Anuncio
Share

Primera ola de calor de la temporada asará el sur de California en medio de una sequía que empeora

Ian Choi, 21 months old, aims a hose at his mother Younkyung Ko, while playing in front of their home.
Ian Choi, de 21 meses, apunta con una manguera a su madre, Younkyung Ko, mientras juega frente a su casa en Altura Road en Arcadia.
(Mel Melcon / Los Angeles Times)

En medio de las preocupantes condiciones de sequía que azotan gran parte del oeste estadounidense, la primera ola de calor de la temporada se dirige al sur de California.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió sobre la posibilidad de una alta temperatura récord, a partir del lunes y hasta la siguiente semana.

De martes a jueves serán los días más calurosos en el área de Los Ángeles, señaló Mike Wofford, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard. Las temperaturas podrían alcanzar los 110 grados Fahrenheit en el Valle del Antílope y los 107 en el Valle de San Fernando. El centro de Los Ángeles se elevará a los 90 y las playas llegarán a mediados de los 80.

Taylor Scandrick, 11, goes airborne during a sand workout.
Taylor Scandrick, de 11 años, vuela en el aire durante un entrenamiento en la arena con su hermana gemela, Tatiana, y con el entrenador personal Alex Gaines de Afterburn Fitness. El par, hijas de Orlando Scandrick, quien jugó en la NFL durante 12 años, están entrenando fuera de temporada para el baloncesto, ya que juegan para Dream Academy, en Santa Mónica.
(Al Seib / Los Angeles Times)

Anuncio

Diferentes áreas alcanzarán su punto máximo en días distintos, indicó Wofford, pero la predicción actual es que el martes será el día más cálido para la costa, mientras que el miércoles y el jueves serán los más calurosos para las áreas del interior.

“Cuando se habla de temperaturas tan altas, obviamente está por encima de lo normal en cualquier época del año”, indicó Wofford, y señaló que junio en Los Ángeles todavía suele estar envuelto en una capa marina de nubes y niebla.

“Es un poco pronto para tener este tipo de temperaturas”, agregó.

Y no solo Los Ángeles sentirá el calor.

Anuncio

Se espera un calor superior al promedio en gran parte del oeste de Estados Unidos alrededor de los próximos seis a diez días, incluida la Gran Cuenca, el suroeste y las Montañas Rocosas, según el Centro de Predicción del Clima del Servicio Meteorológico Nacional.

En el Valle de Coachella, las temperaturas el miércoles y jueves podrían dispararse de 116 a 120 grados, comentó Philip Gonsalves, de la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en San Diego. Esos máximos podrían establecer récords diarios.

Gran parte del Inland Empire probablemente también estará en los tres dígitos la próxima semana, indicó.

One-year-old Lola Escalderon kneels in a splash pad in Temecula.
Era un viernes caluroso, así que Lola Escalderon, de 1 año, se divierte en un área de juegos acuáticos en Margarita Community Park, en Temecula.
(Irfan Khan / Los Angeles Times)

Anuncio

El calor extremo es particularmente preocupante dado lo que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica llama una “sequía extrema y excepcional”, que se ha expandido a grandes porciones de California, Nevada, Utah, Arizona, Nuevo México y otros estados del oeste.

El Área de la Bahía declaró esta semana una emergencia por escasez de agua. El viernes, el lago Mead, un embalse clave en el río Colorado, descendió a un nivel récord.

Los expertos en clima han hecho sonar la alarma sobre cómo la combinación de calor y aridez puede crear franjas de vegetación completamente seca que podría actuar como combustible para incendios forestales. El año pasado fue la peor temporada de incendios forestales registrada en el estado y ahora el 2021 está preparado para otra temporada severa.

“Tuvimos una temporada de lluvias con un desempeño inferior y no nos proporcionó una cantidad promedio de lluvia”, señaló Gonsalves.

Anuncio

El calor también hace que la lucha contra incendios sea mucho más difícil, agregó, por lo que, si las llamas comienzan, los equipos de bomberos tendrán que lidiar con condiciones peligrosas.

Según Wofford, la ola de calor entrante está siendo impulsada tanto por una cresta de alta presión que se está formando desde el sureste, así como por un flujo de aire en tierra que se debilita, que es lo que generalmente trae la refrescante brisa marina.

Es casi como una “tapa que se comprime y hace que el aire se caliente”, señaló.

Se aconseja a los residentes que planifiquen formas de mantenerse frescos en medio de las condiciones de calor excesivo. Las actividades al aire libre deben ser limitadas, especialmente por las tardes, y las mascotas y las personas nunca deben quedarse solas en autos cerrados, indicó el Servicio Meteorológico Nacional.

Anuncio

Wofford destacó que las temperaturas extremas exacerbarán la sequía.

“Con altas temperaturas, obtendremos más evaporación y menos agua para usar más adelante. Obviamente, no va a llover mucho en el corto plazo”, subrayó, y agregó: “No estoy seguro de cuánto empeoran las cosas, ya están bastante mal”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio