Anuncio
Share

El nivel amarillo no significa instantáneamente que los equipos del sur de California tendrán más fanáticos en las gradas

A fan with an extra large glove
Un fan que usa una máscara mientras sostiene un guante extra grande es felicitado después de atrapar una pelota en el pabellón del jardín izquierdo en el Dodger Stadium el 9 de abril.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Sin duda, las empresas de todo el mundo se regocijan con la noticia del martes de que el condado de Los Ángeles se ha movido al nivel amarillo menos restrictivo del sistema de reapertura COVID-19 de California. Sin embargo, los principales equipos deportivos no prometen mucho más, a pesar de que más fanáticos producirían más ingresos.

¿La razón? Los requisitos de distancia de seis pies entre los grupos de asientos que no han mostrado prueba de vacunación.

Los Dodgers no tienen planes inmediatos para aumentar la asistencia, dijo el portavoz Jon Chapper. No pudieron vender ni siquiera al 33% de la capacidad permitida en el nivel naranja debido a los requisitos de distanciamiento. Los Dodgers introdujeron secciones completamente vacunadas que no requieren distanciamiento social para aproximadamente 500 fanáticos en su última estadía en casa y planean aumentar el número a 1,000 fanáticos cuando regresen a casa el 11 de mayo.

Anuncio

Los Lakers y Clippers vendieron boletos a 2,000 a 3,000 fanáticos por juego en el Staples Center bajo las pautas del nivel naranja. Ninguno de los equipos es optimista de que podrían aumentar la asistencia al 50% de la capacidad de 19,068 del Staples Center bajo el nivel amarillo debido a las restricciones de distancia. Ambos equipos están trabajando en la creación de secciones completamente vacunadas, pero deben obtener la aprobación del condado y la NBA.

Los equipos podrían solicitar a las autoridades de salud pública locales que reevalúen el requisito de distanciamiento de seis pies. La filial triple A de Oklahoma City de los Dodgers dijo el martes que abriría su temporada al 50% de su capacidad, y las autoridades de salud pública aprobaron una distancia de tres pies entre los grupos de asientos.

El condado de Orange permanece en el nivel naranja y los Angels no tienen planes inmediatos para aumentar la capacidad de un tercio (alrededor de 15,000 asientos) incluso si el condado se mueve al nivel amarillo. Como todos los demás, los Angels están esperando más orientación para ver si podrán expandir la capacidad después del 15 de junio, fecha tentativa del gobernador Gavin Newsom para la reapertura total del estado.

Los equipos de asistencia de futbol americano universitario y de la NFL del sur de California aún no han anunciado sus planes para el otoño. Los Rams declinaron hacer comentarios el martes. El equipo ha dicho desde que comenzó la pandemia que seguiría las pautas estatales y locales.

Anuncio

Los redactores Bill Shaikin, Jack Harris, Andrew Greif, Dan Woike y Gary Klein contribuyeron a este informe.


Anuncio