Anuncio
Share

‘Demasiado riesgoso como para no actuar’: sacrificaron un coyote en un parque de San Francisco, después de que se acercara a varios niños pequeños

A coyote lying near Lake Merced
Un coyote, retratado aquí cerca del lago Merced, fue sacrificado por funcionarios federales de vida silvestre, después de que se acercara agresivamente a niños pequeños en el Golden Gate Park de San Francisco.
(San Francisco Animal Care & Control )

El coyote se había acercado agresivamente a los niños pequeños en el Jardín Botánico de San Francisco en cinco ocasiones distintas, según las autoridades.

Funcionarios federales de vida silvestre mataron a un coyote que había atacado repetidamente a niños pequeños en el parque Golden Gate de San Francisco.

Los funcionarios locales consideraron que el coyote macho era “demasiado peligroso” para vagar libremente, después de haberse acercado agresivamente a niños pequeños en cinco ocasiones, dentro del parque.

Según Virginia Donohue, directora ejecutiva de San Francisco Animal Care & Control, se pidió la intervención al Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal, dependiente del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Los funcionarios de vida silvestre del programa federal determinaron que el coyote era una amenaza para la seguridad pública y lo sacrificaron en el mismo parque, el viernes pasado.

Anuncio

Donohue responsabilizó por las acciones del coyote a las personas, que lo alimentaban repetidamente, lo cual llevó al animal a perder “no solo el miedo, sino todo sentido de precaución”. Hay pruebas, añadió, de que alguien dejó carne para que el animal la devorara en un área que frecuentaba.

Las autoridades venían rastreando al coyote, que era identificable por sus características distintivas, desde 2016. No había exhibido un comportamiento agresivo hasta el otoño de 2020, cuando llegó el primer informe de que el animal se acercaba a niños pequeños en el Jardín Botánico de San Francisco, ubicado dentro del Golden Gate Park.

Dos incidentes en el otoño fueron seguidos por tres más, el mes pasado.

El coyote se acercaba mucho a los niños, y en un incidente llegó a menos de medio metro de distancia, precisaron las autoridades. Ningún menor resultó herido durante estos episodios.

Anuncio

La versión del siglo XXI del cartel de búsqueda del Salvaje Oeste se ha convertido en un elemento básico de las redes sociales para los departamentos de policía de todo el país.

Los diferentes padres de esos pequeños describieron el comportamiento como agresivo, señaló Donohue, y agregó: “Es un momento muy aterrador ver que un coyote se acerque a tu bebé".

El control de animales determinó que el animal “era demasiado riesgoso como para no actuar” y, junto con el Departamento de Parques y Recreación de la ciudad, obtuvieron el apoyo del estado para comunicarse con expertos federales en vida silvestre para que evaluaran la situación.

Se cree que docenas de coyotes deambulan por San Francisco y rara vez causan problemas. La última vez que los funcionarios de San Francisco consideraron necesario matar a uno de ellos fue a mediados de la década de 2000, comentó Donohue.

Anuncio

El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal sacrificó varios coyotes en California en los últimos años debido al comportamiento agresivo de los animales, “como morder personas, incluidos niños pequeños”, afirmó Tanya Espinosa, vocera de la agencia gubernamental, en un comunicado vía email.

Aunque los animales naturalmente se alejan de los humanos, agregó, pueden perder ese impulso cuando se les alimenta, y tienen “más probabilidades de volverse agresivos cuando aprenden a conectar con las personas mediante la comida”, finalizó Espinosa.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio