Las últimas horas de la vida de Kobe Bryant: Una historia oral

Portrait illustration of Kobe and Gianna Bryant.
(Constance Brantley / For The Times)

Una colección de textos, comunicaciones por radio, citas y escenas de las últimas horas de la vida de Kobe Bryant antes del fatal accidente de helicóptero en Calabasas

Hace un año, Kobe Bryant, su hija Gianna de 13 años y otras siete personas subieron a un helicóptero Sikorsky S-76B en el aeropuerto John Wayne de Orange County. Se dirigían a un torneo de baloncesto juvenil en la Academia de Deportes Mamba en Thousand Oaks. Kobe estaba entrenando al equipo de Gianna. Lo que sucedió en ese vuelo del domingo por la mañana, en las colinas envueltas en niebla sobre Calabasas, conmocionó al mundo.

La noche anterior

5:24 p.m.

Hilo de mensajes de texto entre Patti Taylor, gerente de operaciones de OC Helicopters, el piloto de Island Express Helicopters Ara Zobayan, y otros.

Taylor: “Ok ¿el tiempo se ve bien mañana?”.

Anuncio
Anuncio

Zobayan: “Acabo de comprobar que mañana no es el mejor día, pero no es tan malo como hoy”.

Taylor: “Buenas tardes, KB mañana domingo 26 de enero, por favor, tenga en cuenta la salida solicitada 845 heli listo, 9:00 a.m. salida, SNA CMA SNA N72EX Ara, Conductor 1 Gary, Conductor 2 Robert, Pax KB GB Et al. ...Regreso aprox. 3p.m. El clima podría ser un problema”.

Zobayan: “Recibido. Avisaremos del clima por la mañana temprano”.

Animated gif of text messages between Patti Taylor and Ara Zobayan.
(Los Angeles Times)

6 p.m.

Catherine Brady, asistente personal de la familia Bryant, en una entrevista de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte: “Ese día en particular, para el domingo, en realidad cambié la hora la noche anterior, probablemente alrededor de las 6 o 7 p.m., porque Kobe había decidido que quería ir a ver jugar a otro equipo antes de su partido. Así que se suponía que era una salida a las 9:45, pero la noche anterior la cambiamos a una salida a las 9 a.m.”

Anuncio

7:39 p.m.

En su declaración pública final, Bryant tuitea en respuesta a la estrella de los Lakers, LeBron James, que le rebasó en la lista de anotación de la NBA de todos los tiempos: “Continuando con el avance del juego @KingJames. Mucho respeto a mi hermano”.

Domingo, 26 de enero de 2020

Whitney Bagge, vicepresidenta de Island Express, a la NTSB: “Kobe fue muy particular en cuanto a quién quería que piloteara la nave... Ara había estado volando con Kobe durante años y se convirtió en una especie de amistad. Vanessa [Bryant] amaba a Ara, y Kobe incluso hacía que volara con sus hijas él mismo. Ese grado de confianza es el que le tenía al piloto para llevar a su hija a un partido de baloncesto”.

October 2017 image of Ara Zobayan, the pilot who died flying the helicopter that crashed on on Jan. 26, 2020.
(Bernadette McKeever)

Taylor a la NTSB: “La relación [de Kobe] con Ara era cálida y [amistosa], y confiaban en él. Le confiaba a sus hijas y a su familia, lo cual era primordial para él”.

Notas de la NTSB de una entrevista con Tess Davidson, la novia del piloto: “Ara no se enfrentó a ningún tipo de estrés en los días previos al accidente. Tenía buena salud”. Ella lo conocía desde hacía 7 años. También habían estado viviendo juntos durante 7 años. Él era “una de las únicas personas que sabía que estaba feliz de ir a trabajar todos los días. Incluso en los días que estaba libre, iba a ayudar en el trabajo lavando aviones, o llevando el almuerzo”.

La hoja de peso y balance para el vuelo enumera ocho personas programadas para viajar desde el aeropuerto John Wayne en Orange County al aeropuerto de Camarillo además de Zobayan: Alyssa Altobelli, John Altobelli, Keri Altobelli, Kobe Bryant, Gianna Bryant, Sarah Chester, Payton Chester y Christina Mauser.

Animated gif of text messages between Zobayan, Taylor, Webb for oral history of the day Kobe Bryant died.
(Los Angeles Times)

7:30 a.m.

Anuncio

Hilo de mensajes de texto entre Zobayan, Ric Webb, el fundador de OC Helicopters, Patti Taylor y otros.

Zobayan: “El clima de la mañana se ve bien”.

“Recibido”.

Webb: “Estaré en el SNA en el 30 para un informe”.

8:20 a.m.

Taylor continúa enviando mensajes de texto: “Ara cómo está el clima buscando la salida de las 9”.

Zobayan: “Debería estar bien”.

Webb: “Estoy de acuerdo”.

Taylor: “Recibido. Les informaré y buenos días”.

8:39 a.m.

Anuncio

Zobayan: “Heli en O.C. en espera”.

Taylor: “Recibido”.

Illustration of fog-shrouded hills above Calabasas.
(Constance Brantley / For The Times)

Un vuelo estándar, de todos los días

Webb a la NTSB: “Mientras esperábamos que el Sr. Bryant apareciera, sugerí un vuelo azul. [Ara] dijo que el vuelo azul era John Wayne... Long Beach, Santa Mónica, Malibu Pass, y luego casi por donde pasó el accidente – esa fue la ruta que sugerí. Dijo que iba a subir y dar la vuelta. Y agitó el dedo a través del mapa de su teléfono e indicó que iba al estadio de los Dodgers, alrededor de Burbank, y que iba a tomar la 118. En ForeFlight puedes tener una imagen a color, y muestra donde están las nubes. Y él indicó que iba a estar por encima y alrededor de esas nubes. ... [Ara] estaba bien. Era un Ara normal. Había tomado su decisión sobre el camino que iba a seguir y estábamos esperando a [Bryant]. El resto de los pasajeros se encontraban allí. Vuelo estándar de todos los días.

9:06 a.m.

Textos de Webb: “Ruedas arriba”.

9:33 a.m.

El piloto de Kobe Bryant envía un mensaje al grupo desde el aeropuerto de Camarillo: “Acaba de empezar a llover ligeramente aquí”.

9:44 a.m.

Zobayan por radio al control de tráfico aéreo: “Y SoCal, para el helicóptero dos eco rayos X vamos a seguir adelante y comenzar nuestra subida para ir por encima de las, uh, capas y, uh, podemos quedarnos con ustedes aquí”.

Anuncio

Controlador de radar SoCal TRACON: “Dos rayos X de eco, uh, ¿dónde estás?”.

Zobayan: “Uh, justo al oeste de Van Nuys, dos eco de rayos X”.

9:45 a.m.

Controlador de radar del TRACON SoCal: “Dos eco de rayos X, sí, estás, uh, todavía en un código de 1.200, uh, ¿estabas pidiendo que te siguieran en el vuelo?”.

Zobayan: “Sí señor, dos eco de rayos X”.

Controlador de radar del TRACON SoCal: “Dos eco de rayos X, donde se dice intenciones”.

Zobayan: “Subiendo a 4.000, dos eco de rayos X”.

Controlador de radar del TRACON SoCal: “¿Y qué harás cuando llegues a la altitud?”.

El controlador hace varios intentos más para contactar con el N72EX sin respuesta.

Animated gif of words from witness near crash site for oral history of the day Kobe Bryant died.
(Los Angeles Times)
Anuncio

Un gran ‘boom’

En un correo electrónico posterior a la NTSB de un testigo cerca del lugar del accidente: “No había ninguna visibilidad más allá del punto donde lo vi desaparecer en la nube baja en el comienzo del camino. ...Lo escuché antes de ese punto, pero solo miré hacia arriba cuando el sonido se hizo tan inusualmente fuerte. Específicamente observé y escuché para ver si parecía tener problemas con el motor ya que estaba tan bajo y lento”.

De una entrevista de la NTSB con otro testigo a unos 200 pies del lugar: “En el transcurso de unos 20 segundos el sonido siguió aumentando, cuando de repente un helicóptero azul y blanco emergió de las nubes pasando de izquierda a derecha directamente a su izquierda. Juzgo que se movía rápidamente, viajando en una trayectoria de avance y descenso. Empezó a rodar hacia la izquierda de tal manera que pude ver su vientre. Lo observé entre 1 y 2 segundos, antes de que impactara en el terreno a unos 50 pies por debajo de su posición”.

Un tercer testigo ocular: “Escuchamos al helicóptero volando normalmente, pero no pudimos verlo realmente porque había mucha niebla y nubes bajas. Pensaba en por qué un helicóptero volaría tan bajo en condiciones climáticas tan malas. Entonces, de repente, oímos un gran BOOM”.

Una llamada al 911: “Un helicóptero se estrelló contra una montaña. Lo escuchamos. Y ahora estoy mirando las llamas”.

Jerry Kocharian, tomando café fuera de una iglesia cercana: “Nadie podría sobrevivir a eso”.

9:48 a.m.

Taylor, en un mensaje de texto grupal al piloto de Bryant: “¿Aterrizaste?”

Conductor: “Aún no”.

Bagge a la NTSB: “Patti me llamó preguntando si podía comprobar dónde estaba Ara en el rastreador. Lo comprobé y vi que el rastreador había dejado de seguir a Ara a las 9:45 a.m., así que le dije que la llamaría enseguida. ...Tomé la imagen del N72EX circulando sobre Glendale y se la envié a Patti pensando que esto era lo que lo había retrasado. Le dije que lo más extraño era que el rastreador se había detenido a las 9:45 a.m., lo cual no es normal y que estábamos tratando de contactar con Ara por radio ahora. Seguí refrescando el rastreador rezando para que funcionara”.

10:02 a.m.

Anuncio

Webb en un texto al piloto: “¿Ara, estás bien?”.

Bagge a la NTSB: “Ángel [un empleado de Island Express] intentó llamar a Ara y Garret [otro empleado] unas cuantas veces sin éxito y ambas llamadas fueron al buzón de voz, le envié un mensaje de texto de inmediato: ‘Ve al manual de respuesta de emergencia ahora’”.

Despacho de los bomberos del condado de Los Ángeles por radio: “Tenemos un helicóptero caído. Tenemos humo”.

Buscando sobrevivientes

×

10:34 a.m.

El Departamento del Sheriff del Condado de L.A. tuitea: “La nave accidentada es un helicóptero. Las llamas ya están bajo control. #Los ayudantes de Malibú en el lugar del accidente están buscando sobrevivientes, 4200 blk Las Virgenes Road”.

11 a.m.

El entrenador de los Clippers, Doc Rivers, está con el equipo en Orlando, Florida: “[El presentador deportivo de KCBS] Jim Hill me llamó y me dijo: ‘Oye, creo que algo trágico le ha pasado a Kobe, Doc. No estoy seguro, te llamaré luego’. Eso fue antes de que nadie lo supiera. Y luego me llamó de nuevo y lo confirmó y en cinco minutos salió. Así que estaba de camino al autobús a esa hora. ...Cuando entré en ese vestuario era un vestuario devastado. No era un vestuario que debería estar jugando al baloncesto. Era un vestuario que necesitaba apoyo, que necesitaba abrazos”.

Magic Johnson hugs Kobe Bryant before his final game with the Lakers on April 13, 2016, at Staples Center.
Magic Johnson hugs Kobe Bryant before his final game with the Lakers on April 13, 2016, at Staples Center. Bryant would score 60 points against the Utah Jazz.
(Harry How / Getty Images)

El gran Magic Johnson de los Lakers: “Hablé con Jeanie [Buss] [la dueña de los Lakers] y ellos lo habían escuchado, pero no estaba confirmado. Así que, ya estoy empezando a preocuparme con solo escucharlo.

Anuncio

“Mi actitud era de ‘Nah, no Kobe’. Nadie podía pensar eso. No. Es invencible. Es Kobe, ¿sabes? Es Superman, ¿sabes?”

11:32 a.m.

Tweet de TMZ: “Kobe Bryant ha muerto en un accidente de helicóptero”.

11:36 a.m.

