Anuncio
Share
California

10 claves infalibles para ser un excelente “maestro” en el hogar, afirma una maestra

sd-me-summer-reading
Los niños no necesitan todo un salón de clases, pero es indispensable hacerles un espacio con su propia mesa y silla si es posible para que sepan que ese es lugar donde van a estudiar y aprender.
(Hayne Palmour IV/The San Diego Union-Tribune)

Con poco más de seis millones de menores sin educación escolar en California, casi la misma suma de padres o tutores hacen en rol de profesores en el hogar.

Anteriormente, las autoridades habían programado el regreso a clases para primeros de mayo, pero ha medida que aumentas los casos de coronavirus y las muertes, ahora las escuelas de Kínder a 12 grado de California permanecerán cerradas durante el resto del año académico, al menos eso es lo que pide el superintedente del estado.

Para ser un excelente maestro en el hogar nunca es tarde, sostiene Elizabeth Vázquez, maestra y coordinadora de cultura escolar, de Magnolia Science Academy 7, una escuela primaria Charter, en Northridge.

Vázquez se reinventa ofreciendo su experiencia en la clase para el hogar, llegando a concluir que cualquier padre puede ser maestro si aplica los consejos que ella recomienda.

Anuncio

La joven empezó a sentirse físicamente débil desde el pasado 23 de marzo; con malestar de garganta, tos seca, dolor de cuerpo y dolor de cabeza.¡

La maestra nos ofrece las claves aquí:

Paciencia: Es número uno. Los padres deben de entender que los hijos también están pasando por sus propios cambios como tener que aprender en un ambiente diferente, tal vez con familia alrededor y varias distracciones. Los padres deben también recordar que no son maestros y no harían el mismo trabajo con sus hijos que con otros niños.

Cero maltratos y cero palabras ofensivas: Un padre sin paciencia se va a enojar con el menor porque no aprende o no entiende algo, pero lo único que consigue es que el menor no desee aprender. Cuando los padres están frustrados decimos cosas que dañan a los menores y el maltrato no garantiza éxito en la enseñanza. Cuando se empiece a sentir frustrado retírese.

Anuncio

Espacio diseñado para estudiar: Los niños no necesitan todo un salón de clases, pero es indispensable hacerles un espacio con su propia mesa y silla si es posible para que sepan que ese es lugar donde van a estudiar y aprender. Puede ser un rinconcito de la casa donde pueda pegar algún apunte en la pared. Es indispensable tenerles lo que necesitan como cuadernos, lápices y otros elementos de estudio.

Establezca un horario: El horario es un sistema de disciplina, y esta comprobado que un menor con disciplina y rutina tiene más éxito en la vida. Recuerde agregar minutos de descanso, tiempo para comer y ser flexible para cuando le piden estirarse o ir al baño. Durante ese horario se recomienda que los niños estudien diferentes materias para que no se aburran. Si ve al niño frustrado porque no entiende algo, dele un espacio y vaya a la siguiente materia.

Fuera distractores y televisión: Durante el horario de estudio el menor no puede escuchar música, ni ver televisión o jugar con la tableta o el teléfono. Puede tener algunas de estas, pero solo si la uso como elemento de estudio. Hay que mantener la voz baja para que los niños también puedan enfocarse y pídales a otros que respeten el espacio de estudio.

Anuncio

Ser creativos: Los padres también deben ser innovadores y ser flexibles consigo mismos, deben pensar fuera de la caja para enseñar el material. Existe mucha guía en la internet y YouTube para apoyar a los niños. Haga de todo momento un tiempo de aprendizaje como cuando cocinen juntos pídale que le ayude en las medidas, sumas o restas de frutas u otros alimentos. Si sale a caminar, identifiquen palabras o hable de ciencias naturales.

Reconocer el trabajo del niño: Tiene que reconocer el esfuerzo del menor y que están intentando a ser su estudiante, así como usted su maestro. Puede darles un “high five”, unas palabras alentadoras, estrellas por su comportamiento y buen trabajo o puntos que pueden gastar el fin de semana en hacer alguna actividad que ellos quieran. El estudio debe relacionarse a un tiempo de aprendizaje, no un tiempo de tortura.

Dejarlos ser niños: Recuerde que un niño es inquieto, tal vez pregunta mucho o se distrae fácilmente. Regrese todo el tiempo a punto de partida de enseñanza con actitud positiva y recuérdeles a sus hijos que usted está ahí para ayudarlos y aprender juntos. En la escuela se des da tiempo de correr, socializar con otros y ser ellos mismos. En el hogar debe ser igual.

Anuncio

Estar atentos a las instrucciones de sus escuelas: Los maestros estamos intentando poner proyectos juntos para estar mas en contacto con los niños y los padres, así como asistirlos con preguntas. Mientras esto sucede hay que estar pendientes a nuestras llamadas, correos e instrucciones. Los maestros estamos ahí para ayudar así que no sea tímido y llámenos o escribanos un correo electrónico con sus preguntas.

Una oportunidad: Vea este tiempo en el que los niños deben estar en el hogar como una oportunidad para regularizarlos en sus materias, pero también disfrútelos mucho.


Anuncio