Anuncio
Share
California

¿No pagó sus impuestos? Si gana más de $100.000, podría recibir una visita del IRS

 The IRS is increasing efforts to reach high-income individuals who failed to file a tax return.
El IRS busca llegar a las personas de altos ingresos que no presentaron su declaración de impuestos.
(Susan Walsh / Associated Press)

Este año hay un nuevo incentivo para presentar la declaración de impuestos: un agente del Servicio de Impuestos Internos (IRS) podría hacerle una visita a domicilio si no lo hace.

El IRS busca llegar a las personas de altos ingresos que no hayan presentado una o varias declaraciones de impuestos en los últimos años, como un último intento de alentar el cumplimiento, indicó la agencia este miércoles. Ese sería el paso final antes de procedimientos más severos, como por ejemplo el inicio de acciones civiles o penales contra ese individuo, detalló la agencia.

El servicio enviará a varias docenas de agentes para realizar al menos 800 visitas en persona entre febrero y marzo de este año, precisó este jueves Hank Kea, quien dirige las operaciones de cobranza de campo. El IRS identificará a otros infractores a lo largo del año, y sumará casos a medida que los encuentre, afirmó. “La aplicación de la ley es realmente nuestro último recurso”, afirmó Kea. “No hay que demorar la presentación o, peor aún, evitarla por completo”.

El IRS concentrará sus esfuerzos en aquellos individuos con al menos $100.000 en ingresos durante un año, que no hayan presentado declaraciones de impuestos. La agencia conoce los ingresos de muchos contribuyentes a partir de informes de empleadores o instituciones financieras, incluso si no presentan una declaración.

Anuncio

El servicio se centrará primero en los casos más desmedidos, afirmó Kea, como aquellos que han sido contactados por la agencia varias veces por correo, sin respuesta.

“El IRS está comprometido con la equidad en el sistema tributario, y queremos recordarles a las personas de todas las categorías de ingresos que necesitan presentar sus impuestos”, remarcó Paul Mamo, director de operaciones de cobranza del IRS, en un comunicado. “Buscamos asegurar que los contribuyentes conozcan sus opciones para estar al día con sus impuestos y eviten problemas mayores más adelante”.

El objetivo de estas visitas será educar a las personas sobre sus requisitos de presentación, y tratar de que cumplan sin tomar medidas más estrictas, expuso Mamo.

La agencia tomará varias precauciones para asegurar a los contribuyentes que la visita al hogar es legítima. El empleado del IRS proporcionará dos tipos de credenciales oficiales, incluido un número de serie y una identificación con foto. Los empleados no harán amenazas ni exigirán ninguna forma de pago inusual, como por ejemplo una tarjeta de regalo.

Anuncio

Todos los contribuyentes que sean visitados también habrán sido contactados antes varias veces por el IRS, por lo cual deben saber que tienen un problema fiscal, remarcó la agencia. Sin embargo, no se preanunciará el momento de la mayoría de las visitas.

Los mayores esfuerzos para llegar a los infractores surgen mientras la agencia es criticada por su organismo de control, el Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria, y por grupos externos, que señalan que el servicio no audita de manera efectiva a las empresas y a las personas de altos ingresos con presentaciones complicadas. El comisionado del IRS, Chuck Rettig, afirmó que está enfocado en mejorar el control, tanto en casos penales como civiles, y ha pedido al Congreso más dinero para contar con personal que pueda llevar adelante estas iniciativas.

En la última década, el número de declaraciones de impuestos sobre la renta aumentó en aproximadamente un 9%, pero la financiación del IRS y el número de empleados disminuyeron en más de un 20%, según un informe de enero pasado del Servicio de Defensor del Contribuyente, una oficina gubernamental independiente.

El informe también detectó que algunos contribuyentes que son auditados o enfrentan acciones adversas del IRS a menudo no pueden comunicarse con la agencia para resolver la situación. El IRS recibió 15 millones de llamadas en sus líneas telefónicas automatizadas en el año fiscal 2019. Los empleados pudieron responder sólo alrededor del 31% de ellas, y los contribuyentes tuvieron un tiempo de espera promedio de 38 minutos hasta ser atendidos, detalló el Defensor del Contribuyente.

Algunos profesionales de impuestos temen que la menor cantidad de empleados en la agencia signifique que más contribuyentes intenten falsear sus declaraciones. Las personas enfrentan una probabilidad del 0.45% de ser auditadas, mientras que las empresas son auditadas a una tasa del 1.6%, algunas de las cifras más bajas registradas, según el informe anual del IRS, dado a conocer en enero pasado.

Los impuestos sobre la renta individual son el grupo más grande de gravámenes no recaudados antes de las auditorías, que representan alrededor de $314 mil millones, según las estadísticas de la agencia sobre la brecha fiscal.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio