Anuncio
Share
California

Madre asesinada en San Diego sufrió meses de hostigamiento y amenazas, según los registros de la corte

Shooting
Con flores en la barda de una casa en Paradise Hills, recuerdan a las víctimas de asesinato y suicidio el sábado. Se sospecha que el padre mató a su esposa y a sus cuatro hijos.
(K.C. Alfred/The San Diego Union-Tribune)

Semanas antes de la desgracia su esposo le envió un mensaje de texto con la foto de una pistola frente a latas de cerveza y una botella de alcohol

En los días previos a su muerte, el acoso que Sabrina Rosario sufrió por parte de su esposo desde que solicitó el divorcio se volvió tan extremo que decidió solicitar una orden de restricción, dice en los documentos judiciales.

La madre de cuatro hijos dijo que su esposo, José Valdivia, se presentaba en su casa sin previo aviso. Se sentaba en el coche y veía a sus hijos jugar a distancia. En mensajes de texto le escribió que nunca la dejaría sola.

Menos de dos semanas antes de su muerte, Valdivia le envió un mensaje con la foto de una pistola. Más de media docena de latas de cerveza y una botella de alcohol estaban en el fondo de la imagen.

“Esta amenaza realmente me asustó y ya no puedo manejar su abuso y acoso”, dice en los archivos de la corte.

Anuncio

La orden de restricción fue concedida el viernes. A la mañana siguiente, Valdivia apareció en la casa de Rosario y le disparó a ella, a sus cuatro hijos y luego a sí mismo, dijo la policía. Sólo su hijo de 9 años, Ezequiel Valdivia, sobrevivió. Permanece en estado crítico en un hospital.

Rosario y Valdivia se separaron en diciembre, pero la joven de 29 años no solicitó el divorcio hasta junio, citando diferencias irreconciliables. Desde entonces, Rosario dijo que Valdivia se había negado a dejarla sola y se obsesionó con la idea de que estaba con alguien más.

El 8 de noviembre Valdivia llamó a Rosario 11 veces seguidas, según los registros del teléfono celular, y luego se presentó en su casa sin avisarle esa misma noche.

“No estás en casa otra vez”, le dijo en un mensaje. “Tu hermana está cuidando a los niños”.

Anuncio

Al día siguiente exigió ver a sus hijos, a pesar de que Rosario escribió en los archivos de la corte que no había mostrado ningún interés en establecer un horario para visitarlos. Cuando ella le dijo que no podía recibirlo, él le envió un mensaje de texto que decía: “No te voy a dejar sola y lo sabes”.

La finalización del caso estaba previsto para diciembre.


Anuncio