Anuncio

Hugo’s Tacos cierra temporalmente después de que los empleados fueran hostigados por clientes que se oponen al uso de mascarillas

Hugo’s Tacos, una pequeña cadena de tacos de Los Ángeles, dice que cerrará temporalmente.
((Hugo’s Tacos))

Hugo Tacos anunció el domingo que cerraría temporalmente sus dos ubicaciones en Los Ángeles después de que los empleados informaron sobre una creciente avalancha de hostigamiento de clientes enojados por la política de “no mascarilla, no servicio” de la empresa.

El hostigamiento, que incluyó epítetos raciales, así como bebidas que se arrojaban a los trabajadores a través de las ventanillas de pedidos, ha afectado emocionalmente a los empleados en su mayoría latinos, dijo el copropietario de Hugo`s Tacos, Bill Kohne, al Times.

“Hemos notado que en las últimas cuatro semanas, estos incidentes se han vuelto más frecuentes y hay más problemas asociados a ellos”, expuso Kohne. “Todo por una simple pregunta: ¿podemos pedirte que te pongas una mascarilla? ¿Podemos ofrecerte una mascarilla?

Los puestos de la compañía en Atwater Village y Studio City probablemente cerrarán durante una semana más o menos, mientras que el equipo de Kohne elabora estrategias sobre “cómo lidiar con lo que parece ser una ira hirviendo y supurante” en torno al uso de mascarillas, dijo.

Anuncio

Una opción es poner un supervisor al frente para saludar a los clientes y pedirles que se pongan mascarillas antes de caminar hacia el stand.

Los funcionarios de salud pública del condado de Los Ángeles informaron el sábado de un aumento continuo de nuevos casos de coronavirus y hospitalizaciones, diciendo que el incremento se produjo en “un momento crítico” de la reapertura del condado.

Los empleados de Hugo que han ofrecido mascarillas a los clientes han recibido un aluvión de respuestas obstinadas pero similares, señaló Kohne: “No puedes decirme qué hacer. No puedes infringir mis libertades personales”.

Algunos clientes se han reído o ignorado la solicitud. Otros han exigido un reembolso o han gritado en la cara de los cajeros.

Anuncio

Los revestimientos faciales, aunque son una forma verificable de reducir el riesgo de transmisión del coronavirus, se han transformado en un símbolo de identidad política durante la pandemia. Los republicanos, incluidos el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence, se niegan a usar mascarillas aunque los funcionarios de salud pública insistan en que deberían hacerlo. Sus partidarios han seguido su ejemplo.

Kohne dijo que la política sobre mascarillas de Hugo’s no era una cuestión de política.

“No se trata de una elección tribal que se te pide que hagas”, dijo Kohne. “Sólo te piden que cuides a las personas que te rodean”.

Para leer esta nota en inglés,haga clic aquí.


Anuncio