Anuncio

El receptor de los Rams, Robert Woods, listo para demostrar su valía y ‘que le paguen’

Rams wide receiver Robert Woods warms up before a game.
(Tony Avelar / Associated Press)

Robert Woods ha estado jugando sobre su nivel de pago, y el receptor abierto de los Rams se siente bien y está “listo para que le paguen” con la temporada que se avecina

Los Rams enfrentan una larga lista de decisiones financieras con el esquinero Jalen Ramsey, los receptores Cooper Kupp y Josh Reynolds, el ala cerrada Gerald Everett y John Johnson ingresando al último año de sus contrato de novato.

Luego está el receptor Robert Woods, en el penúltimo año de un contrato que lo ha convertido en una de las grandes gangas de la NFL en las últimas tres temporadas.

Woods atrapó 90 pases la temporada pasada y 86 en 2018, eclipsando las 1,000 yardas recibidas en ambas. El tope salarial de $8.2 millones que gana esta temporada es apenas una fracción de lo que otros receptores de la NFL ganan con una producción similar, y en muchos casos inferior.

Cuando se le preguntó el jueves sobre la situación de su contrato, Woods dijo “Me siento bien” y ha estado “en algunas conversaciones” con el equipo que lo firmó por cinco años por $34 millones en 2017.

Anuncio

“Realmente solo vengo aquí para mostrarles que he estado trabajando en mi juego y lo retomé donde lo dejé", dijo Woods durante una videoconferencia con periodistas. “Luzco fuerte, rápido y estoy listo para que me paguen bien”.

En septiembre pasado, los Rams modificaron el contrato de Woods, pero aún lo dejó comparativamente mal pagado, especialmente para un equipo que en 2018 le dio al receptor Brandin Cooks un contrato de $81 millones que incluía $50 millones en garantías.

En marzo, los Rams cambiaron Cooks a los Texans de Houston en una medida de reducción de costos.

Anuncio

Eso deja a Woods, Kupp y Reynolds como titulares proyectados para un equipo que intenta recuperarse de un récord de 9-7 y la ausencia de entrar a los playoffs la temporada pasada. Los Rams seleccionaron al receptor Van Jefferson en la segunda ronda del draft.

Woods, un All-American en USC, ha jugado siete temporadas en la NFL, cuatro con los Bills de Buffalo. A los 28 años, es solo 16 meses mayor que Kupp, quien regresó de una cirugía de rodilla en 2018 y atrapó 94 pases del equipo para 1,161 yardas y 10 touchdowns.

Los dos receptores son componentes clave para una ofensiva que debe adaptarse a la salida del corredor Todd Gurley, quien fue liberado y luego firmado por los Falcons de Atlanta.

El mariscal de campo de los Rams, Jared Goff, dijo que Woods ha mostrado un “nivel acelerado” de desempeño a medida que avanzaba su carrera.

Anuncio

“Es un objetivo muy amigable, creo que es la mejor manera de describirlo”, dijo Goff. “Es muy fácil lanzarle.

“No es fácil lanzarles a otros. Son demasiado rápidos, demasiado pequeños o lo que sea. Robert simplemente tiene ese buen presentimiento sobre él. Lo verás este año y la forma en que puede acelerar y desacelerar para adaptarse al ovoide, es el sueño de un mariscal de campo”.
Woods creció en Carson, jugó en Gardena Serra High y luego en USC. Cuando se le preguntó si espera tener un nuevo acuerdo con los Rams, Woods dijo que ese era el objetivo.

“Quieres jugar y que te paguen por lo que vales; creo que todos pensamos así", dijo. “He estado trabajando aquí para los Rams y quiero estar aquí por el resto de mi carrera, seguir jugando aquí en Los Ángeles”.

“Quiero hacer mi trabajo y estar aquí a largo plazo”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.

Titulares de Hoy

La lista incluye a Hirving ‘Chucky’ Lozano, Raúl Jiménez y Javier ‘Chicharito’ Hernández


Anuncio