Anuncio
Share

Por qué ciertos niños no deben usar mascarilla, dicen los CDC

.Mientras estén suspendidas las clases en las escuelas, los niños no deben juntarse en persona con niños de otras familias.
(John Gibbins/John Gibbins/The San Diego Union-Tribune)

Si cree que ya sabe todo sobre el uso de las mascarillas contra el coronavirus piénselo dos veces. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las personas usen una cubierta que proteja la nariz y boca en entornos comunitarios durante la pandemia. Sin embargo, los niños menores de dos años son una excepción.

De acuerdo con los expertos, los niños entre esas edades no deben usar una mascarilla debido a que corren riesgo de asfixia, por ellos se recomienda que si sale de compras los deje en el hogar o los ponga en su silla como una manta que cubra el entorno.

Con base en la evidencia disponible, los niños no parecen correr mayor riesgo de contraer el COVID-19 que los adultos. Si bien algunos niños y bebés han contraído el COVID-19, la mayoría de los casos conocidos a la fecha son en adultos.

Los síntomas del COVID-19 son similares en niños y adultos. No obstante, los niños con diagnóstico de COVID-19 confirmado en general presentaron síntomas leves. Los síntomas informados en niños incluyen síntomas similares a los del resfriado, como fiebre, moqueo y tos.

Anuncio

También se informaron vómitos y diarrea. Todavía no se sabe si hay algunos niños que podrían correr mayor riesgo de enfermarse gravemente, por ejemplo, quienes tienen afecciones subyacentes y necesidades de atención médica especiales.

En Estados Unidos, los casos en niños representan menos del 2 por ciento, según la investigación publicada en el Informe semanal de morbilidad y mortalidad de los CDC.

El informe analizó 149,760 casos de Covid-19 confirmados por laboratorios, que ocurrieron entre el 12 de febrero y el 2 de abril. De los 149,082 casos en los que se informó una edad, solo 2,572, o 1.7%, eran niños menores de 18 años.

Anuncio

La comunidad puede alentar a sus hijos mayores de tres a que ayuden a detener la propagación del COVID-19 si les enseña a hacer las mismas cosas que los adultos deben hacer como el evitar contacto cercano con personas que estén enfermas, cubrir la nariz y la boca con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude y luego bótelo a la basura, y lavarse las manos por al menos 20 segundos tras toser o estornudar; después de ir al baño; y antes de comer o preparar los alimentos.

Si no tiene agua y jabón, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60 % de alcohol.

A los padres se les sugiere lavar la ropa sucia e incluir los juguetes de peluche lavables, según corresponda y de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Anuncio

La clave para desacelerar la propagación del COVID-19 es poner en práctica el distanciamiento social. Mientras estén suspendidas las clases en las escuelas, los niños no deben juntarse en persona con niños de otras familias. Si los niños juegan fuera de sus casas, es esencial que se mantengan a una distancia de 6 pies de cualquier persona que no viva con ellos.

Para ayudar a los niños a mantener sus vínculos sociales durante el periodo de distanciamiento social, ayúdelos a realizar llamadas telefónicas o chats de video supervisados con sus amigos.


Anuncio