Anuncio
Share

De adictos y adicciones: Creencias que matan

La depresión en los jóvenes, de no ser tratada puede derivar en adicciones
El maltrato, la falta de oportunidades, la violencia en su entorno y la desesperanza son solo algunos de los factores que detonan la depresión en los jóvenes, que de no ser tratada a tiempo puede derivar en adicciones o suicidio, alertó la doctora Emilia Lucio y Gómez Maqueo.
(EFE/ARCHIVO)

Quiero compartir con ustedes las opiniones de un lector que me escribió un correo, diciéndome que las historias que se cuentan en esta columna son muy fatalistas.

De acuerdo a sus comentarios, tiene ocho años consumiendo y dice tener bajo control su adicción.

“Creo que resisto más que una persona normal, es verdad que mi mente se pone al cien y por ello muchas veces pienso que mi esposa me engaña o que la gente habla de mí a mis espaldas, pero sé que todo está en mi mente, me trago todas esas emociones, me controlo y no le hago daño a nadie.

“Todo depende de la dosis, si consumes pequeñas dosis, se puede dormir, trabajar, comer y llevar una vida normal, el secreto está en equilibrar el consumo y que no se nos pase la mano”.

Anuncio

Palabras más, palabras menos, en resumen, este lector asegura que todo está en la dosis, “si te pasas, entonces hay consecuencias”. Aunque acepta que su mente se descontrola “a veces”, no ve ningún problema, mientras no le haga daño a nadie.

Guardando el anonimato del lector, llevé su correo a un grupo de expertos (exadictos) para que compartieran con ustedes su experiencia.

“En mi caso, dejé el cristal hace tres años, para mí ha sido muy difícil, porque después de una vida de adicto es muy complicado volver a una vida normal. Si piensa que no hay consecuencias, intente dejar su adicción y verá las consecuencias”

Roberto

“Espero de todo corazón que decidas dejar las sustancias que consumes, veo que estás consciente de que te hace daño, un día ya no podrás controlar ni tus emociones, ni tu consumo. La gente que te ama se tendrá que alejar de ti, entonces encontrarás nuevos pretextos para consumir, haciéndote la víctima y llenando tu corazón de rencor. Te habla la voz de la experiencia: nadie controla la droga”

Vicky

Estimado lector, querida lectora, como tal vez usted sepa, toda adicción está considerada como un trastorno de la personalidad, la adicción a las drogas, por ejemplo, desarrolla en la mayoría de los casos, una dependencia física a la sustancia, además de un trastorno conocido como: trastorno obsesivo compulsivo.

“Así era yo, para mí todos estaban mal, menos yo. En un grupo de doce pasos, me ayudaron a entender que eso se llama egocentrismo, sí, es puro ego, es la incapacidad de reconocer que nos equivocamos y que necesitamos ayuda. No creo que puedas controlar tu adicción por mucho tiempo, es más, ni siquiera creo que esté bajo control en este momento, te hace falta darte más en la madre, no lo entenderás hasta que estés con el agua al cuello, suerte en ese viaje de horror”

Nazú

“Jaja, ahora resulta que tú tienes la clave para consumir cristal, sin que haya consecuencias, no inventes, por ese tipo de pensamientos es que hay tanta gente arruinada. Busca ayuda ‘bro’, antes que te lleve la fregada”

Nelson

“Tal vez hasta hoy hayas logrado llevar una vida ‘normal’”, pero te diré lo que nos pasa tarde o temprano a todos: nos volvemos mentirosos, manipuladores, casi siempre nos victimizamos y fingimos estar enfermos para sacarle dinero a la familia; los sentimientos de amor y gratitud desaparecen, y ni hablar de las alucinaciones y los malestares que padeces, las personas que nos aman se hartan de nuestra locura y terminan alejándose de nosotros. Lo siento por tu familia”

Moi

Por último, quiero agregar que el adicto social no existe, tal vez al principio el consumo sea esporádico, pero con el paso del tiempo la experiencia indica que el consumo aumenta. Las consecuencias están a la vista.

Para quienes están sufriendo por causa de la adicción propia, o de un ser querido, les sugiero buscar ayuda, si no puede hacerlo aún por sus prejuicios, por lo menos encomiéndese a Dios, Él nunca falla.

Escríbame, su testimonio puede ayudar a otros. Todos los nombres han sido cambiados.

cadepbc@gmail.com


Anuncio