de los productos que causan que la gente se enferme”, explicó Leo Beletsky, profesor de salud pública en la Universidad Northeastern.

Algunos funcionarios se comprometieron a vetar sólo los productos saborizados, que son particularmente atractivos para los jóvenes y están relacionados con el aumento del uso de cigarrillos electrónicos en la preparatoria. Una encuesta nacional de 2019 realizada por la Universidad de Michigan descubrió que uno de cada cuatro estudiantes de 12° grado del país ha usado un cigarrillo electrónico en el último mes, una tendencia que según los expertos amenaza con revertir décadas de éxito en la reducción del consumo de tabaco entre los menores.

“Realmente bajamos mucho las tasas; luego vino el cigarrillo electrónico y todo volvió a explotar”, reflexionó Gael O’Sullivan, experto en marketing de salud en la Escuela de Negocios McDonough, de la Universidad de Georgetown. “Por desafortunadas que sean estas enfermedades o muertes, es un punto de inflexión en el que realmente hablamos de una emergencia de salud pública”.

Anuncio

El condado de Los Ángeles aprobó, la semana pasada, la prohibición de los saborizantes para cigarrillos electrónicos, así como los cigarrillos mentolados a partir de fines de mes. La medida afectará a un millón de personas que viven en áreas no incorporadas del condado.

La administración Trump también propuso prohibir los saborizantes para los cigarrillos electrónicos, y varios estados —incluidos Ohio y Washington— están en vías de adoptar leyes similares. Mike Feuer, fiscal de Los Ángeles, recomendó vetar el tabaco saborizado.

La Dra. Jessica Sims, de la Asociación Cardiológica Estadounidense, recibió con beneplácito la decisión de Koretz y enfatizó la importancia de que los productos de tabaco con saborizante sean menos accesibles para los jóvenes. “Los adolescentes están usando cigarrillos electrónicos a tasas alarmantes, y los estudios han demostrado que los sabores juegan un papel fundamental en el inicio del consumo y el uso continuo del tabaco”, destacó Sims en un correo electrónico. “Las prohibiciones en toda la ciudad son la mejor manera de proteger a los jóvenes del fácil acceso a estos productos mortales”.

Catherine Dizon, directora del proyecto del Centro de Evaluación de Control de Tabaco en UC Davis, explicó que las enfermedades pulmonares han servido como un catalizador para avanzar en la legislación sobre el tabaco, no sólo en torno a los cigarrillos electrónicos.

Manhattan Beach pasó un proyecto de ley, la semana pasada, que prohibiría todos los productos de tabaco en su territorio, incluidos los cigarrillos, lo cual la convertiría en la segunda ciudad del país en hacerlo después de Beverly Hills. “Ha sido una contrariedad para nosotros durante mucho tiempo, pero definitivamente lo ha elevado a un problema nacional, hasta el punto en que nuestras figuras públicas se ven obligadas a responder”, dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio