Anuncio

Salvadoreña utiliza una mesa para defender a su hija y nieto del ataque de una mujer

En esta imagen se observa a Doris Campos (camisa ocre) empujar una mesa en contra de una mujer agresiva.
En esta imagen se observa a Doris Campos (camisa ocre) empujar una mesa en contra de una mujer agresiva que había lanzado un bote de alcohol gel a la hija y nieto de Campos.
(Captura de pantalla/Cortesía)

Una mesa utilizó Doris Campos para amedrentar a una mujer, como una forma de defensa al ver que su hija y su nieto eran atacados, un gesto que ha captado la atención de los medios de comunicación por su valentía y determinación en un video que circula en las redes sociales.

“Fue la mesa la que nos salvó”, dijo Campos en entrevista con Los Angeles Times en Español.

Campos, de 57 años, es originaria de San Miguel, al oriente de El Salvador. Desde 1989 es propietaria de Panchita’s Pupusería, negocio localizado en las calles 16th y Valencia, en la ciudad de San Francisco.

El pasado viernes, 27 de noviembre, a eso de las 8:52 p.m. se encontraba en la cocina preparando la leche poleada para unas empanadas, cuando escuchó unos gritos en la sala del restaurante.

Anuncio

“Cuando oí el tercer y cuarto grito salí”, relató la oriunda de Chirilagua, radicada en Estados Unidos desde 1982.

Unos minutos antes de que Campos saliera, su hija Doris Vargas, de 29 años, lidiaba con una cliente que se quejaba por la espera de su orden de comida.

La joven asegura que la cliente iba de mal humor desde antes de llegar al establecimiento. Sin embargo, la mujer empezó a tocar las bolsas de comida de otras personas y una de ellas la puso en el piso, algo por lo que Vargas le reclamó. En ese momento, llegó su padre y le dejó a su hijo de 2 años en los brazos.

Anuncio

La agresiva mujer intentó primero lanzar un bote de alcohol gel, pero se le fue para atrás.

“Mi mamá salió de la cocina como para calmarla”, dijo Vargas.

Doris Campos, propietaria de Panchita’s Pupusería, posa junto a su hija, Doris Vargas, y su nieto.
(Cortesía)

En ese instante, Campos intervino. No obstante, la cliente no bajaba su ímpetu agresivo. La empresaria lo que observaba era que la mujer quería golpear a su hija.

Anuncio

“Muévete con tu hijo”, le dijo.

En lo que Vargas se mueve, la cliente tomó otro bote de alcohol gel de unas 5 libras de peso y se lo lanzó a Vargas.

“Pasó cerca de la cara de mi nieto”, indicó Campos, detallando que ese acto le activó su instinto maternal.

La empresaria tomó una bolsa de pupusas y se la lanzó a la mujer, solo para asustarla. Luego movió una mesa hacia adelante, tal como se puede ver en el video.

Anuncio

Entretanto, la cliente empujó de regreso la mesa, lo que originó un forcejeo.

Campos no se explica cómo sacó fuerzas, pero agarró la mesa y con ella orilló a la mujer hacia la puerta, en donde estaba un hombre que les ayudó a sacar a la cliente.

“Esta mujer no estaba razonando, si encuentra un cuchillo, nos mete el cuchillo”, reflexionó.

Anuncio

A cuatro días de lo ocurrido, la empresaria sostiene que no iba a permitir que le pasara algo a su hija o su nieto estando ella en frente.

“Salí a defender con lo que hubiese, en ese caso fue la mesa la que nos salvó”, indicó la empresaria que emigró de El Salvador cuando ese país iniciaba el conflicto armado. “Nosotros venimos de sobrevivir y sacar fuerzas de donde no hay”, agregó Campos.

Los propietarios del negocio hicieron el reporte a la policía y antes de que llegaran los agentes de la ley, la mujer salió de la escena, la cual quedó grababa en las cámaras del establecimiento.

Anuncio

Al ver la respuesta de su madre, Vargas dice que se sintió protegida.

“Muy segura, supe que mi mamá no iba a permitir que nos sucediera nada a mí y a mi hijo”, indicó la joven.

En medio de la pandemia, esta familia ha tenido que hacer malabares para salir adelante. Campos cuenta que tenían tres restaurantes y un camión de comida. La crisis actual les obligó a vender un local y cerrar otro.

Anuncio

En este momento, solo operan un negocio y el camión de comida lo utilizan los fines de semana.

A raíz del incidente reciente, Campos asegura que mientras atiende esta entrevista tenía una larga línea de clientes que habían llegado a comprar.

“Hay una gran línea de tanta gente que ha venido a apoyarnos, es lo que nos están diciendo”, aseguró.

Después de lo ocurrido, Campos sostiene que no hubiese querido alcanzar notoriedad por una reacción espontánea, porque ella misma reconoce que parte de su comportamiento no era el adecuado; sin embargo, asegura que no tuvo otra alternativa en ese momento.

Anuncio

“Sé que no estuvo bien de mi parte, es violencia también, pero cuando uno es atacado hay que reaccionar. No quería hacerme famosa de esta forma, la idea era defender a mi familia”, concluyó Campos.


Anuncio