Anuncio
Share

Cómo San Francisco confirmó tan rápidamente el primer caso de variante Ómicron en EEUU

Una ajetreada mañana de sábado en el Embarcadaro de San Francisco.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Un laboratorio de UC San Francisco que analiza los resultados positivos de las pruebas de coronavirus es una de las principales razones detrás de la rápida identificación de la variante Ómicron en California, el primer caso documentado en Estados Unidos.

El laboratorio dirigido por el Dr. Charles Chiu, un especialista en enfermedades infecciosas de la UC San Francisco analiza de forma rutinaria los casos positivos de coronavirus en la ciudad en busca de su secuencia genómica para identificar la variante.

Chiu indicó que escuchó por primera vez sobre el caso positivo a las 3 p.m. del martes. El residente moderadamente enfermo de San Francisco, que regresó a casa el 22 de noviembre de un viaje a Sudáfrica, se volvió sintomático el Día de Acción de Gracias o alrededor de esa fecha y se hizo la prueba del COVID-19 el domingo, mientras que, el lunes, los resultados dieron positivo en otro laboratorio.

El laboratorio de Chiu recibió una muestra del coronavirus detectado a las 8 p.m. del martes. Los científicos realizaron una prueba molecular rápida, que produjo resultados en dos horas que sugirieron, pero no eran concluyentes, de que el coronavirus que enfermó al residente era la variante Ómicron.

Anuncio

“Para confirmar este hallazgo, necesitábamos secuenciar el genoma, el genoma viral, de este virus”, señaló Chiu. A las 4 a.m. del miércoles, los científicos habían reunido la mayor parte del genoma y “pudimos demostrar de manera concluyente que se trataba, de hecho, de una infección de la variante Ómicron”.

También se confirmó que la secuencia es consistente con esta variante en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) según el Dr. Anthony Fauci, asesor médico en jefe del presidente Biden para la pandemia.

La muestra de laboratorio fue enviada a UC San Francisco desde Color Health, una compañía con sede en Burlingame, California, que se asocia con el Departamento de Salud Pública de San Francisco para brindar servicios de pruebas de coronavirus.

Prácticamente todos los resultados positivos de las pruebas de coronavirus, identificados en San Francisco por Color Health, se están enviando a la secuenciación genómica para identificar su variante, informó Scott Topper, vicepresidente de operaciones clínicas de Color Health.

La funcionaria de salud de San Francisco, la Dra. Susan Philip, explicó que la rápida identificación de la variante Ómicron no habría sido posible sin UC San Francisco y Color Health, así como el residente que decidió hacerse la prueba del coronavirus, reconociendo que un viaje reciente a Sudáfrica y los síntomas leves de la enfermedad eran motivo para hacerse una prueba.

El residente había estado en su casa en San Francisco durante un par de días antes de que los científicos sudafricanos revelaran el descubrimiento de la nueva variante preocupante. Sudáfrica anunció que había detectado la cepa, inicialmente denominada B.1.1.529, el 24 de noviembre.

Dos días después, la Organización Mundial de la Salud lo declaró una “variante de preocupación” y le asignó su nombre de letra griega, Ómicron.

El residente de San Francisco “reconoció que había viajado recientemente; que tenía síntomas; e hizo lo que todos deberíamos estar haciendo, que es ir y hacerse la prueba”, indicó Philip.

Luego, la persona se comunicó con el Departamento de Salud Pública de San Francisco. El individuo se ha quedado en casa, en aislamiento, y los funcionarios de salud están en el proceso de encontrar personas que pudieron haber estado en contacto cercano con el residente. Un “contacto cercano” se define como alguien que ha estado a menos de dos metros de otro individuo durante 15 minutos o más.

“Esta persona estaba al tanto de las noticias sobre la variante Ómicron, y es por eso que se acercó de manera apropiada después de regresar del viaje y luego obtuvieron un resultado positivo en la prueba a través del laboratorio de Color”, señaló Philip. “Realmente apreciamos el conocimiento y la colaboración de la persona en este caso”.

El residente ha sido identificado solo por edad, entre 18 y 49 años, y había sido completamente inoculado con la vacuna Moderna, pero no había recibido una dosis de refuerzo, informaron las autoridades. Antes de la infección, el residente estaba previamente sano y tenía síntomas leves que no requerían hospitalización, indicaron las autoridades.

Desde entonces, la persona se ha recuperado, informó el Dr. Grant Colfax, director de salud de San Francisco.

Hasta ahora, los contactos cercanos del residente han dado negativo, señaló Fauci.

El Departamento de Salud Pública de California puntualiza que todos “deben hacerse la prueba de COVID-19 de inmediato si sienten algún síntoma, independientemente de su estado de vacunación. Los síntomas del coronavirus pueden sentirse como un resfriado común (que incluye solo ‘los estornudos’), alergias estacionales o gripe. La prueba de COVID-19 en California es gratuita para cualquier persona que la necesite. Puede reservar una cita de prueba gratuita, encontrar una clínica de pruebas sin cita previa o comprar un kit para hacerse la prueba usted mismo en su farmacia local”.

Los funcionarios de salud estatales también aconsejan a todos que usen cubrebocas en lugares públicos cerrados, como supermercados y cines, independientemente del estado de vacunación, y que todos los mayores de 5 años sean inoculados. Algunos condados de California requieren el uso de mascarilla en lugares públicos cerrados, incluida la mayoría en el Área de la Bahía de San Francisco, así como en los condados de Los Ángeles y Ventura.

Los adultos que ya están completamente vacunados deben recibir una dosis de refuerzo, indican los funcionarios de salud. Aquellos que recibieron su segunda dosis de Pfizer o Moderna hace al menos seis meses, o su antígeno de Johnson & Johnson hace al menos dos meses, son elegibles para un refuerzo.

La demanda de vacunas de refuerzo está aumentando en algunas partes de California. El condado al sur de San Francisco, San Mateo, informó recientemente que la demanda de dosis de refuerzo es tan alta que los funcionarios ya no permiten inoculaciones sin cita previa en el sitio de vacunación administrado por el condado en el San Mateo County Event Center.

Las inyecciones de refuerzo también tienen una gran demanda en el condado de Marin. Algunas farmacias se han quedado sin dosis en los últimos días y están trabajando para reponer los suministros, informó recientemente KGO-TV.


Anuncio