Anuncio
Share

Salvadoreños en Los Ángeles defienden a Bukele y piden a EEUU que no intervenga

Rolando Salmerón participó en la concentración a favor de Bukele realizada el domingo 9 de mayo de 2021 en Los Ángeles.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

En una fiesta convirtieron la manifestación de simpatizantes del presidente salvadoreño, Nayib Bukele, congregados en el emblemático MacArthur Park, quienes se reunieron a primera hora de este domingo a expresar su apoyo al mandatario y a la Asamblea Legislativa de esa nación.

Al trascender las críticas de organismos internacionales por los cambios en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Fiscalía General de la República (FGR), la comunidad se desplazó de diferentes partes de California hacia Los Ángeles, al mismo tiempo que se realizaba otra movilización en Washington DC.

“Nayib amigo, el pueblo está contigo”, gritaban a una sola voz más de 400 personas.

Anuncio

Con camisas azul y blanco, trajes típicos, banderas y la imagen de Bukele en pancartas y camisetas, los simpatizantes del presidente se apostaron en la esquina del parque MacArthur, entre la calle Park View y bulevar Wilshire, como si se tratara de un festival cultural.

Eran familias enteras, padres e hijos, las que comenzaron a llegar en medio de la fría mañana. Sin importar de que la movilización política coincidió con la celebración estadounidense del Día de la Madre, los seguidores de Bukele sentían una obligación en expresarse.

“El Salvador avanza con Bukele”, se leía en carteles.

“Estamos con Bukele”, era uno de los mensajes que se repetía en las pancartas y letreros hechos a mano.

Anuncio

Desde las 3 de la mañana, Ronald Souza salió junto a su esposa hacia Los Ángeles. Manejó seis horas desde la ciudad de Pittsburg, en el condado de Contra Costa, para sumarse a sus connacionales que habían hecho la convocatoria para las 9 am.

“Valió la pena”, dijo sobre el viaje el oriundo de San Salvador que se radicó en el norte de California desde 1974.

“Los cambios que está haciendo [Bukele] no son fáciles, se está peleando contra gente de poder”, indicó Souza, quien portaba una pancarta que decía “San Francisco apoya al presidente Bukele”.

Anuncio

“Para llegar a donde está, todo se ha hecho democráticamente”, agregó convencido de que El Salvador va en la dirección correcta bajo la conducción de Bukele.

La figura del presidente Nayib Bukele predominó en el parque MacArthur en camisas y carteles.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

Marcos Montiel llegó junto a su esposa y dos hijas. Los adultos llevaban camisas azules que identifican a la selección de fútbol de ese país. En cambio las hijas llevaban banderas pequeñas.

Este inmigrante, oriundo de San Miguel, enfocó sus baterías hacia Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, al señalar que la funcionaria tiene una postura sesgada.

Anuncio

“Autoridades estadounidenses, como lo es Kamala Harris, están viendo nada más un lado de la moneda”, cuestionó.

Montiel descarta que El Salvador se dirija hacia una dictadura, es más a su juicio el presidente está actuando apegado a la Constitución.

“No estamos ni siquiera cerca de eso”, agregó Montiel, quien viajó a su tierra en febrero a votar en las elecciones municipales y legislativas que le dieron el triunfo al partido Nuevas Ideas, el cual tiene la mayoría en el Congreso.

Anuncio

La vicepresidenta Harris manifestó recientemente que debe haber una respuesta después de que el Congreso de El Salvador debilitara la independencia judicial, algo que considera fundamental en una democracia saludable y una economía fuerte.

Al igual que ella, congresistas estadounidenses como Norma Torres, de California, han expresado su preocupación por el hecho de que ahora los tres poderes del Estado salvadoreño están controlados por Bukele.

“Déjennos trabajar”, dijo una mujer al dirigirse a la concurrencia en un mensaje alusivo a la congresista Torres, provocando los aplausos de los presentes.

En medio de la multitud, con megáfono en mano, Rolando Salmerón le recordaba a Harris que muchos salvadoreños son votantes demócratas.

Anuncio

“Nosotros la apoyamos a usted para que estuviera ahí”, dijo el oriundo de Usulután.

“Los salvadoreños vamos a tener en cuenta eso si intervienen en lo que está pasando en El Salvador”, agregó Salmerón.

La convocatoria a esta concentración se giró a través de las redes sociales, poco después de que se realizara otra manifestación en Los Ángeles, el pasado jueves, en la que se condenaba lo ocurrido en El Salvador.

Anuncio

Esta vez, las personas en el MacArthur Park por medio del sistema de sonido exigían al gobierno y al Congreso salvadoreño que detengan a los corruptos, entre ellos mencionaron los nombres del exdiputado derechista Norman Quijano y el expresidente de izquierda Mauricio Funes, entre otros.

“Barran toda la corrupción”, dijo uno de los que habló en el micrófono provocando gritos y aplausos.

La estudiante de la Escuela Secundaria de Santa Ana estudiará biología en el otoño de 2021. Pero primero tuvo que ayudar a su padre a salir de un centro de detención de inmigrantes.

Este tipo de movilizaciones van a continuar, dijeron los organizadores.

Anuncio

La organización Salvadoreños en el Exterior (Salex) fue la coordinadora de esta concentración, la cual tiene presencia en diferentes ciudades estadounidenses, México, Canadá, Asia, Australia, Europa y en Centro América.

Una niña muestra su cartel en el que expresa apoyo al presidente de El Salvador, Nayib Bukele.
(Soudi Jiménez/Los Angeles Times en Español)

Raquel Mancía, vicepresidenta de Salex, plantea que los cambios implementados en El Salvador no rompen con la gobernabilidad, porque se está siguiendo la Constitución, contrario a lo que han cuestionado organizaciones defensoras de los derechos humanos internacionales.

“Si la Asamblea Legislativa no hace esos cambios en dos años los sacamos, porque no queremos gente que llegue a seguir con la corrupción”, aseguró.

Anuncio

A nivel internacional, las críticas a lo que han denominado un golpe a la democracias han arreciado contra Bukele, entre ellas están la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y Human Rights Watch, entre otras.

Mancía, sin embargo, plantea que será el pueblo mismo el que se encargará de juzgar lo que haga el presidente; mientras tanto, solo pide que no haya injerencia porque a su criterio los organismos internacionales “están apoyando el lado equivocado”.

“Estamos felices”, aseguró en referencia a los cambios en la Corte Suprema y la Fiscalía.

Anuncio

“Somos nosotros, el pueblo, que hemos exigido”, concluyó Mancía, dejando en claro que en su opinión la democracia está funcionando y no observa en el horizonte nada que temer.


Anuncio