Anuncio
Share
Deportes

El antirécord de la Copa Libertadores: las cuatro finales perdidas del América de Cali

ARG COLOMBIA
Enzo Francescoli, del River Plate (der.) es marcado por el colombiano Alfredo Berti, de America de Cali, en la final de la Copa Libertadores de 1996.
(EDUARDO DI BAIA/AP)

El América de Cali jugó y perdió cuatro finales

En la historia de la Copa Libertadores un equipo colombiano tiene el antirrécord de haber disputado cuatro finales, tres de manera consecutiva, y no haber ganado ninguna.

El América de Cali jugó y perdió esas cuatro finales, como 4 son los días que faltan para la final a partido único entre Flamengo y River Plate este 23 de noviembre en Lima, por la sexagésima edición del torneo.

“La mechita”, como también llaman al América, era en aquella época uno de los equipos más poderosos del continente gracias al brazo económico que le brindaba su accionista mayoritario desde 1979, Miguel Rodríguez Orejuela, hoy en día encarcelado en los Estados Unidos por narcotráfico.

Con ese apoyo, los “Diablos Rojos” contrataron figuras como Julio César Falcioni, Carlos Ischia, Roberto Cabañas, Willington Ortiz, Ricardo Gareca, Juan Manuel Battaglia, todos a las órdenes del técnico colombiano Gabriel Ochoa Uribe.

Anuncio

Esa banda ganó cinco títulos consecutivos en el campeonato local y se convirtió en asiduo representante del país cafetero en la Copa Libertadores.

Pero en la Copa no pudo celebrar.

En 1985, América jugó la final contra Argentinos Juniors y el 24 de octubre definieron al campeón en un partido de desempate disputado en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción (Paraguay).

Anuncio

Un gol de Emilio Comisso y el empate de Ricardo Gareca obligaron a la definición desde los doce pasos en el que Antony ‘el Pitufo’ De Ávila falló su cobro y le otorgó la Copa Libertadores al equipo argentino.

En 1986 fue River Plate el que acabó con el sueño rojo. Dos triunfos del ‘Millonario’ en Cali y Buenos Aires, con sendos goles de Norberto ‘el Beto’ Alonso y Juan Gilberto Funes, le dieron el primer título de América a los dirigidos en aquel entonces por Héctor ‘el Bambino’ Veira.

Y en 1987 llegó la derrota más dolorosa para el América.

Ocurrió en el Estadio Nacional de Chile, en Santiago, donde en un tercer partido de desempate el América y el Peñarol uruguayo tenían que definir al campeón de América.

El partido se jugó un 31 de octubre de 1987 y al América le bastaba el empate para coronarse campeón, pero llegó el uruguayo Diego Aguirre y en el último minuto del tiempo extra anotó ante el arco defendido por Falcioni para callar a los hinchas del equipo escarlata que ya festejaban.

Fue una noche de brujas de terror para todos los americanos que vieron como, por tercera vez consecutiva, se les escapaba la Copa Libertadores.

En 1996 de nuevo River Plate fue el verdugo. Otra vez el América se quedó con el subtítulo.

En el choque de ida el conjunto colombiano ganó por 1-0, con gol de Antony de Ávila. Pero en el encuentro de vuelta, River se impuso por 2-0 en el Monumental de Buenos Aires con doblete de Hernán Crespo.

Anuncio

Aquel inolvidable River dirigido por Ramón Ángel ‘el Pelado’ Díaz, que contaba además de Crespo, con Ariel Ortega y Enzo Francescoli, logró la segunda Libertadores y condenó al América de Cali al fracaso eterno en el torneo continental.


Anuncio