Anuncio
Share

Policía de los Ángeles, agencias de bomberos, focos de opositores a las vacunas y brotes de coronavirus

L.A. County Sheriff Alex Villanueva and LAPD Chief Michel Moore in masks
El sheriff del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, centro, y el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Michel Moore, usaron mascarilla en una conferencia de prensa el año pasado.
(Mel Melcon / Los Angeles Times)

Las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles han identificado cientos de brotes de coronavirus en organismos policiales y de bomberos desde el inicio de la pandemia, según datos del condado.

Los funcionarios de salud del distrito de Los Ángeles han identificado cientos de brotes de coronavirus en la policía y las agencias de bomberos desde el inicio de la pandemia, según datos obtenidos por The Times a través de una solicitud de registros públicos.

Los brotes, que representan más de 2.500 casos de coronavirus, se han producido en agencias de seguridad pública -grandes y pequeñas-, en todo el condado. Sin embargo, más de la mitad estaban en solo dos agencias: el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y el Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD), donde algunas personas que forman parte del personal están luchando activamente contra las medidas de salud pública para controlar dicha propagación.

De 211 brotes identificados, con tres o más casos de coronavirus dentro de la policía o las agencias de bomberos en el condado de Los Ángeles, entre marzo de 2020 y el mes pasado, 112 estaban vinculados a LAPD y LAFD, según los datos.

El LAPD tenía 37 brotes detectados, lo que representa 1.061 casos, mientras que el LAFD tenía 75 brotes detectados, lo que representa 553 casos, según muestran los datos.

Anuncio

Se identificaron otros 18 brotes en el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles, lo que representa 334 casos, y 44 en el Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles, lo que representa 211 casos, según muestran los datos.

Las cifras reflejan una propagación constante y continua del contagio dentro de la policía y las estaciones de bomberos desde el inicio de la pandemia hasta el presente, y ofrecen un desalentador telón de fondo en el creciente esfuerzo de los oficiales de policía y bomberos para rechazar medidas como las prescripciones de vacunas.

En respuesta a una nueva ordenanza de Los Ángeles que exige que todos los empleados sean vacunados el próximo mes a menos que se les otorgue una exención médica o religiosa, tanto los empleados de LAPD como los de LAFD presentaron demandas que impugnan el requisito. Miles más han presentado un aviso de que tienen la intención de solicitar una exención.

Los funcionarios de la ciudad han dicho que el 56% de los empleados de LAPD y el 58.5% de los empleados registrados legalmente de LAFD han sido completamente vacunados, según datos recientes. Esas tasas están por detrás del 68% de los residentes del condado de Los Ángeles de 12 años o más que están completamente inoculados, de acuerdo a datos del condado.

La mayoría de los oficiales de LAPD que dieron positivo desde junio no estaban vacunados. Diez empleados de LAPD han muerto a causa del virus.

Los críticos han acusado a los oficiales de LAPD y a los bomberos de LAFD de ignorar la seguridad pública, y sus juramentos de defenderla, al negarse a vacunarse o a usar mascarillas en entornos públicos. Se han dirigido acusaciones similares a empleados de seguridad pública en otras partes del distrito y en todo el país.

En respuesta a las preguntas sobre los brotes, tanto el LAPD como el LAFD dijeron que se preocupan por la seguridad de sus empleados, sus familiares y el público, y que han tomado precauciones para protegerse contra los brotes en sus lugares de trabajo, incluso alentando a sus empleados a optar por vacunarse.

La Capitana Stacy Spell, portavoz de LAPD, dijo que siempre que ocurrieron brotes en las instalaciones de LAPD, el departamento “se aseguró de que se hicieran limpiezas o refuerzos de descontaminación” y que los empleados expuestos completaron informes que documentan esa aseveración.

Cheryl Getuiza, portavoz de LAFD, dijo que el departamento de bomberos ha ‘tomado medidas proactivas para minimizar la probabilidad de un brote’ en sus estaciones, incluso emitiendo recordatorios sobre higiene e instituyendo nuevas reglas sobre el uso de mascarilla y distanciamiento social.

Cuando ocurre un brote, la compañía de bomberos involucrada se pone fuera de servicio y sus miembros se “aíslan y son tratados” mientras el departamento “descontamina el equipo y el lugar de trabajo”, expuso.

¿Debería California dividirse en dos estados? ¿En tres? ¿En seis? Como mínimo, nos espera otra ronda de intriga sobre una eterna pregunta en relación al Estado Dorado.

En su propia declaración, el departamento de salud del condado dijo que los lugares de trabajo “no son inmunes” a las altas tasas de transmisión del coronavirus en el distrito de Los Ángeles, particularmente aquellos con empleados no vacunados.

Agregó que los brotes son particularmente preocupantes “cuando hay un contacto estrecho entre compañeros de trabajo y una interacción regular y cercana con el público”, por lo que trabaja en rigurosa colaboración con los departamentos de bomberos y policía y otros empleadores a fin de “asegurarse de que entiendan cómo implementar los requisitos y recomendaciones de COVID-19 para el control de infecciones”.

Sin embargo, el departamento de salud ha sido menos que comunicativo sobre sus esfuerzos para enfrentar los brotes -una vez que ocurren en entornos de aplicación de la ley- reteniendo los informes de inspección COVID-19 en las instalaciones de LAPD que fueron solicitados por The Times.

Los datos del condado no muestran una imagen completa de la propagación del coronavirus a través de la policía y las agencias de bomberos o sus empleados, ya que los casos identificados como parte de brotes en el lugar de trabajo representan una fracción del total de casos en el condado y en esas agencias.

Por ejemplo, los 1.061 casos de coronavirus vinculados a brotes en el lugar de trabajo dentro del LAPD representan aproximadamente un tercio del total de 3.126 casos identificados entre el personal del LAPD a partir de esta semana, según los datos internos del departamento.

Para leer esta nota en español por favor haga click aquí


Anuncio