Anuncio

Las muertes y hospitalizaciones por coronavirus están aumentando ¿Cuándo llegaremos a la cima de la ola?

En el Condado de Orange, donde muchos se niegan a usar mascarillas, las infecciones han aumentado.
Un conductor con una mascarilla en un Volkswagen clásico en Old Towne Orange. En el Condado de Orange, donde muchos se han negado a usar mascarillas, las infecciones de COVID han aumentado.

(Gary Coronado / Los Angeles Times)

Los funcionarios esperan que el comportamiento público cambie hacia finales de junio y principios de julio, pero no sabrán cómo se desarrollará durante varias semanas más.

El aumento del coronavirus en California durante el último mes comenzó con una explosión de nuevos casos, luego se trasladó a hospitales que se llenaron rápidamente de pacientes y ahora están comenzando a aumentar las muertes por COVID-19.

La pregunta ahora es qué tan grande será la ola antes de que alcance su punto máximo.

Junio resultó ser un mes sombrío en la batalla contra el COVID-19, con personas que comenzaron a socializar nuevamente de manera que permitieron que el virus se extendiera rápidamente por las comunidades.

hospitales están siendo golpeados fuertemente ya que los pacientes que se infectaron hace semanas se están enfermando tan gravemente como para requerir atención médica. Las autoridades esperaban que el comportamiento público cambiara hacia finales de junio y principios de julio, pero no saben aun qué ocurrirá en las siguientes semanas.

Anuncio

Esta semana, California alcanzó otro hito preocupante el miércoles, registrando el mayor número de muertes de COVID-19 en un solo día hasta ahora en la pandemia, con 149 muertes reportadas, según el rastreador de coronavirus de California del Times. El jueves se reportaron 137 muertes adicionales, lo que sería la segunda cifra más alta de muertes diarias en la pandemia.

Los expertos dicen que las muertes son un indicador rezagado de la propagación del coronavirus y probablemente reflejan exposiciones al virus que ocurrieron cuatro o cinco semanas antes. El condado de Los Ángeles reportó 48 muertes el jueves, 61 el miércoles, 45 el martes y 50 el lunes. Eso es sustancialmente más alto que el promedio de aproximadamente 34 muertes por día reportadas en junio.

Sin embargo, también hay algunas señales de esperanza en el horizonte.

A pesar de que las hospitalizaciones relacionadas con el coronavirus alcanzaron máximos históricos esta semana en el condado de Los Ángeles, han aumentado a un ritmo más lento en los últimos días, dijo la Dra. Christine Ghaly, directora de servicios de salud del condado. Las hospitalizaciones en el condado alcanzaron un máximo de 2,037 el martes antes de caer a 1,995 el miércoles, una disminución del 2%.

Anuncio

Las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles comenzaron a hacer sonar la alarma el mes pasado, cuando la tasa de transmisión efectiva del coronavirus aumentó por encima de 1, lo que significa que, en promedio, cada persona infectada con el virus lo transmitió a más de otra persona, preparando el escenario para un dramático empeoramiento de la pandemia.

La tasa de transmisión ahora se ha reducido a alrededor 1. Esa es una buena noticia, y si esa tasa se mantiene estable, es probable que el Condado de Los Ángeles tenga un suministro adecuado de camas de hospital hasta principios de agosto.

La tasa de transmisión de coronavirus del condado de Los Ángeles aumentó a principios de junio, preparando el escenario para un aumento en las hospitalizaciones a fines de junio. (Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles)

La esperanza es que las acciones tomadas por los gobiernos estatales y locales en las últimas semanas, cerrando restaurantes y bares en interiores en la mayor parte de California, requiriendo mascarillas en lugares públicos y cerrando las playas durante el fin de semana del 4 de julio, hayan frenado el brote.

Anuncio

Los Angeles County's coronavirus transmission rate increased in early June.
Los Angeles County’s coronavirus transmission rate increased in early June, setting the stage for a surge in hospitalizations in late June.
(Los Angeles County Department of Health Services)

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, advirtió esta semana que, si la tendencia no se revierte pronto, consideraría imponer nuevamente reglas para quedarse en casa. La directora de salud pública del condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, hizo un comentario más esperanzador.

“Nada puede estar fuera de la mesa en la pandemia”, dijo. Pero, agregó, “espero que nunca tengamos que volver a estar más seguros en casa ".

Ella dijo que hay estrategias sensatas que pueden ser efectivas y que tienen mucho menos impactos negativos que volver a la versión más estricta de la orden de quedarse en casa.

Anuncio

“No deberíamos estar entre una multitud. No deberíamos hacer fiestas. No deberíamos estar en un área congestionada. No deberíamos estar en contacto cercano con personas que no están en nuestro hogar, a menos que sea algo relacionado con nuestro trabajo ", dijo Ferrer. “Y creo que, si podemos llevar a cabo esos pasos, podríamos frenar la propagación”.

It's now more likely that L.A. County will have an adequate supply of hospital beds through early August.
Con la tasa de transmisión del coronavirus estabilizándose, ahora es más probable que el Condado de Los Ángeles tenga un suministro adecuado de camas de hospital hasta principios de agosto.
(Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles)

Pero a corto plazo, el condado de Los Ángeles debería esperar más malas noticias. Ferrer dijo que es probable que las muertes diarias por coronavirus continúen aumentando, un reflejo de los números de hospitalización que han empeorado en las últimas semanas.

Si bien las hospitalizaciones de pacientes con coronavirus confirmados han aumentado en un 35% en el condado de Los Ángeles, y en un 28% en el condado de San Diego, desde Memorial Day, se han más que duplicado en los condados suburbanos de Orange, Riverside y Ventura, y se han más que triplicado en el Condado de San Bernardino.

Anuncio

El deterioro de las condiciones en el Condado de Orange ha alarmado cada vez más a los funcionarios y expertos en salud. El miércoles, 691 personas con infecciones confirmadas por coronavirus fueron hospitalizadas allí; había 300 en Memorial Day.

El aumento ha llevado a los hospitales de todo el condado a comenzar a prepararse para un aumento de pacientes graves, dijo el Dr. Clayton Chau, Director de la Agencia de Salud del Condado de Orange.

“Estas tendencias son muy preocupantes, y podemos esperar que el impacto en nuestro sistema de salud empeore en las próximas semanas”, dijo Chau. “Si el aumento incrementa, o va más allá, de su capacidad para movilizar recursos, eso causará una tensión real. Una tensión en los sistemas hospitalarios significa una tensión en la capacidad de cuidar a todos los pacientes, tanto personas con COVID-19 como de otras enfermedades”.

El aumento en las hospitalizaciones se produce a medida que el número de nuevas infecciones continúa aumentando en el Condado de Orange. El jueves, las autoridades de salud informaron 1.292 nuevos casos de coronavirus, lo que eleva el número total de infecciones a 21.517. Las autoridades también informaron 26 muertes, lo que aumentó el número de muertos del condado por arriba de 400.

Anuncio

Si bien esos números ayudan a pintar una imagen general de la situación del virus en la región, la Dra. Shruti Gohil, directora médica asociada de epidemiología y prevención de infecciones en UC Irvine, ha mantenido su atención específica sobre los números de hospitalización, lo que los expertos dicen que es mejor indicador de casos severos en la comunidad.

“Si se observa la cantidad de personas que requieren hospitalización, puedes tener una mejor idea de la punta del iceberg”, dijo Gohil. “Hay una porción más grande de la población bajo esa premisa que indica una transmisión comunitaria generalizada”.

El número de personas en unidades de cuidados intensivos también ha seguido aumentando constantemente en todo el condado, aunque no tan rápido como las hospitalizaciones generales. Hasta el miércoles, 234 pacientes estaban siendo tratados en unidades de cuidados intensivos. En el Memorial Day había 119 pacientes en las UCI del Condado de Orange.

Gohil señaló que el número creciente de hospitalizaciones en el Condado de Orange se correlaciona directamente con el aflojamiento de las restricciones para quedarse en casa que permitieron que se reanudaran las comidas en restaurantes y los bares que reabrieron el mes pasado.

Anuncio

“Si miras detenidamente, es justo dentro de ese período de incubación”, dijo Gohil. “En mi opinión, la reapertura de los restaurantes y bares realmente envió este mensaje psicológico de que las cosas estaban bien. La gente comenzó a salir más y proporcionó un espacio para que este virus infecte a las personas”.

El Condado de Orange reabrió sus comidas en restaurantes el 23 de mayo y los bares el 12 de junio; el condado de Los Ángeles permitió comer al interior el 29 de mayo y permitió que los bares volvieran a abrir el 19 de junio. El gobernador Gavin Newsom ordenó a ambos condados que cerraran los bares y los comedores la semana pasada.

Las hospitalizaciones empeoraron notablemente en todo el estado a partir de mediados de junio.

El Condado de Orange ha sido un centro de resistencia al uso de mascarillas, que también podrían haber jugado un papel importante. Los funcionarios locales rescindieron una norma obligatoria de uso de mascarillas el 11 de junio; una semana después, Newsom emitió una orden estatal para usarlas en público.

Anuncio

Una gran pregunta sin respuesta es cuántas muertes aumentarán en el estado. En el condado de Los Ángeles, la cantidad de muertes relacionadas con el coronavirus en hogares de ancianos ha disminuido, gracias a mejores prácticas de control de infecciones y pruebas.

Un mayor porcentaje de personas infectadas son adultos más jóvenes, que tienen menos probabilidades de necesitar hospitalización. Pero también podrían terminar propagando la infección a personas altamente susceptibles a enfermedades graves.

Garcetti dijo el miércoles que “más del 50% de las personas que dan positivo en el condado de Los Ángeles tienen entre 18 y 40 años”.

Si bien “la mayoría de los jóvenes están haciendo lo correcto”, dijo, “está claro que muchos de ellos no lo hacen”.

Anuncio

“Esto no es complicado: no te reúnas con alguien que no es de tu hogar”, dijo. “Estas semanas son absolutamente críticas, críticas para ver si las escuelas abren, si nuestra economía y nuestro camino de recuperación económica continúan. Estas semanas son críticas para salvar vidas”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio