Anuncio
Share
Deportes

Magic Johnson, sobre la muerte de Kobe Bryant: Será difícil para L.A. seguir adelante

Utah Jazz v Los Angeles Lakers
Magic Johnson abraza a Kobe Bryant antes del último partido de éste, contra el Utah Jazz, en el Staples Center, el 13 de abril de 2016.
(Harry How/Getty Images)

En la víspera del memorial de Kobe Bryant en el Staples Center, la leyenda de los Lakers, Magic Johnson, habla de lo que Kobe Bryant significó para Los Ángeles.

En la víspera del tributo que los Lakers y la NBA rendirán a Kobe Bryant, Magic Johnson habló con elocuencia sobre cómo la muerte del icónico jugador afectó a los fanáticos del baloncesto en Los Ángeles y en todo el mundo.

Bryant, su hija Gianna, de 13 años, y otras siete personas murieron el mes pasado en un accidente de helicóptero en Calabasas.

“Va a ser difícil para la ciudad seguir adelante”, reflexionó Johnson. "... es difícil decir en dos minutos, en cinco minutos, todo lo que él significaba para el mundo, para la NBA, para los fanáticos del baloncesto, porque él es más grande que su propia vida. Tomará un largo año superarlo y sobreponerse también por su hija y las otras siete personas que perdieron la vida”.

Miles se reunieron en el Staples Center de Los Ángeles este lunes para honrar la vida de Kobe Bryant y su hija de 13 años de edad, Gianna.
Anuncio

Este lunes por la mañana se realizó la “Celebración de la vida para Kobe y Gigi Bryant”, en el Staples Center.

Johnson habló el domingo temprano en el Staples Center, antes de que los Lakers jugaran contra los Celtics en un evento que el dueño de la escuadra de Los Ángeles, Jeanie Buss, y el dueño del equipo de Boston, Wyc Grousbeck, organizaron para celebrar una de las mejores rivalidades en la NBA y en los deportes.

Bill Russell, considerado el mejor Celtic de la historia debido a sus 11 campeonatos de la NBA, también estuvo en el evento y mostró su aprecio por Bryant al usar su camiseta, la número 24.

Los ex Lakers Michael Cooper y Kurt Rambis, y los ex Celtics Cedric Maxwell y Brian Scalabrine, fueron parte del panel que habló sobre sus tiempos de competencia, con esa rivalidad.

Anuncio

Johnson se abrió paso en el salón después de que el grupo comenzara a hablar, pero no le tomó mucho tiempo expresarse sobre Bryant. “Le encantaba la organización de los Lakers. Amaba a Jeanie. Amaba al [ex propietario de los Lakers] Dr. [Jerry] Buss”, afirmó.

Johnson recordó cómo Bryant anotó 81 puntos en su carrera contra los Toronto Raptors y 60 contra los Utah Jazz en el partido que cerró sus 20 años de carrera con los Lakers. “¿Quién marca 60 y tantos en su último juego? Fue sorprendente”, dijo Johnson. “Todas las noches podía ocurrir algo que nunca volverías a ver”.

Johnson se maravilló de cómo Bryant estaba “viviendo sus mejores años después del baloncesto” mientras trabajaba con Gianna en sus habilidades deportivas, se involucraba en deportes femeninos y entrenaba a los jugadores actuales de la NBA. “Su relación con sus hijas, con su esposa, el trabajo en la comunidad... Le interesaba el atletismo femenino, la WNBA”, detalló Johnson. “Entrenaba con todos. La lista de jugadores con los que este hombre trabajó: Kawhi [Leonard], Kyrie Irving, [Jayson] Tatum de los Celtics, y así sucesivamente. Le daba su tiempo y su conocimiento del juego a todos estos jugadores jóvenes. Y yo adoraba su relación con sus chicas y su esposa. Ellos venían a los partidos de los L.A. Sparks”.

Vanessa, viuda de Kobe Bryant, fue la primera en subir al podio la mañana del lunes en el servicio memorial de su fallecido esposo y su hija Gianna.

Johnson recordó cómo el entonces gerente general de los Lakers, Jerry West, elogió a Bryant después de que el guardia de 17 años mostró una excelente rutina contra Cooper, quien había sido un jugador defensivo duro de los Lakers durante la década de 1980. “Jerry dijo que era el mejor entrenamiento que habían visto de alguien”, evocó Johnson. “Con sólo pensar en la historia de los Lakers uno podía decir '¡Bien, guau!’. Y así llegó como novato, con el compromiso de ser grandioso, de trabajar fuerte todos los días; se levantaba a las tres o las cuatro de la mañana y hacía un entrenamiento de dos horas. Luego venía aquí y entrenaba con los Lakers. Estaba comprometido a dominar el juego, y lo hizo”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio