Anuncio
Share

Figueiredo afirma que aficionados mexicanos fueron racistas con él y reitera que Moreno es un ‘traidor’ 

Deiveson Figueiredo atacó nuevamente a Brandon Moreno a días de UFC 270.
(Armando García Parra/Los Angeles Times en Español)

El retador brasileño Deiveson Figueiredo llegó al día de medios el miércoles en Anaheim con motivación y concentración en la mirada de cara a su tercer duelo contra el mexicano Brandon Moreno, actual campeón de peso mosca, en la pelea de campeonato coestelar de UFC 270 el sábado en el Honda Center de Anaheim.

“Me siento al 100%, voy a demostrar a todos que soy mucho mejor que Brandon Moreno”, aseguró el exmonarca.

El sábado será el tercer duelo al hilo entre brasileño y mexicano en cuestión de 406 días, lo que lo convierte en la única trilogía interrumpida en la historia de la compañía. En diciembre de 2020, el tijuanense sorprendió al mundo al empatar en Las Vegas en uno de los duelos más emocionantes en la historia de los pesos mosca ante “Dios de Guerra”. Seis meses después, en junio de 2021, ambos se vieron las caras en Glendale, Arizona, y Moreno destronó al campeón Figueiredo al someterlo en tres rounds. Seis meses después, se volverán a ver las caras en California.

Para este tercer duelo, Figueiredo dijo estar en la mejor forma física de su vida y que sus cuatro meses entrenando fueron perfectos.

Brandon Moreno, el primer campeón de UFC nacido en México, encara este sábado su primera defensa de la corona de peso mosca cuando se suba al Octágono por tercera vez consecutiva ante el brasileño Deiveson Figueiredo.

Anuncio

“Todos en mi campamento pensamos en la pelea solamente, no en negocios, en nada más que la pelea”, indicó Figueiredo, quien dijo que su falta de concentración fue factor en el segundo duelo.

“Quiero ganar mi cinturón, por cuatro meses estuve concentrado, no pensé en nada más. Mi concentración y mi determinación es de ser campeón del mundo nuevamente”, añadió el peleador de 34 años de edad.

La última vez que el brasileño perdió, ante Jussier Formiga en 2019, acumuló cinco triunfos al hilo para conquistar la corona que había abandonado Henry Cejudo en diciembre de 2019.

En este enfrentamiento, Moreno probablemente tendrá una gran afición apoyándolo, tal como ocurrió en la segunda cita en Arizona. El originario de Soure, Pará, dijo que tampoco le importaba que el mexicano tuviera mucha afición en Anaheim y acusó a los seguidores de Moreno de ser racistas en aquel duelo en Glendale, aunque no ofreció detalles.

“En la pelea anterior, hubo muchos mexicanos que me faltaron al respeto. Algunos fueron hasta racistas conmigo. Pero no me importa, que se jodan los que fueron racistas. Estoy aquí para recuperar mi cinturón contra Moreno. Voy a mostrar adentro del octágono lo que es el respeto”, indicó Figueiredo.

A diferencia de las otras dos contiendas, el mexicano de 28 años de edad es el ligero favorito en las apuestas.

Moreno tiene una racha invicta en cinco peleas en UFC, la más larga en la división de peso mosca.

El drama Moreno-Cejudo

Para este tercer duelo, Figueiredo trajo en su esquina a Cejudo, un hombre que entrenó con Moreno en el pasado. Este movimiento ha creado mucho drama de cara al tercer duelo, pues el brasileño acusó al mexicano de ser un traidor debido a que el tijuanense ayudó a Joseph Benavidez para su enfrentamiento ante Cejudo en 2016, algo que no dejó muy contento al ahora retirado excampeón de UFC.

Cejudo y Moreno tenían una buena amistad después de que el mexicoamericano ayudó al peleador azteca antes de que este llegara a UFC. Luego la relación se fue enfriando cuando el mexicano no fue elegido en el equipo de Cejudo en The Ultimate Fighter en 2016. Moreno terminó en el equipo del rival, el de Benavidez, y ambos se convirtieron en amigos. Poco después, Benavidez enfrentó a Cejudo y uno de los sparrings que preparó a Benavidez fue Moreno, algo que cayó muy mal al exolímpico. Benavidez venció en aquella pelea a Cejudo.

Ahora, Cejudo añadió un capítulo más al drama al decidir estar en la esquina de Figueiredo para ayudarlo a recuperar su corona.

“Quiero ser el primer hombre en noquear a Brandon Moreno”, expresó Figueiredo. “Voy a quitarle la cabeza a Moreno y darle esa cabeza a Cejudo. Moreno traicionó a Cejudo porque Brandon Moreno vivió en la casa de Cejudo por dos años y luego entrenó con Benavidez para ayudarlo a enfrentar a Cejudo. Será una revancha y le quitaré la cabeza a Moreno”.

Por su parte, durante el día de medios, Moreno dijo que el duelo del sábado no era una pelea personal y que para él era un pleito solamente, aunque dejó en claro que tenía respeto por Figueiredo, más no “por algunos en el equipo del brasileño”.


Anuncio