Anuncio

Una fiesta fuera de control en una mansión de Mulholland Drive, un tiroteo mortal y el temor a la propagación de COVID-19

×
VIDEO | 01:07
Partygoer killed when gunfire breaks out at L.A. mansion

Three people were shot, one fatally, at a party at a home on Mulholland Drive where police had investigated a disturbance hours earlier.

Lo que comenzó como una fiesta masiva y bulliciosa, desafiando las órdenes de salud relacionadas con el coronavirus, terminó con disparos el martes temprano, dejando a una mujer muerta, otras cuatro personas heridas y planteando nuevas preocupaciones sobre las reuniones privadas como una forma de propagar el COVID-19.

El tiroteo se reportó alrededor de las 12:45 a.m., horas después de que la policía de Los Ángeles fue llamada por primera vez a la casa en el bloque 13200 de Mulholland Drive, luego de numerosas quejas de los vecinos sobre el tamaño de la reunión tras ver a los autobuses dejar a los asistentes en la fiesta.

Corrección:

6:46 AM, Aug. 06, 2020An earlier version of this article misidentified the location where officers were called to a house party on Mulholland Drive. Police were called to a home in the 13200 block of Mulholland Drive, not the 1300 block.

El teniente del Departamento de Policía de Los Ángeles, Chris Ramírez, dijo que los oficiales encontraron a dos mujeres y un hombre que sufrían heridas de bala.

LOS ANGELES, CA
Dos personas que asistieron a la fiesta observan desde Mulholland Drive mientras la policía de LAPD investiga un tiroteo en una casa en el 13200 Mulholland Drive en el área de Beverly Crest de Los Ángeles.
(Al Seib/Los Angeles Times)
Anuncio

Con los bares y clubes nocturnos cerrados debido a la pandemia de COVID-19, los funcionarios de salud han expresado su preocupación por la celebración de fiestas privadas en barrios de lujo. La policía de Los Ángeles informó que recibió un aumento en las llamadas sobre fiestas ilícitas en Hollywood Hills en particular.

Cuando se le preguntó sobre el incidente durante una sesión informativa el martes, el Secretario de Salud y Servicios Humanos de California, Dr. Mark Ghaly, dijo que la fiesta era “una experiencia de alto riesgo para quienes estuvieron allí y, francamente, para los seres queridos en sus casas”.

Agregó que el estado depende de sus socios locales para ayudar a garantizar el cumplimiento de las órdenes de salud relacionadas con el coronavirus y que cualquier problema debe abordarse de frente.

“Espero que sigamos teniendo a las agencias locales no nada más diciendo y recordando a la gente el mensaje, sino también haciendo cumplir las órdenes de salud pública, no solo las órdenes estatales de salud pública, sino las órdenes a nivel local que conozco, en el condado de Los Ángeles, son rigurosas también”, dijo Ghaly.

Anuncio

Vista aérea de una gran fiesta en Mulholland Drive en Beverly Crest, donde les dispararon a tres personas.
(KTLA)

Tres de las víctimas fueron alcanzadas por disparos, según el Departamento de Bomberos de Los Ángeles. Todas las víctimas fueron trasladadas a hospitales en estado crítico o grave. Una mujer de 35 años murió más tarde, dijo la policía. Los otros dos estaban estables, informaron las autoridades.

Dos personas más resultaron heridas en el incidente, comunicaron las autoridades, pero no estaba claro cómo. Según Ramírez, una mujer fue sola a un hospital y un hombre fue llevado a un hospital cercano. Ambos han sido dados de alta.

Ramírez dijo que el tiroteo se considera un homicidio relacionado con pandillas. Las redes sociales, en parte, llevaron a los detectives a vincular el incidente con la actividad de pandillas, agregó.

Anuncio

LOS ANGELES, CA
Un vehículo sale de la escena del tiroteo en 13200 Mulholland Drive en el área de Beverly Crest de Los Ángeles.
(Al Seib/Los Angeles Times)

No se han hecho arrestos.

Los videos de la mansión publicados en las redes sociales parecen capturar ráfagas de disparos.

Alrededor de 200 personas estaban en la fiesta en la mansión de Beverly Crest cuando la policía entró por primera vez alrededor de las 7 p.m. Aunque los oficiales citaron y confiscaron algunos vehículos que estaban estacionados ilegalmente, no pararon la fiesta, a pesar de que las reuniones de cualquier tamaño están prohibidas por la orden de salud del coronavirus del condado de Los Ángeles.

Anuncio

“Cuando llegaron los oficiales, notaron grandes cantidades de personas en la calle y vehículos que estaban bloqueando el paso, estacionados en doble fila y demás, apilados en la carretera”, dijo Ramírez durante una conferencia de prensa matutina.

“En ese momento, los agentes se reunieron con la parte responsable y los oficiales de seguridad en ese lugar. Obtuvieron su compromiso de tener las cosas bajo control y ayudar a que la gente volviera a la fiesta privada”.

El video transmitido por KCAL-TV mostró a docenas de personas en la terraza de la mansión. Algunos bailaban, mientras otros socializaban en una piscina.

En mayo, los oficiales fueron a una fiesta ruidosa en la casa con más de 100 personas que terminó cuando un asistente accidentalmente se pegó un tiro en la ingle.

Anuncio

La rapera Megan Thee Stallion dijo que sufrió “heridas de bala” fuera de una mansión de Hollywood Hills en julio, aunque un informe de LAPD del incidente no mencionó que fue alcanzada por disparos y se refirió solo a que sufrió una lesión en el pie. El departamento continúa investigando ese percance.

Sheila Irani, miembro del Consejo Vecinal de Hollywood United, dijo que la policía está respondiendo constantemente a las llamadas por violaciones de ruido en las colinas desde que se establecieron las restricciones de coronavirus.

“Desde que empezó el COVID, se han trasladado a todas partes en las colinas”, reveló. “Los jóvenes se están volviendo locos”.

Ella dijo que las multas, las amenazas de la ciudad y otras sanciones no parecen disuadir a algunos propietarios. En su vecindario, los residentes han comenzado a bombardear a las compañías de administración de propiedades con quejas y a tratar de presionar a las empresas de alquiler a corto plazo para que eliminen esas propiedades.

Anuncio

En 2018, el Concejo de la Ciudad de Los Ángeles aprobó una ordenanza propuesta por el concejal David Ryu, quien representa a Hollywood Hills, la cual impone multas tanto a los anfitriones como a los propietarios de viviendas.

Después del tiroteo de mayo, Ryu dijo que estaba buscando expandir la ordenanza para tomar medidas enérgicas contra aquellos que continúan violando la ley y ponen a otros en riesgo.

“Esto siempre ha sido peligroso, pero durante una pandemia, es especialmente egoísta y estúpido”, manifestó. “Esto ya no es un problema de nivel de vida; es una cuestión de estándar de salud. Ya sea mediante la expansión de la ley para las casas o la aplicación más estricta de las reglas de distanciamiento físico, debemos tomar medidas enérgicas contra estas fiestas y responsabilizar a los anfitriones y propietarios de la casa”.

La oficina del fiscal de la ciudad de Los Ángeles ha dicho que los propietarios con un historial de alquiler para fiestas enfrentarán más que un simple manotazo.

Anuncio

“Las consecuencias pueden variar desde una citación hasta el enjuiciamiento penal y seis meses de cárcel. Esas consecuencias no solo se aplican a la persona que organiza la fiesta; puede aplicarse al... propietario de la casa”, expuso Ethan Weaver, fiscal de la oficina en el área de Hollywood.

“Si su casa ha sido citada por una violación de una fiesta en el pasado, usted como propietario de la vivienda puede ser considerado responsable, incluso si no está presente”, concluyó.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


CaliforniaNota Roja
Anuncio