Conoce a la ingeniera hispana “más influyente” en un deporte dominado por hombres, en NASCAR

×

Alba Colón, la mujer más influyente de NASCAR

Share

Alba Colón nos relata cómo llegó a convertirse en una de las ingenieras más importantes de NASCAR, un deporte dominado por hombres, que en su mayoría son anglosajones

Desde muy chica soñaba en ser parte de algo tan grande como el Milky Way, conquistar el espacio sideral y descubrir nuevos horizontes con la NASA. Sin embargo, el olor a caucho quemado la reconquistó y su vida cambió.

En lugar de sobrevolar nuestro planeta, hoy, Alba Colón, está haciendo historia con los pies sobre la tierra como Directora de Sistemas de Competencias para la escudería Hendrick Motorsports de NASCAR.

Ella nació en Salamanca, España, y con tan solo tres años, junto a su familia se mudó a Puerto Rico, en donde creció y se formó como profesional.

Colón es ingeniera mecánica, graduada de la Universidad de Puerto Rico, en Mayagüez, y entre sus trabajos sobresale el de ser parte del departamento de carreras de General Motors, que es una de las compañías más importantes del mundo en cuestión de automóviles.

Anuncio
Anuncio

“Desde que yo entré a la universidad, yo quería ser astronauta, es todo lo que quería hacer”, dijo Colón a LA Times en Español. “Por eso me dediqué a estudiar la ingeniería mecánica, pero mientras estaba en la universidad, tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto automovilístico, en un carro solar para esa época. Me enamoré tanto de los vehículos que construimos lo que le llamamos un ‘mini-Fórmula’ para Formula SI International”.

Junto a un grupo de ingenieros de la escudería, sus labores consisten en estudiar simulación de carreras, neumáticos de los autos, adquisición de datos analíticos, pruebas, experimentos en laboratorios y demás.

Colón es considerada por muchos en NASCAR como una de las personas más influyentes de la organización, pero no ha sido fácil.

“A mí me gusta mi trabajo y nunca entré porque quería influenciar”, dijo la oriunda de España. “Pero es algo que se ha dado con los años y cuando tienes una influencia, vienen responsabilidades. Si el título ha venido, entonces quiero usarlo para que lleguen al deporte, para que estudien carreras relacionadas… quiero que más hispanos conozcan las carreras de NASCAR, pero en especial, a las niñas, para que sepan que ellas pueden llegar a donde deseen, lo más alto que puedan”.

A su llegada a la NASCAR en 2018, Colón ha visto un cambio y surgimiento importante en este deporte que es dominado por hombres, en su gran mayoría anglosajones. Por lo que, para ella, fue un reto muy fuerte irrumpir y demostrar sus capacidades a nivel del resto de sus colegas.

Otro de los cambios importantes que ella ha notado, es que los encargados de los cuidados y desarrollo de los autos han dejado de ser solo mecánicos, sino ingenieros.

Anuncio

“La tecnología ha cambiado increíblemente, hay muchísimas más mujeres en el deporte y hay más hispanos”, aseguró Colón. “No fue fácil llegar aquí, fue mucho trabajo y tienen que estar preparadas. Deben tener una actitud de ‘nunca rendirse’, para lograr sus metas. Antes no había muchos ejemplos para las niñas en este deporte, pero ahora hay más y tienen que prepararse para hacer esto o lo que quieran hacer”.

El 2020 fue un año importante no solo para el mundo en cuestión de la pandemia de COVID, pero también por las cuestiones raciales, como el que vivió Bubba Wallace. Para Colón, eso le trajo recuerdos de las cosas que ella tuvo que enfrentar en sus inicios.

“Traté de entrar a una pista y la persona encargada de la puerta me dijo que ‘lo que quieres tú es un autógrafo’. No creía que fuera una ingeniera que iba a trabajar. Dolió porque no te crean por la manera como luces… fue un poquito chocante. En otra ocasión, tampoco me dejaron pasar junto a mis compañeros masculinos porque no creían que yo era de la misma posición”.

Colón ha dejado todo eso en el pasado y asegura que todo ese tipo de situaciones han ayudado para que no vuelvan a ocurrir.

El 8 de marzo fue celebrado el Día Internacional de la Mujer y aunque durante el mes se ha reconocido a las mujeres en general, ella desearía que no se tuviera que celebrar para que sus contrapartes noten sus capacidades.

“El sueño mío es que no tengamos que celebrar ese mes de nuevo porque hay una igualdad y no hay que poner un mes especifico [para eso]”, dijo Colón. “Espero que algún día todos se den cuenta que todos somos iguales”.