Anuncio

Cómo hacer un altar de muertos en casa: Una tradición muy mexicana que se puede compartir con otras culturas

Una ofrenda típica de Mixquic, México.
Una ofrenda típica de Mixquic, México.
(Mayra Falcon)

Hacer un altar de muertos no es nada del otro mundo literalmente. Sin embargo, se necesitan objetos que simbolizan la muerte, el recuerdo de la persona que ya no vive en esta tierra, y toda la creatividad para una bienvenida simbólica del mas allá.

Es importante recordar que existen todo tipo de altares desde los más laboriosos hasta los más sencillos. Asimismo, si hay objetos que no puede obtener o no encuentra en su tienda cercana, usted puede utilizar la creatividad y hacer su propia versión. Lo principal de crear un altar es hacerlo en familia y compartir el tiempo juntos recordando a alguien con amor, dice Marbella Muro, directora de programas artísticos y educación de la organización de arte, Self Help Graphics.

Hay personas que en sus altares llegan a poner tumbas, casas de papel y todo lo alegórico que le gustaba o le hubiera gustado tener al difunto. No olvide el mantel antes de colocar todos sus objetos.

Anuncio

Lo mejor de estas tradiciones es que se pueden compartir con otras culturas que desean recordar a sus muertos de una forma especial, dice Muro.

Primero que todo debe de colocar las fotografías de los seres amados a recordar. Estas no pueden faltar, pues ellos son a los que se veneran.

Las veladoras son indispensables en un altar porque iluminan el camino de nuestros fallecidos en su viaje a visitarnos. Puede ser cualquier veladora.

Anuncio

Asimismo, el agua es vital, ya que las almas llegan con sed tras su caminata. En el altar también puede haber pan de muerto que se compra en cualquier tienda mexicana o simplemente pan dulce. El pan de muerto es una representación de la eucaristía y fue agregado por los evangelizadores españoles. Frente a ella se coloca un espejo, para que el difunto solo pueda ver el reflejo de sus deudos y estos vean a su vez únicamente al difunto.

En el altar también deben poner comida que al ser querido le haya gustado en vida. En México la gente acostumbra a poner mole, frutas, pan dulce o/y un dulce de calabaza preparado. La comida con más duración como cacahuates, pan y frutas se puede dejar afuera, todo lo que es más elaborado claramente se debe cambiar diario para no crear moscas.

Anuncio

Por otra parte, la cruz es utilizada en la mayoría de los altares, es un símbolo introducido por los evangelizadores españoles, con el fin de incorporar el catecismo a una tradición tan arraigada entre los indígenas, en pocas palabras es la fe de la resurrección. Esta cruz puede ser hecha de cualquier material.

La flor de cempasúchil tiene un olor muy fuerte y colores muy vivos, a esta flor se le deben quitar los pétalos, lo cual es muy fácil, y se forma una cruz para que los difuntos sigan el camino. Esta flor se encuentra en las tiendas mexicanas en esta época, también la venden en masetas. Si no la encuentra, no es necesario para el altar.

Anuncio

Las calaveras de cualquier material o de dulce son la realización de lo inevitable; hoy en día ya encuentra calaveras de masetas y otros materiales en muchas tiendas.

Papel picado para adornar, una artesanía mexicana que se elabora con papel de China recortado con figuras de esqueletos y calaveritas. Si no lo encuentra, usted puede hacer su propio papel o adornar con lo que guste.


Anuncio