Anuncio

Al reducir el puntaje en el examen de abogacía, ¿California producirá más abogados negros y latinos?

Los estudiantes de derecho, antes de que ocurriera la pandemia de COVID-19
Los estudiantes de derecho, antes de que ocurriera la pandemia de COVID-19, toman un examen de práctica del Colegio de Abogados de California en el campus de UC Berkeley.
(Sam Deaner / Associated Press)

Los decanos de las escuelas de leyes de California clamaron durante años para reducir el puntaje de aprobación del examen de la barra. Cuando la pandemia golpeó, la Corte Suprema de California actuó.

Durante más de tres décadas, California se ha aferrado a uno de los estándares de evaluación más estrictos de la nación para estudiantes de derecho con la esperanza de practicar leyes en el estado más poblado del país.

Pero este mes, la Corte Suprema de California, que supervisa el examen de abogacía estatal, acordó reducir el puntaje de aprobación, una victoria para los decanos de las escuelas de derecho que han esperado durante mucho tiempo que el cambio pudiera aumentar el número de personas negras y latinas que practican la ley.

Después de mantener reuniones virtuales con graduados y decanos de las facultades de derecho, el tribunal más alto del estado este mes redujo permanentemente el puntaje de aprobación, permitió que los graduados de las facultades de derecho trabajen temporalmente bajo supervisión con licencias provisionales durante la pandemia, además de tomar el examen de manera remota a principios de octubre.

“No hay absolutamente ninguna evidencia que demuestre que tener un puntaje más alto produzca mejores abogados”, dijo la decana de la Facultad de Derecho de UCLA Jennifer L. Mnookin, una defensora desde hace mucho tiempo de reducir el puntaje de aprobación. “Existe evidencia significativa de que reduce la diversidad de la barra”.

Anuncio

El cuarenta por ciento de la población de California es blanca, el 60% son personas de color. Pero el 68% de los abogados de California son blancos, y solo el 32% son de color, según un nuevo informe del Colegio de Abogados de California.

El decano de la Facultad de Derecho de UC Berkeley, Erwin Chemerinsky, dijo que la acción de la corte no habría llegado ahora si no fuera por el brote de coronavirus.

“Creo que estaban tratando de crear un compromiso que tuviera en cuenta las circunstancias únicas de la crisis de salud”, manifestó.

El movimiento Black Lives Matter también podría haber influido en la corte.

Anuncio

“Por un lado, la presión para bajar el puntaje ha existido por algún tiempo”, dijo Chemerinsky. “Por otro lado, el impacto racialmente dispar del puntaje más alto puede haber tenido particular importancia de lo que ha sucedido en los últimos meses”.

California no logró establecer un sistema efectivo de pruebas de coronavirus desde el principio, dejándolo muy atrás - incluso ahora - en la lucha contra COVID-19.

El tribunal no les dio a los decanos y estudiantes lo que pidieron: un examen a distancia en septiembre y el derecho a practicar leyes de forma permanente con un diploma pero sin examen.

Chemerinsky dijo que no le sorprendió que el tribunal se negara a otorgar a los graduados un “privilegio de diploma” completo. California, a diferencia de otros estados, tiene escuelas de derecho que no están acreditadas o son acreditadas solo por el estado. Algunas de esas escuelas tienen una tasa de aprobación de examen por la barra de menos del 10%, expuso el decano.

Anuncio

La propagación de COVID-19 forzó la cancelación del examen de julio, y el tribunal tuvo que decidir cuándo se realizaría la próxima prueba y si se podría tomar de forma remota. El tribunal aprovechó la oportunidad para abordar el puntaje del examen.

“El tema del puntaje ha existido por mucho tiempo, y el tribunal nunca ha dejado de pensar en ello”, dijo una fuente que no estaba autorizada a hablar en público pero que está familiarizada con el proceso de toma de decisiones.

Algunos especularon que los resultados del examen de febrero también pueden haber influido en la corte.

En febrero, un momento en que muchos graduados que reprobaron el examen por primera vez lo retoman, solo el 26.8% de todos los examinados aprobaron.

Anuncio

De las personas que tomaron el examen por primera vez de las escuelas de derecho acreditadas por la American Bar Assn., consideradas las mejores escuelas del estado, el 51.7% de los graduados blancos aprobaron, en comparación con el 5% de los graduados negros, el 32.6% de los latinos y el 42.2% de los asiáticos.

Si el examen está sesgado culturalmente ha sido una pregunta para las revistas de derecho a lo largo de los años, y los críticos han escrito que no mide las habilidades reales requeridas para ser buenos abogados.

Hay llamamientos fuertes y persistentes para que los californianos lleven máscaras cuando salgan en público, pero hasta ahora la aplicación del mandato es modesta en el mejor de los casos.

El puntaje promedio para aprobar el examen de la barra nacional es de 1.350, el de Nueva York de 1330, el de California era de 1440 hasta que la corte lo redujo permanentemente a 1390. Tanto Chemerinsky como Mnookin estimaron que el cambio aumentará la tasa de aprobación en un 10%. El tribunal no aplicó el nuevo puntaje retroactivamente.

Anuncio

Víctor D. Quintanilla, profesor de la Facultad de Derecho Maurer de la Universidad de Indiana y miembro adjunto de la facultad del Departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales, dijo que las tasas de aprobación para el colegio de abogados de California han estado disminuyendo para todos los solicitantes, pero los efectos de la prueba particularmente alta de California han perjudicado desproporcionadamente a las minorías raciales y étnicas.

Quintanilla es parte de un equipo de profesores de derecho y psicólogos sociales financiado por la fundación que ha estado estudiando los resultados del examen de California durante los últimos 10 años. Expuso que el 19.5% de los examinados blancos nunca lo pasan incluso después de múltiples intentos. Por el contrario, agregó, el 46.9% de los examinados negros y el 30.5% de los latinos nunca lo aprueban.

Quintanilla, quien también preside la Asociación de Escuelas de Derecho de Estados Unidos, dijo que los negros y los latinos generalmente tienen peores resultados que los homólogos blancos en las pruebas estandarizadas de “alto riesgo”, como el SAT.

Los estudios atribuyen las diferencias a las disparidades en las oportunidades educativas y otros factores socioeconómicos. Los psicólogos sociales también han descubierto que las personas de color se preocupan cuando toman pruebas estandarizadas si los resultados pueden reforzar los estereotipos negativos, y que la ansiedad perjudica su desempeño, comentó Quintanilla.

Anuncio

“Existe una investigación psicológica social que muestra que incluso cuando las personas de color toman un examen y lo hacen bien, ese examen puede no reflejar su verdadero potencial”, dijo Quintanilla, quien tiene un título en derecho y está obteniendo su doctorado en psicología social.

El equipo que estudia el examen de abogacía, que incluye profesores de la Universidad de Stanford y USC, entregará los resultados a la Corte Suprema de California el próximo mes. Quintanilla remarcó que estaba contento de que el tribunal redujera el puntaje, pero agregó: “Los datos indican que hay beneficios sustanciales que se pueden obtener si se avanza aún más”.

El tribunal superior estatal de siete miembros tiene dos jueces blancos, uno negro, uno latino y tres asiáticoamericanos. El presidente del tribunal, Tani G. Cantil-Sakauye, y los jueces Goodwin H. Liu y Joshua P. Groban participaron en una reunión remota de tres horas con 2.700 estudiantes de derecho y graduados. Liu, Groban y el juez Mariano-Florentino Cuéllar se unieron a una reunión remota separada con decanos de la facultad de derecho.

Anuncio

El tribunal se negó hace tres años a reducir el puntaje de aprobación, el segundo más alto en la nación después del de Delaware. En una decisión por escrito, el tribunal señaló que la tasa de aprobación había aumentado y disminuido a lo largo de las décadas, con períodos de aprobación para los examinados por primera vez que van desde los percentiles 60 superior al 70 promedio desde 1989 a 1997, en 2001, y de 2006 a 2013.

“El puntaje de aprobación no parecía ser objeto de controversia durante estos períodos”, dijo el tribunal. Agregó que los datos sobre la tasa de aprobación no permitieron ajustar el puntaje, pero instó a continuar estudiando la cuestión.

Janet L. Brewer, quien era fiduciaria de la barra cuando la corte consideró por primera vez bajar el puntaje de aprobación, había expresado su preocupación de que disminuirlo en gran medida pudiera llevar a personas incompetentes a practicar leyes. Pero el abogado señaló que la reducción aprobada por el tribunal fue “bastante intrascendente”.

En una carta a la barra este mes pidiendo el recorte de puntaje, el tribunal habló de tratar de encontrar “las opciones más seguras, más humanas y prácticas” para licenciar a los graduados de derecho durante la pandemia.

Anuncio

“Algunos graduados han perdido ofertas de trabajo”, dijo el tribunal. “Muchos están a punto de perder el seguro de salud, no pueden encontrar un empleo para pagar las facturas o temen ser deportados si no logran ingresar a la barra a tiempo para retener las ofertas de trabajo. Una gran cantidad de ellos tienen pagos de préstamos estudiantiles que vencen a mediados de noviembre, pero sin una licencia legal y la capacidad de trabajar, temen entrar en incumplimiento”.

Los jueces también ordenaron a la barra que desarrolle el programa de licencia provisional que permita a los graduados de 2020 en California ejercer la abogacía bajo la supervisión de abogados con licencia hasta febrero de 2022.

“Este marco de tiempo brindará a los graduados de 2020 varias oportunidades para tomar el examen de su elección hasta febrero de 2022 y esperar los resultados de la misma”, dijo el tribunal.

El Colegio de Abogados de California es el brazo regulador de la Corte Suprema de California y presenta los cambios de las reglas profesionales y los asuntos del examen para que el tribunal los revise. El tribunal tiene la última palabra sobre los puntajes de los exámenes, al igual que la mayoría de los tribunales superiores estatales en todo el país.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio