Anuncio
Share
Deportes

La ausencia de jugadores afroamericanos en los Dodgers subraya un problema actual en la MLB

Dodgers players stand near the mound during a pitching change.
Por primera vez desde 1946, los Dodgers no tenían un solo jugador afroamericano en el equipo en 2019.
(Rob Carr / Getty Images)

Las estrellas del juego de ex jugadores de los Dodgers de este año abarcaban décadas. Steve Garvey, Orel Hershiser, Davey Lopes, Fernando Valenzuela y Maury Wills estuvieron entre las docenas de ellos en el Dodger Stadium el 1 de junio para celebrar la histórica franquicia.

Pero fue imposible para Kenny Landreaux, ex jardinero central de los Dodgers, y algunos de sus compañeros ignorar la diferencia entre los rosters para la nostálgica exhibición y la alineación que los Dodgers presentaron esa noche para el 59° juego de la temporada 2019: mientras que en los exjugadores se encontraban varios afroamericanos, los Dodgers, la franquicia que firmó a Jackie Robinson para romper la barrera del color de la Major League Baseball en 1947 y siguió siendo el destino preferido para los jugadores negros durante décadas, no tenía un solo jugador afroamericano en su alineación.

“Nos dijimos, ‘Wow, hombre, nos estamos volviendo escasos por aquí’", dijo Landreaux.

Ese juego no fue una anomalía. Por primera vez desde 1946, la temporada anterior a que Robinson debutó y alteró el curso de la historia estadounidense, un afroamericano no participaba en un juego para los Dodgers por una campaña completa. Para Landreaux, era sorprendente.

Anuncio

“Lo noté incluso antes”, dijo Landreaux en un reciente torneo de golf benéfico para la Academia Juvenil de Béisbol de Grandes Ligas en Compton. “A pesar de que bajaron a cero negros en el equipo, antes se redujo a seis, luego cinco, luego cuatro, luego tres, luego dos. Acabo de ver que sigue bajando, bajando y bajando”.

Mike Scioscia leads baseball players in a drill.
El ex receptor de los Dodgers y gerente de los Angels, Mike Scioscia, instruye a los jugadores durante una sesión de práctica en la Academia Juvenil de Béisbol de Grandes Ligas en Compton en junio.

(Dania Maxwell / Los Angeles Times)
(Dania Maxwell / Los Angeles Times)

La escasez de afroamericanos en los Dodgers es sólo el último ejemplo de un problema que irrita a un deporte que se ha diversificado de otras maneras, con una creciente presencia de jugadores latinos (muchos de los cuales son negros) y Asia.

De los 882 jugadores de las Grandes Ligas en las listas de la jornada inaugural en 2019, 68 eran afroamericanos, lo que representa un 7.7%. Once equipos no tenían más de un afroamericano. Los Angels tuvieron cuatro jugadores afroamericanos la temporada pasada: los jardineros Justin Upton, Brian Goodwin y Michael Hermosillo y el lanzador de relevos Keynan Middleton. Su principal prospecto, el jardinero de triple A, Jo Adell, también es afroamericano.

Head & Shoulders “Ride The Whiff” Event
Los niños y su entrenador viajan en un tren subterráneo en Nueva York camino a un evento Reviving Baseball in Inner Cities (RBI) en 2013.
(Bryan Bedder / Getty Images)

El porcentaje de jugadores afroamericanos alcanzó su punto máximo en 1981 con un 18.7% y no cayó por debajo del 16% hasta 1997, según la Society of American Baseball Research. El juego All-Star de 1989 sólo contó con 15 jugadores afroamericanos.

Anuncio

Para 1993, los jugadores latinoamericanos excedían a los jugadores afroamericanos. Para 2017, el 27.4% de los jugadores de las Grandes Ligas eran latinoamericanos. Mientras tanto, la disminución de los jugadores afroamericanos se aceleró, alcanzando un mínimo del 6.7% en 2013. Alrededor del 70 por ciento de los jugadores de la NFL y alrededor del 75 por ciento de los jugadores de la NBA son afroamericanos.

Las Grandes Ligas de Béisbol han pasado la mayor parte de este siglo combatiendo la presencia decreciente de los estadounidenses negros en el deporte. El esfuerzo ha producido iniciativas destinadas a introducir el béisbol a los niños en comunidades desatendidas y diversas como Reviving Baseball in Inner Cities (RBI), mantenerlos activos en el juego durante su adolescencia y brindar la capacitación y la exposición necesarias para jugar béisbol universitario y profesional.

La MLB recientemente comenzó a abordar ese paso final con el evento anual Hank Aaron Invitational, una colaboración con la Asociación de Jugadores de MLB y USA Baseball, establecido en 2015. El evento, que se celebró en el histórico Dodgertown en Vero Beach en julio y agosto, está diseñado para colocar a los jugadores de preparatoria frente a caza talentos universitarios y profesionales.

Dodgers closer Kenley Jansen greets former Dodgers outfielder Matt Kemp.
El cerrador de los Dodgers, Kenley Jansen, a la derecha, saluda al ex jardinero de los Dodgers, Matt Kemp, frente a Andrew Friedman, presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers, y al gerente Dave Roberts antes del Juego 1 de la Serie de División de la Liga Nacional en el Dodger Stadium el 3 de octubre.
(Harry How / Getty Images)

La liga dice que 192 de los aproximadamente 220 participantes de escaparate que se graduaron de la escuela preparatoria desde 2016 están jugando béisbol universitario o profesional. Los alumnos incluyen al lanzador derecho Hunter Greene, un producto de Sherman Oaks Notre Dame High School y la segunda selección del draft de 2017.

“Creo que este ha sido un desafío en el béisbol durante el tiempo que he sido parte de él”, dijo Andrew Friedman, presidente de operaciones de béisbol de los Dodgers. “Sé que hay muchas personas que piensan en ello y se ponen en marcha iniciativas como el programa RBI para tratar de cambiarlo. Con suerte, estamos haciendo avances, pero, como la mayoría de las cosas, probablemente hay más que todos podemos y debemos hacer”.

En otros frentes, los Dodgers de Friedman de 2019 reflejaron la diversidad. Dave Roberts fue el único gerente afroamericano en las mayores. El receptor Russell Martin es un afrocanadiense de Montreal. El cerrador Kenley Jansen es de Curazao. Pedro Báez y Yimi García provienen de República Dominicana, Julio Urias representa a México, Hyun-Jin Ryu llegó a través de Corea del Sur, Kenta Maeda es de Japón y Enrique Hernández llama a Puerto Rico su hogar.

TITULARES DE HOY
Lara nunca tuvo una carrera amateur y su primera pelea real fue como profesional cuando ganó por nocaut en 2011 a los 17 años
Anuncio

Pero los Dodgers pasaron una temporada completa sin un afroamericano en su roster de 40 hombres después de que el jardinero Andrew Toles no se reportó al entrenamiento de primavera debido a un asunto personal y fue colocado en la lista restringida.

“Cuando escuchas eso, cuando el legendario Jackie Robinson, la figura icónica pasa por ese sistema en particular, es algo desalentador escucharlo”, dijo Jerry Manuel, un ex jugador y gerente de Grandes Ligas que fundó una escuela chárter en Elverta, California, que enseña béisbol a niños afroamericanos.

Mientras tanto, Landreaux ha dedicado tiempo a su ciudad natal. Nació y creció en Los Ángeles, jugó las últimas siete de sus 11 temporadas de Grandes Ligas con los Dodgers en la década de 1980, y ha sido instructor en la Academia Juvenil MLB en Compton desde su apertura en 2006.

El programa trabaja con jugadores desde ‘tee ball’ hasta la universidad. Landreaux dijo que el talento disminuye en el nivel de preparatoria. Señaló las razones de la disminución; los viajes son costosos, los modelos a seguir en el béisbol son escasos y otros deportes son más atractivos.

“Veo momentos en los que tuvimos jugadores con suficiente talento para llegar a las filas profesionales”, dijo Landreaux. “Y por alguna u otra razón, nunca llegan a la meta”.

Dominic Smith fue uno de los adolescentes bajo la guía de Landreaux para alcanzar el pináculo del béisbol. Los Mets de Nueva York seleccionaron al graduado de Gardena Serra High en el puesto 11 en 2013. Hizo su debut en las Grandes Ligas en 2017 y se estableció en 2019 con un porcentaje de .881 en 89 juegos. Smith, de 24 años, comenzó a ir a la academia en Compton cuando tenía 12 años y se quedó hasta que fue reclutado.

“Hicieron tantas cosas buenas en mi vida”, dijo Smith, “y puedo darles todo el crédito por haber llegado a las ligas mayores”.

En 2017, Smith y dos amigos fundaron BaseballGenerations, una organización con sede en Los Ángeles destinada a ayudar al desarrollo de jugadores juveniles en el sur de California. Entrenamientos y clínicas se llevan a cabo durante toda la semana. Gerentes de las Grandes Ligas lo visitan periódicamente. Recientemente se celebró un juego de estrellas para algunos de los mejores estudiantes de segundo año en California en St. Bernard High en Playa del Rey.

Anuncio

Es otro esfuerzo para revertir una tendencia donde incluso los Dodgers, la franquicia de Jackie Robinson, Roy Campanella, Don Newcombe, Maury Wills y tantas otras estrellas afroamericanas de antaño, no eran inmunes.

“Debería importar”, dijo Landreaux, “y creo que sí importa”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio