Anuncio
Share
Deportes

Lakers domina sin problemas a Warriors por tercera vez en la pretemporada

469488_SP_1016_lakers_11_RCG.JPG
Lakers vence sin problemas a Warriors en Staples Center.
(Robert Gauthier/Los Angeles Times)

Anthony Davis no jugó en el partido del lunes en la victoria de los Lakers sobre los Warriors de Golden State debido a una torcedura que sufrió en su dedo pulgar de la mano derecha en Shenzhen, China, en donde enfrentaron a los Nets de Brooklyn y tras una evaluación se dictaminó que la lesión no era mayor, por lo que el jugador no quiso usar como excusa para faltar el miércoles.

Los Lakers enfrentaron a los Warriors, por tercera de cuatro veces, el miércoles en Staples Center y no por ser un juego de pretemporada, Davis se lo iba a perder. Los Lakers le pasaron por encima a un herido en su orgullo Warriors, que no contaron con su máxima estrella Stephen Curry, con un marcador de 126-93.

“Siento que podía jugar y ellos sentían que podía jugar también, entonces, estoy emocionado de participar esta noche”, dijo Davis previo al partido.

En 28 minutos de juego, Davis anotó ocho puntos, dio ocho asistencias y alcanzó 10 rebotes en el juego del miércoles.

Anuncio

Davis se ha ido consagrando temprano para los angelinos que estaban urgidos de una ayuda para LeBron James, quien tuvo una frustrante temporada en 2017-18 y en la que no asistió a los playoffs por primera vez en 13 años.

En los tres juegos previos al del miércoles, Davis alcanzó un promedio de 14.7 puntos por juego, acompañado de 5.6 rebotes, 2.3 asistencias y 1.3 bloqueos en 18.5 minutos.

Aunque hablar de la capacidad de Davis y James a estas alturas es redundante, la sorpresa real ha llegado a manos de Dwight Howard, quien vive un momento de reconciliación con la afición angelina y espera volver a ganarse el apodo de Superman.

El centro aceptó que su regreso a Los Ángeles es algo que no esperaba que sucediera pero que desea hacer bien las cosas y mejorar esa imagen de la temporada 2012-13. Además él intenta ganarse el corazón de los aficionados mostrando su “amor” por ellos.

Anuncio

“Es algo extraño, estar de regreso ahí, pero estoy agradecido de estar jugando con los Lakers otra vez”, dijo Howard. “Siempre he amado este lugar. A pesar de cómo terminaron las cosas la última vez, nunca perdí el amor por los aficionados y la gente aquí. Amo este edificio. Fue extraño al principio, pero estoy contento de regresar a casa”.

Howard hizo lo suyo con 13 puntos y siete rebotes en 15 minutos de juego, por su parte, James tuvo 18 unidades, 11 asistencias y cuatro rebotes en 25 minutos.

Los Lakers enfrentan nuevamente a los Warriors (7:30 p.m.) en el Chase Center, en el último juego de la pretemporada el viernes en un juego que Steve Kerr declaró espera usar a todas sus figuras como una verdadera prueba antes del inicio de temporada.


Anuncio