Anuncio
Share

Cómo Newsom derrotó la revocación: Ventajas tempranas en los suburbios y márgenes abrumadores en las grandes ciudades

Gov. Gavin Newsom smiles and speaks to reporters.
El gobernador de California, Gavin Newsom, se dirige a los periodistas después de derrotar el intento de la revocación de mandato.
(Rich Pedroncelli / Associated Press)

El movimiento para destituir al gobernador Gavin Newsom parece haber fracasado en las grandes regiones suburbanas del sur de California y otros condados indecisos, dando al mandatario un colchón considerable para derrotar el esfuerzo por derrocarlo, según muestran los datos preliminares.

Aún quedan muchas boletas por contar. Pero de los más de 9.1 millones de votos tabulados hasta la mañana del miércoles, casi el 64% estaba a favor de mantener a Newsom en el cargo.

Ese abrumador margen, que aún podría ajustarse a medida que se procesen más boletas, fue impulsado por victorias desiguales en el Área de la Bahía de San Francisco y el condado de Los Ángeles, ambos bastiones tradicionales demócratas.

En Los Ángeles, aproximadamente el 71% de los votos contados hasta el miércoles por la mañana se oponían a la revocación. En San Francisco, la proporción de votantes que estaban a favor de mantener el statu quo de gobernador era un poco menos del 87%, según los primeros resultados publicados por la oficina del secretario de estado de California.

Anuncio

Que Newsom prevaleciera en áreas profundamente demócratas no es ninguna sorpresa. Pero parece que también tuvo un desempeño relativamente fuerte en el resto de las zonas urbanas del sur del estado, según los resultados preliminares.

En el condado de San Diego, el segundo más poblado de California, casi el 59% de los votos contados hasta ahora se oponían a la revocación. Los márgenes fueron menores en el condado de Orange con un 52.6%; en Riverside, con un 52.4%; y en San Bernardino, con un 52%.

Si bien el “no” en la revocación dominó los condados costeros más densamente poblados de California, el “sí” prevaleció en gran parte del norte rural de la entidad, junto con gran parte del Valle Central, áreas tradicionales del Partido Republicano con poblaciones mucho más pequeñas.

Aunque todavía está sujeto a cambios, Newsom actualmente está superando su margen en las elecciones de 2018, cuando se impuso con el 62% de los votos.

La destitución ofrecía a los republicanos su mejor oportunidad, en más de una década, para tomar el mando del estado más grande de la unión.

Pero el esfuerzo se vio socavado cuando el mandatario estatal y los principales demócratas del país, con la ayuda de las visitas a California del presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, describieron la campaña para remover al gobernador como una batalla de “vida o muerte” contra el “trumpismo”, la extrema derecha y activistas antivacunas.

En un comunicado el miércoles, Biden calificó el resultado como “una victoria rotunda para el enfoque que [Newsom] y yo compartimos para vencer la pandemia: requisitos estrictos de inoculaciones, pasos firmes para reabrir escuelas de manera segura y planes sólidos para distribuir medicamentos reales, no tratamientos falsos, para ayudar a los que se enferman”.

“El hecho de que los votantes, tanto en las partes del estado tradicionalmente demócratas como también en las zonas republicanas, hayan rechazado la revocación, muestra que los estadounidenses se están uniendo para dar estos pasos y dejar atrás la pandemia”, agregó Biden.

El presentador conservador de programas de entrevistas, Larry Elder, estuvo al frente de los 46 candidatos que reemplazarían a Newsom, pero la segunda pregunta en la boleta se volvió discutible después de que la mayoría de los votantes de California decidieran mantener al gobernador en el cargo.

Newsom expresó el rechazo de la revocación como un voto a favor de “todas esas cosas que apreciamos como californianos”. Su victoria, explicó, fue un triunfo para las inoculaciones contra el COVID-19 basadas en la ciencia para poner fin a la pandemia y el derecho al aborto de las mujeres, así como la justicia económica y racial.

“Me siento honrado y agradecido con los millones de californianos que ejercieron su derecho fundamental a votar y expresarse de manera tan abrumadora al rechazar la división, el cinismo y gran parte de la negatividad que ha definido a la política en este país en el curso de tantos años”, señaló Newsom.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio