Anuncio

“No hay seguridad, no hay aprendizaje”: muchos maestros del condado de Orange protestan por la reapertura de las escuelas

Orange County teachers and union members protest school reopenings at a demonstration at Costa Mesa High School.
Los miembros de la Federación de Maestros de Newport-Mesa se unieron a la Asociación de Empleados Escolares de California el domingo en una manifestación por la reapertura de escuelas en medio de la pandemia en curso en Costa Mesa High School.
(Kimberly Claytor / Newport-Mesa Federation of Teachers)

A medida que los campus comienzan a reabrir, los maestros observan con ansiedad, y algunos están planteando sus preocupaciones públicamente, incluyendo a los profesores del condado de Orange que lideraron una protesta y firmaron una petición.

Los maestros de dos distritos escolares del condado de Orange se han unido en audaces protestas y peticiones públicas, diciendo que no están dispuestos a regresar al campus en los días y semanas venideros señalando un trasfondo de amplia preocupación entre los educadores sobre la seguridad de volver a la instrucción presencial.

En el Distrito Escolar Unificado de Newport-Mesa, programado a reabrir para estudiantes de segundo grado y menores la próxima semana, el 75% de los maestros dijeron en una encuesta reciente que no estaban satisfechos con el plan de seguridad de su distrito y sentían que se estaba apresurando su reapertura. Mostraron su descontento durante una ruidosa manifestación y protesta de caravanas.

Los maestros del Distrito Escolar Unificado de Irvine están circulando una petición que ha obtenido más de 2.000 firmas de profesores, padres, personal y estudiantes, instando al distrito a permanecer en línea a nivel de escuela secundaria. La postura de la petición va en contra de la posición del sindicato de maestros. Todos los campus de Irvine están programados para abrir el jueves de alguna manera.

“Pondremos en peligro la seguridad de los estudiantes, el personal y las familias al reanudar la instrucción en persona”, dice la petición. Y “la calidad de la instrucción híbrida presencial en el nivel secundario será inferior al modelo de aprendizaje a distancia”.

Anuncio

El condado de Orange, cuyas tasas de COVID-19 han caído, se encuentra entre el primer grupo de grandes condados de California que cuenta con autorización estatal y del condado para reabrir los campus cerrados por la pandemia desde marzo.

Las preocupaciones entre los educadores del condado de Orange reflejan los temores expresados en una encuesta nacional en línea de 816 profesores realizada del 26 de agosto al 1 de septiembre por la Federación Estadounidense de Maestros. En ese momento, el año escolar ya había comenzado para la mayoría de ellos, aunque no necesariamente con clases presenciales.

Los decanos de las escuelas de leyes de California clamaron durante años para reducir el puntaje de aprobación del examen de la barra. Cuando la pandemia golpeó, la Corte Suprema de California actuó.

Más de las tres cuartas partes de los maestros dijeron que les preocupa que se infecten con el nuevo coronavirus en la escuela, y casi dos tercios temen que su distrito escolar se mueva demasiado rápido para reabrir completamente los campus. Un tercio de los profesores dijo que es más probable que dejen la docencia o se jubilen antes de tiempo debido a preocupaciones relacionadas con el trabajo.

Anuncio

“Hay ansiedad sobre su salud, la de los estudiantes y su comunidad”, dijo Jeff Freitas, presidente de la Federación de Maestros de California.

Hasta ahora, la historia de las reaperturas de escuelas se ha centrado en las áreas rurales, lejos de las comunidades urbanas donde las tasas de infección se han disparado fuera de control, y en las comunidades más pequeñas y cerradas que ofrecen las escuelas privadas, muchas de las cuales han reabierto a través de exenciones o como “campamentos”.

Pero los distritos de escuelas públicas en áreas más pobladas, como los condados de Orange, Marin, San Francisco y San Diego, están comenzando a abrir sus puertas.

“Hay mucha preocupación en esos condados”, dijo Freitas. “Todavía están en rojo”, señaló refiriéndose al código de color del estado para representar el nivel de amenaza del virus.

Anuncio

Bajo el sistema estatal, el púrpura es el peor nivel, el rojo es el siguiente y los campus pueden reabrir con las precauciones de seguridad apropiadas y detalladas, incluido el distanciamiento social en las aulas y en el patio de recreo, clases más pequeñas con grupos de aprendizaje que permanecen juntos, el uso de mascarillas y centros de lavado de manos. La realización de estos planes se basa en gran medida en el sistema de honor, y los departamentos de salud del condado no están equipados para controles de seguridad completos.

“Los maestros no se sienten del todo seguros y creen que lo están haciendo demasiado pronto”, manifestó Freitas.

En el condado de Orange, 10 de los 29 distritos escolares han anunciado planes para abrir antes de fin de mes, según un recuento no oficial de la oficina de educación del condado. Un distrito, Los Alamitos Unified, abrió a principios de este mes bajo una exención aprobada por el condado.

Anuncio

La presidenta del sindicato de maestros de Newport-Mesa, Tamara Fairbanks, dijo que las preocupaciones van de grandes a pequeñas: el sindicato quiere que los estudiantes sean evaluados previamente para detectar síntomas antes de la escuela y necesitan saber quién supervisará la sala de aislamiento con un alumno enfermo. Fairbanks señaló que las enfermeras a veces rotan entre dos o tres campus.

“Queremos volver a la escuela”, aseguró Fairbanks. “Solo que deseamos regresar pero estar a salvo”.

“No todos los vecindarios del distrito tienen las mismas tasas bajas de infección, agregó, y el personal del distrito proviene de todo el condado, incluso de lugares como Santa Ana, donde la tasa de infección ha sido alta”.

El distrito defendió su planificación.

Anuncio

“Siempre hemos seguido la guía y actualizamos continuamente nuestros planes de reapertura para promover una transición segura a la instrucción en persona”, dijo la portavoz Annette Franco.

“Tenemos una comunidad diversa, muchos de los cuales dan la bienvenida a la reapertura de nuestras escuelas”, señaló Franco, y “Tal vez recuerde que hace unas semanas tuvimos padres que exigían instrucción en persona. Y otros que dudaban”.

Continúan las negociaciones entre sindicatos y distritos.

El debate sobre la apertura segura de escuelas se ha desatado a raíz de que el presidente Trump hizo un llamado rotundo a que todas las escuelas reabrieran a tiempo completo, pero según la Organización Mundial de la Salud, “el papel de los niños en la transmisión aún no se comprende completamente”.

Anuncio

La ciudad de Nueva York, el distrito más grande del país, dio la bienvenida a sus estudiantes más jóvenes al campus el lunes, después de posponer dos veces una reapertura completa. El Distrito Unificado de Los Ángeles, el segundo distrito más grande del país, no ha fijado una fecha para la reapertura. Los funcionarios del condado dijeron que no aprobarán un regreso completo al campus hasta al menos noviembre debido a la alta tasa de infecciones por coronavirus en la región.

Trabajando desde una tienda de campaña y practicando el distanciamiento social en serio, el Padre Boyle mantiene la misión viva... con algo de ayuda de un premio de 2.5 millones de dólares

A medida que los niños crecen, son más propensos a contraer el virus, dicen los expertos. Y aunque los pequeños parecen tener mucho menos riesgo de contraer una enfermedad grave, pueden transmitir la enfermedad a otras personas. El superintendente de escuelas de L.A., Austin Beutner ha citado hallazgos recientes de que los niños pequeños transmiten el virus a los adultos en los centros de cuidado infantil de Salt Lake City.

Las personas con problemas de salud subyacentes, ya sean estudiantes o adultos, deben considerar cuidadosamente si es seguro regresar al campus y deben tener en cuenta los niveles de infección de la comunidad y la preparación para la seguridad, aconseja la OMS.

Anuncio

Según la ley estatal, los niños deben tener la opción de permanecer en línea únicamente. No está claro si los maestros cuentan con el mismo derecho en California. Los líderes sindicales tienden a pensar que sí, pero es posible que los funcionarios del distrito no tengan suficientes puestos de enseñanza en línea disponibles. ¿Y qué pasa con los maestros sin factores de riesgo personales que viven con alguien con problemas de salud subyacentes?

A todos los maestros de Irvine con una afección preexistente se les permitió trabajar desde casa, dijo Teri Sorey, la presidenta de la Asociación de Maestros de Irvine, pero es “una posibilidad real” que algunos instructores que viven con un compañero, niño o familiar en una categoría vulnerable tengan que regresar al aula.

Sorey dijo que ella, su equipo de negociación y otros han estado trabajando con el distrito “sin descanso desde marzo” para desarrollar protocolos de seguridad sólidos.

No es suficiente para unos 200 miembros del sindicato de maestros que firmaron la petición, alrededor del 12% de los miembros. El organizador de la petición, James García, acusó al distrito de “implementar este plan fortuito muy rápidamente”. Más de 2.000 personas que no son profesores se habían inscrito el lunes por la tarde. “Creo que la respuesta es bastante reveladora”.

Anuncio

Los funcionarios de Irvine han defendido su preparación como reflexiva y exhaustiva. Esto incluye reservar $4 millones para pruebas de coronavirus. El distrito de 35.000 estudiantes está ofreciendo a los alumnos de primaria la opción de instrucción en persona cinco días a la semana. Todos los estudiantes tienen la opción de asistir a clases escalonadas, a tiempo parcial, y en el campus en grupos pequeños.

El instructor de inglés y periodismo Alex Goodman se preocupa por llevar el COVID-19 a casa, donde reside con su esposa que sufre de asma. Esa es una de las razones por las que la maestra de Newport Harbor High School se unió a la caravana de automóviles.

Puso carteles en su Volkswagen Jetta 2012 gris: “Sin seguridad, sin aprendizaje” y “No estamos preparados. Deberíamos esperar”.

Independientemente de cómo se sientan los profesores, las protestas abiertas han sido relativamente raras. Los funcionarios del sindicato y del distrito en el Distrito Unificado de Tustin se hicieron eco de los de otros lugares al enfatizar que están tratando de colaborar. Las escuelas de Tustin también están programadas para abrir esta semana.

Anuncio

A los maestros se les dio la opción de quedarse en casa, pero solo un pequeño número ha elegido permanecer solo en línea, dijo el oficial de información pública Mark Eliot.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio