Anuncio
Share
Deportes

Las decisiones de Dave Roberts sobre lanzadores en el Juego 5 levantan muchas preguntas

Dodgers manager Dave Roberts will return next season
(DAVID SANTIAGO/TNS)

Esta ola de críticas es algo que Roberts nunca ha encontrado en sus cuatro temporadas como mánager de los Dodgers

Después de ser acribillados en una noche en la que las decisiones terminaron explotando en sus propias caras, la temporada de los Dodgers llegó a un final abrupto al finalizar la temporada con una derrota ante los Nationals de Washington en Dodger Stadium el miércoles. Dave Roberts sintió el rápido surgimiento de las críticas.

“Si la culpa cae sobre mí, no tengo problema en ello”, dijo el mánager de los Dodgers tras la derrota de 7-3 tras 10 innings en el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Siento que mi trabajo es poner a los muchachos en la mejor posición para tener éxito y si no funciona, siempre van a haber dudas, y no tengo problema al llevarme la culpa por esto. Está bien”.

Roberts ha escuchado sobre dudas en octubre antes. El año pasado, el presidente Trump lo culpó en Twitter tras perder el Juego 5 de la Serie Mundial cuando removió del juego a Rich Hill. Pero esta ola de críticas es algo que Roberts nunca ha encontrado en sus cuatro temporadas como mánager de los Dodgers.

Anuncio

Parecería que estaba siguiendo un libreto el miércoles: tener a Walker Buehler lanzando siete innings antes de darle la pelota a Clayton Kershaw, para por lo menos también pudiera salir al octavo inning. Trató de mantener a Buehler hasta el séptimo inning – el lanzador derecho llegó a lanzar 117 veces, la mayor cantidad de lanzamientos en su carrera- antes de que Kershaw lo sacara de un problema de dos outs. Kershaw se escapó, pero el plan entonces se deterioró. En retrospectiva, surgen varias preguntas.

¿Por qué mandaron a Kershaw, quien no es el pitcher dominante, otra vez al montículo en el octavo inning para enfrentar a Anthony Rendón y Juan Soto, los mejores bateadores de los Nationals?

¿Por qué ir con Joe Kelly por segunda ocasión en el décimo inning cuando el derecho volátil raramente era utilizado por más de tres outs durante la temporada regular? ¿Por qué le regalaron la base a Soto en el décimo cuando tenía disponible al especialista en zurdos, Adam Koralek, quien ya había despachado a Soto tres veces en la serie? Y finalmente, con Kelly llenando las bases y sin out, ¿por qué dejó que él enfrentara a Howie Kendrick con la temporada en juego.

Anuncio

Las decisiones culminaron para los Dodgers en otra eliminación de los playoffs, la más frustrante. Kershaw dio dos jonrones a Rendón y Soto en lanzamientos consecutivos, para desaparecer la ventaja de dos carreras que tenían. Kelly concedió un grand slam a Kendrick. Los abucheos cayeron de las gradas y la temporada había terminado.

“Es un sentimiento terrible”, dijo Kershaw. “No hay excusas”.

Pero el inicio de la forma en la que Roberts manejó a sus lanzadores podría ser trazado desde el Juego 4 del lunes, cuando los Dodgers tuvieron su primera oportunidad de cerrar a los Nationals y avanzar a su cuarta Serie de Campeonato de la Liga Nacional en forma consecutiva.

Con el marcador 1-1 el quinto inning, Roberts eligió sustituir a Kenta Maeda, el mejor relevista de los Dodgers en la serie. Maeda ya había ingresado con las bases llenas y dos outs en el tercero y escapó, antes de retirar a los tres bateadores en el orden en el cuarto. El derecho ya había lanzado 20 veces después de lanzar cinco veces en dos tercios de inning un día antes en el Juego 3. Después del partido, Roberts dijo que el uso de Maeda, un inicialista de la temporada regular hasta septiembre, un día antes fue el motivo por lo cual lo sacó.

Ingresó a Julio Urías para enfrentar a la parte alta de la alineación de los Nacionales a pesar de que Urías había tenido dos innings el día anterior. Urías lanzó solamente en dos ocasiones un día tras otro durante la temporada regular. El zurdo nunca había lanzado un día después de tener múltiples innings en su carrera en Grandes Ligas.

Y aun así, Roberts se decidió por Urías. El resultado fue un problema instantáneo. Trea Turner pegó sencillo. Adam Eaton sacó un elevado de sacrificio que mandó a Turner a segunda. Rendón pegó sencillo para que Turner anotara y le diera a los Nationals la ventaja. Soto pegó un elevado el segundo out del inning, pero Kendrick conectó un sencillo para poner a los corredores en primera y tercera.

“En ese lugar estás entre un zurdo contra zurdo o un derecho contra derecho”, dijo Roberts. “Y en ese momento, no creo que tenía un buen control, para ser honesto”.

Con Ryan Zimmerman, un lanzador derecho, al bate, Roberts decidió irse con un derecho, Pedro Báez, su relevista más confiable durante la temporada regular. La primera presentación de Báez en la serie había sido en el Juego 2 y había tenido problemas al dar dos hits en un tercio de inning. Zimmerman entonces conectó el segundo lanzamiento para un jonrón de tres carreras. El juego terminó ahí.

Anuncio

Dos días después, con la temporada en juego, Urías y Báez no aparecieron en el Juego 5. Urías claramente estaba cansado y Báez pareció haber perdido la confianza de Roberts. En su lugar, Roberts fue con Kershaw, el cual tuvo muchos problemas durante la temporada regular en el inicio, para sobrevivir la parte media de los bateadores después de que Buehler había llegado a su límite.

Kershaw entró con dos corredores en base y dos outs en el séptimo inning. El bateador fue Eaton, quien ya había conectado a Kershaw en el primer inning del Juego 2. Luego estaba Rendón, quien también pegó en ese juego un doblete al jardín izquierdo. En esta ocasión, Kershaw se escapó al ponchar a Eaton con tres lanzamientos. Pero ya no volvió a lograr otro out.

“Siempre van a existir dudas cuando las cosas no funcionan, pero siempre voy a tomar mis chances en cualquier momento con Clayton”, declaró Roberts. “Y no funcionó esta vez”.

Dos innings después, Kelly se subió al montículo en el décimo. Solamente necesitó 10 lanzamientos para retirar en orden a los bateadores en el noveno. Eso le dio confianza a Roberts para mantenerlo.

“Es probablemente nuestro mejor relevista que haya sido probado”, dijo Roberts. “Y la manera en la que estaba lanzando, parecía muy fácil”.

Kelly había llegado después de dos primeros meses malos como Dodger para convertirse en un relevista confiable, pero de acuerdo a las últimas salidas, parecía una opción muy arriesgada. Primero, el derecho no había tenido más de tres outs en un juego desde agosto 24. Segundo, tuvo una lesión misteriosa, una que los Dodgers se negaron a revelar, lo que lo restringió a una salida.

En esta situación- un juego empatado en casa en extra innings- los managers históricamente han ido con sus cerradores porque saben que no tendrán una opción de salvamento. Pero el cerrador experimentado Kenley Jansen se mantuvo calentando, mientras Kelly trató de evitar el desastre, sugiriendo que los Dodgers perdieron confianza en Jansen después de que este tuvo su peor temporada.

Roberts pudo haber sacado a Kelly después de la base por bolas a Eaton o después de que Kelly concedió un doble de Rendón. Soto, un zurdo, seguía y Roberts eligió intencionalmente caminarlo para llenar las bases y crear presión. Kendrick era el próximo y después de dos lanzamientos, el exDodger pegó una bola rápida que envió por arriba de la barda del jardín central, dejando a los Dodgers sorprendidos y con preguntas interminables para el mánager.

Anuncio

“Obviamente mucha, mucha decepción no es suficiente para describir esto”, dijo Roberts. “Es decepcionante para todos”.


Anuncio