Anuncio

Estudiantes de Los Ángeles muestran un profundo retroceso durante la pandemia, con un 72% que no cumple los estándares de matemáticas

Students at their desks look at a computer with an educator watching them and a man giving a thumb's up.
El superintendente del Distrito Escolar de Los Ángeles, Alberto Carvalho, a la izquierda, da un pulgar arriba a los estudiantes de un programa de verano de enriquecimiento para recién llegados internacionales en la escuela secundaria de Canoga Park. El viernes dio a conocer los resultados de los exámenes que muestran un profundo retroceso en la pandemia en todo el distrito.
(Mel Melcon/Los Angeles Times)
Share

Los resultados de las pruebas de L.A. Unified publicados el viernes mostraron la dura realidad de los efectos de la pandemia en el aprendizaje en todos los niveles, con alrededor del 72% de los estudiantes que no cumplen con los estándares del estado en matemáticas y alrededor del 58% que no cumplen con los estándares en inglés, profundos retrocesos para la mayoría de los estudiantes de Los Ángeles que de por sí ya estaban muy atrasados.

Los resultados de las evaluaciones estatales Smarter Balanced de 2022 en el segundo distrito escolar más grande del país reflejan un aumento de cinco puntos en el porcentaje de estudiantes que no cumplen con los estándares de matemáticas y un aumento de dos puntos porcentuales para las Artes del Lenguaje Inglés, en comparación con el año académico 2018-19 anterior a la pandemia.

Los descensos son significativos en un distrito en el que, antes de la pandemia, la mayoría de los estudiantes no cumplían los estándares estatales en inglés o matemáticas, con puntuaciones varios puntos por debajo de las calificaciones generales del estado y grandes brechas de rendimiento entre los grupos de estudiantes.

Anuncio

Los resultados muestran un descenso en casi todos los niveles de enseñanza y en muchos grupos de estudiantes. Son especialmente preocupantes para los estudiantes de mayor edad y para algunos de los grupos más vulnerables.

Alrededor del 81% de los alumnos de 11º grado no cumplieron los estándares del grado en matemáticas. Alrededor del 83% de los estudiantes negros, el 78% de los estudiantes latinos y el 77% de los estudiantes económicamente desfavorecidos no cumplieron los estándares de matemáticas.

Las niñas también experimentaron algunos de los mayores descensos en el rendimiento: casi el 73% no cumplía los estándares de matemáticas en 2022, en comparación con el 67% antes de la pandemia.

Anuncio

“Estos no son subgrupos pequeños en California, particularmente en Los Ángeles”, dijo el profesor de educación de la UCLA Tyrone Howard. “Esto tiene consecuencias para nosotros como estado, como ciudad [y] creo que plantea desafíos significativos sobre quiénes somos y quiénes queremos ser”.

El distrito publicó un resumen de las cifras generales el viernes, pero no incluyó desgloses detallados por grupos raciales, de género y económicos de los estudiantes o por cada nivel de grado. Estos datos se describieron en un informe del Consejo de Educación del 1 de septiembre marcado como “no abierto al público”, que fue obtenido por el Times.

Los resultados de las evaluaciones Smarter Balanced, que miden si los estudiantes están cumpliendo con los estándares estatales, han sido limitados desde el comienzo de la pandemia, lo que hace difícil comparar el rendimiento de los estudiantes durante el aprendizaje a distancia y las interrupciones de la pandemia de los últimos dos años escolares.

Anuncio

Las pruebas se cancelaron durante el año escolar 2019-20, cuando la pandemia obligó a cerrar los centros escolares. El siguiente año escolar, 2020-21, se dio flexibilidad a los distritos y muchos, incluyendo L.A. Unified, eligieron en gran medida administrar sus propias evaluaciones elegidas localmente, en lugar de las pruebas estatales.

Por estas razones, las pruebas de 2021-22 ofrecen la primera oportunidad de comparar ampliamente el rendimiento de antes de la pandemia con el actual.

Los resultados de todo el estado aún no se han publicado. Se espera que se publiquen a finales de este año. Pero los expertos esperan ver caídas en el rendimiento en los distritos de todo el estado.

Anuncio

Antes de la pandemia, una mayoría de estudiantes en todo Los Ángeles ya estaban sufriendo para cumplir con los estándares estatales. En 2018-2019, el último año escolar antes de la pandemia, el 67% de los estudiantes de L.A. Unified no cumplió con los estándares de matemáticas y el 56% no cumplió con los estándares de inglés, con resultados para los estudiantes negros, latinos y de bajos ingresos significativamente más bajos.

El superintendente Alberto Carvalho se ha comprometido a aumentar el rendimiento de los estudiantes en las evaluaciones estatales como parte del plan estratégico que dio a conocer a principios de este año.

Para 2026, el objetivo es que los alumnos de tercer grado se acerquen, en promedio, 30 puntos al cumplimiento de los estándares en la prueba de inglés, en comparación con los resultados de 2022. Carvalho pretende acercar a los alumnos de tercero a octavo grado a 40 puntos en matemáticas. Las pruebas se administran a los alumnos de tercero a octavo y a los de undécimo grado y se califican en un rango de unos 2.000 a 3.000 puntos.

Anuncio

Alcanzar los objetivos acercaría a los estudiantes a los estándares en inglés. Según el informe de la Junta, los alumnos de tercer grado están ahora, en promedio, a unos 33 puntos de cumplir los objetivos de inglés.

Pero en lo que respecta a las matemáticas, muchos estudiantes están mucho más lejos de cumplir los estándares. Los alumnos de octavo grado, por ejemplo, están, en promedio, a 91 puntos de distancia de los estándares. Así que, aunque se cumpla el objetivo, los alumnos seguirán estando muy atrasados.

Las estrategias del distrito para ayudar a abordar los retrocesos incluyen el uso de datos de evaluación para ayudar a guiar la planificación de la instrucción, el despliegue de programas de intervención de “alto impacto”, y la oferta de múltiples oportunidades para la intervención y la recuperación de créditos durante y fuera de la jornada escolar regular.

Anuncio

Los resultados de los exámenes del distrito son un dato más en un panorama cada vez más claro del impacto negativo de la pandemia y el cierre de escuelas en el rendimiento académico de los estudiantes.

A principios de este mes, los resultados de las pruebas nacionales de lectura y matemáticas aplicadas a niños de 9 años mostraron los descensos más pronunciados en décadas, con las mayores caídas entre los niños que ya tenían dificultades.

Los expertos advirtieron, sin embargo, que los preocupantes resultados de los exámenes que están surgiendo en todo el país no son únicamente el resultado de la pandemia.

Anuncio

Son el resultado de esas tensiones en los sistemas educativos que han sido inadecuados durante mucho tiempo, especialmente en matemáticas y para los grupos de estudiantes más vulnerables.

Y, según ellos, la forma de solucionar los problemas no es haciendo más de lo mismo.

“Creo que esto requiere un esfuerzo colectivo sobre por qué permitimos que estas brechas persistan”, dijo Howard. “Conocemos los códigos postales, conocemos los barrios, conocemos a los estudiantes que sufren de una desventaja acumulada”.

Anuncio

Howard dijo que las escuelas deben desarrollar esfuerzos que se centran intensamente en los estudiantes que están más atrasados.

“Esta es una oportunidad para un enfoque estratégico para decir: ‘¿Cómo nos dirigimos a grupos específicos? Sabemos quiénes son”, dijo, incluyendo a los estudiantes negros, latinos, estudiantes de inglés y estudiantes con discapacidades.

Rick Miller, director ejecutivo de los Distritos CORE, un consorcio de grandes distritos escolares de California dijo que ahora hay un “desafío generacional” frente a los educadores.

Anuncio

Deben ayudar a los estudiantes a recuperar lo que se perdió en el transcurso de la pandemia y, al mismo tiempo, cambiar la forma en que se hacían las cosas en el pasado.

En matemáticas, en particular, estaba claro antes de la pandemia que muchos estudiantes no estaban aprendiendo las habilidades fundamentales necesarias para progresar a un trabajo de nivel superior, dijo Miller.

Por ejemplo, los alumnos suelen aprender a obtener la respuesta correcta al multiplicar fracciones como la mitad por dos tercios.

Anuncio

Pero “no entienden por qué la mitad por dos tercios es igual a esa respuesta”, dijo Miller. “Los niños simplemente aprenderán a responder. Imitarán lo que les has enseñado en clase. Pero no lo aprenden realmente”.

“Tenemos que retroceder y pensar de manera diferente sobre cómo estamos enseñando estas habilidades fundamentales”, dijo Miller.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Anuncio


Anuncio