Oficial de información pública del Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles en Twitter: “El batallón 5 que trabaja en un accidente de helicóptero con múltiples víctimas mortales en #Calabasas el #NTSB está actualmente en camino a este incidente. @LASDHQ está en la escena y ayudando”.

Magic Johnson: “Entonces por seguro, fue confirmado y hombre me quebranté. Lo conoces. Lo has visto. Lo has observado durante 20 años. Lo conociste cuando llegó aquí. Lo recuerdo como si fuera ayer cuando Jerry West tomó el teléfono y me lo dijo. ‘Acabo de mirar el mejor entrenamiento que he visto en mi vida’. Y yo estaba como, ‘¿Qué?’ Dije: ‘No, Jerry’. Me contestó: ‘Te digo que tengo a Michael Cooper aquí y pregúntale a Coop. Sabes lo genial que es Coop como defensor y este tipo iba a trabajar’. Me dijo: ‘Earvin, puede hacerlo todo. Puede hacerlo todo no solo porque puede marcar, sino porque puede manejar el balón para llegar hasta la canasta’. Eso es lo que impresionó a Jerry”.

James Parker, entrenador del equipo de baloncesto femenino de Pacifica Christian High, estaba en la Academia de Deportes Mamba en Thousand Oaks: “Escuché a alguien decir: ‘Kobe tuvo un accidente de helicóptero. Sabiendo cómo Kobe va y viene, fue entonces cuando mi corazón dio un vuelco... El gimnasio se quedó en silencio. Se podía oír a la gente llorando en silencio. Podías escuchar a la gente diciendo, ‘No. No. No’. Finalmente, alguien habla y dice: ‘Arrodíllense e inclinen sus cabezas para que podamos rezar’”.

Eric Rosenthal, un entrenador asistente de la escuela secundaria local que también estaba en la academia: “El árbitro llamó inmediatamente canceló el juego. Luego llamó a todos los jugadores. Hubo silencio durante un par de segundos, en todas partes. ...Mis hermanos dijeron que podían oír los gritos y los llantos que salían de la [habitación del Equipo Mamba]. No se parecía a nada de lo que habían escuchado antes”.

La exestrella del Heat de Miami, Dwyane Wade, tuitea: “Nooooooooooo Dios por favor, no!”.

Animated gif of words from coach at Mamba Sports Academy for oral history of the day Kobe Bryant died.
(Los Angeles Times)
Anuncio

Entre lágrimas todo el día

Mediodía

Los Lakers están volando a casa después de un juego en Filadelfia, viajando por algún lugar del suroeste, cuando los susurros comienzan a filtrarse a través del avión. El entrenador Frank Vogel se para en frente para confirmar que Bryant ha muerto.

El gran Jerry West de los Lakers: “Estaba sentado en mi casa leyendo el periódico... y creo que uno de mis hijos me llamó y dijo que un helicóptero se había estrellado y sospechaban que era Kobe Bryant. Así que inmediatamente encendimos la televisión... Me senté allí y dije: ‘Oh Dios, por favor no’. Y cuando salió, estaba devastado. A veces, cuando ves a gente con grandes logros y alguien con quien has tenido la oportunidad de tratar personalmente y verlo crecer y admirar, todas esas cosas siguen pasando por tu cabeza, siempre. No dejaba de decir, ‘No, esto no puede ser verdad. Esto no puede ser verdad’. Honestamente, ahí es donde estaba en ese momento. Y cuando se confirmó, estuve llorando todo el día. Para un hombre de mi edad [82] sentirse así... era tan personal. Ver la alegría que me trajo, por lo que hicimos para buscarlo, pero también ver cómo se había elevado su fama en todo el mundo”.

Kobe Bryant talks with Jerry West at a reunion of the 1985 championship Lakers team on April 11, 2005, at Staples Center.
Kobe Bryant talks with Jerry West at a reunion of the 1985 championship Lakers team before a game against the Phoenix Suns on April 11, 2005, at Staples Center.
(Andrew D. Bernstein / NBAE via Getty Images)

El alero de los Lakers, Jared Dudley, tuitea desde el avión: “¡Sin palabras en este avión de regreso a casa! ¡Un día triste, hermano! RIP Kobe Bean Bryant! Las oraciones van a su familia y seres queridos”.

Joe Biden menciona el accidente durante un evento de campaña presidencial en Des Moines, Iowa: “Te hace darte cuenta de que tienes que hacer que cada día cuente, cada día cuenta. El punto es que ninguno de nosotros está exento”.

1 p.m.

Jeanie Buss, Linda Rambis y otros ejecutivos de los Lakers se reúnen en las instalaciones del equipo en El Segundo. El equipo abre las puertas del estacionamiento y coloca un gran lienzo blanco con una imagen de Bryant en el frente. Los fans empiezan a aparecer, escribiendo mensajes en el lienzo con Sharpies.

Un vendedor de una librería en Orange County dijo que se agotaron los libros de fotos con Bryant a la hora de su muerte: “Fue un poco hosco, pero la gente llegó 10 o 15 minutos después de que nos enteramos”.

Anuncio

Dentro del Staples Center, durante un ensayo general para los premios Grammy programado para esa noche, los trabajadores mueven las camisetas retiradas de Bryant lado a lado y las iluminan con focos. Todas las demás camisetas de los exjugadores están cubiertas.

El gran Kareem Abdul-Jabbar de los Lakers tuitea: “La mayoría de la gente recordará a Kobe como el magnífico jugador que inspiró a toda una generación de atletas. Pero yo siempre lo recordaré como un hombre que fue mucho más que un atleta”.

Frente a una pancarta de los Clippers fuera del vestuario del equipo dentro del Centro Amway en Orlando, Rivers habla con los reporteros: “Hoy todos somos Lakers”.

Sam Krutonog está entre los miles de fanáticos que se congregan afuera del Staples Center, creando un memorial improvisado con flores, velas y fotos: “Mi abuelo tiene 82 años y acaba de tener dos ataques al corazón, y estaba llorando por teléfono. Es tan terrible”.

En la Academia de Deportes de Mamba, los juegos del día han sido cancelados y el estacionamiento bloqueado con conos de tráfico mientras crece un santuario de flores, velas y una bandera de los Lakers.

Sophy Peniche of Camarillo pays her respects at a makeshift memorial outside of Kobe Bryant’s Mamba Sports Academy.
(Christina House / Los Angeles Times)

Shaquille O’Neal, que se unió a Bryant con los Lakers para ganar tres títulos de la NBA, tuitea: “No hay palabras para expresar el dolor que estoy pasando con esta tragedia de perder a mi sobrina Gigi y a mi hermano @kobebryant Te quiero y te echaré de menos. ...ESTOY ENFERMO AHORA MISMO”.

El expresidente Barack Obama tuitea: “Kobe era una leyenda en la cancha y recién comenzaba en lo que hubiera sido igual de significativo un segundo acto. Perder a Gianna es aún más desgarrador para nosotros como padres”.

Tragedias como esta

2 p.m.

Después de que el avión del equipo de los Lakers aterrizó en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, LeBron James aparece limpiándose las lágrimas.

Anuncio

Richard Bettencourt está de pie fuera de las instalaciones de los Lakers con su hija Jazmyn: “Una roca acaba de caer sobre todos. Entonces cuando pensabas que eso era malo, como un padre que escucha que su hija también está en el helicóptero, lo acerca más a casa de lo que piensas”.

Rivers habla con los jugadores de los Clippers en el vestuario antes de su partido en Orlando: “Algunos de ustedes pueden no sentir nada en este momento. Puede que los sentimientos salgan durante el juego. No estamos preparados, nadie está preparado para tragedias como esta. Nadie lo está”.

Daryl Osby, Jefe de Bomberos del Condado de Los Ángeles, en una conferencia de prensa televisada: “Nuestros bomberos en la escena indicaron que había restos de la nave en terreno escarpado con un incendio de matorrales en un cuarto de acre”.

Alex Villanueva, Sheriff del condado de Los Ángeles, en la misma conferencia de prensa: “No hubo sobrevivientes”.

3 p.m.

El guardia de los Clippers, Landry Shamet, toma el balón tras el inicio del juego de Orlando, se mueve a través de la media cancha, luego se queda quieto con la cabeza inclinada, regateando una violación del reloj de 24 segundos. El público de Florida se da cuenta de que está rindiendo homenaje a Bryant y se pone de pie para aplaudir.

Jennifer Homendy, miembro de la junta directiva de la NTSB durante una conferencia de prensa en Washington: “Nuestro equipo revisará la historia del piloto... revisaremos los registros de mantenimiento del helicóptero, revisaremos los registros del propietario y del operador del helicóptero y una cantidad de otras cosas que miraremos como parte de la investigación”.

4 p.m.

El candidato presidencial demócrata Pete Buttigieg en una declaración televisada: “Creo que es un recordatorio de que nuestras vidas a menudo son tocadas por gente que ni siquiera conocemos”.

5 p.m.

Anuncio

Rivers después de que los Clippers vencieran a los Magic: “Hombre, te digo que ese juego no me interesaba. Recuerdo que los tiempos muertos, no tenían mucho que decir. Intenté en el descanso decir: ‘Eh, chicos, escuchen. Quiero decir, escuchen, no sé, estamos aquí, ganemos este juego, honrémoslo’, pero eso es una tontería. ...Aparte de eso, a ningún equipo le importó. Incluso uno de los árbitros hizo una marcación horrible y yo no comenté nada, él me miró y yo dije: ‘¿Qué quieres que haga, hermano?’ Y en realidad respondió – no puedo pensar en su nombre – dijo, ‘Hombre, no puedo hacer nada esta noche’. Afectó a todo el mundo. Para los jugadores fue definitivamente la noche más difícil de nuestras vidas”.

×

Clippers coach Doc Rivers reflects on the death of Kobe Bryant following a game against the Magic in Orlando on Jan. 26, 2020.

El hincha de los Lakers, Irvin Guillermo, está entre los cientos de aficionados que se reúnen cerca del lugar del accidente: “Nunca hubiera pensado que algo así sucediera. Este tipo tenía mucho más que ofrecer”.

Alicia Keys habla en el escenario cuando comienzan los premios Grammy en el Staples Center: “Todos sentimos una gran tristeza ahora mismo porque hoy temprano, Los Ángeles, Estados Unidos y el mundo entero perdieron un héroe. Y estamos literalmente aquí, con el corazón roto, en la casa que construyó Kobe Bryant”.

Púrpura y oro

El muelle de Santa Mónica se ilumina en púrpura y oro para honrar a Bryant, su hija y las otras víctimas. También lo hacen el Ayuntamiento de Los Ángeles y los pilares de la entrada del aeropuerto de Los Ángeles.

El reverendo Anthony Vu que dirige la misa vespertina en Our Lady Queen of Angels en Newport Beach, donde Bryant era un feligrés: “Es un recordatorio para todos nosotros de que la vida puede ser muy impredecible y frágil”.

6 p.m.

Afuera del Staples Center, miles de fanáticos de los Lakers permanecen en la oscuridad, algunos gritando: “¡Gracias, Kobe!”

8 p.m.

Villanueva habla en una conferencia de prensa de seguimiento: “Ahora nos enfrentamos a sus seguidores y a la gente de luto que ha llegado hasta la zona, a la comunidad residencial e incluso al propio lugar del accidente. Tenemos que reiterar que el sitio está cerrado, excepto a los servicios de emergencia y a los investigadores. Así que ahora tenemos personal desplegado para sacar a las personas de allí. No pueden acceder al lugar del accidente. Es en un terreno muy accidentado, muy peligroso, incluso a la luz del día, mucho menos en medio de la noche. Solo queremos que la gente se mantenga alejada”.

Anuncio

9 p.m.

Más de 100 residentes de la costa de Newport se congregan en un parque comunitario para llorar a su vecino con una vigilia a la luz de las velas en una fría noche de invierno. Cantan “Amazing Grace” y luego entonan un canto conocido por los fans en el Staples Center: “Kobe, Kobe, Kobe”.

Animated gif for oral history of the day Kobe Bryant died.
(Los Angeles Times)

Los redactores del personal de Los Angeles Times, Andrew Greif y Broderick Turner, contribuyeron a esta historia. Las fuentes adicionales incluyen informes anteriores del personal del Times y archivos de la NTSB de la investigación de la agencia sobre el accidente.