Moreno reconoce que es agotador enfrentar a Figueiredo tres veces; resta importancia a su examigo Cejudo

Share

Brandon Moreno, el primer campeón de UFC nacido en México, encara este sábado su primera defensa de la corona de peso mosca cuando se suba al Octágono por tercera vez consecutiva ante el brasileño Deiveson Figueiredo. Moreno empató la primera pelea con el brasileño en 2020 y luego lo derrotó en 2021 en la segunda cita, para arrebatarle la corona.

Desde que comenzó en UFC en 2016, el tijuanense se ha enfocado en obtener el campeonato pero esta vez su meta es diferente: la de defender su puesto en la cima de la división ante un rival que ha reforzado su esquina con un viejo conocido de Moreno, el excampeón Henry Cejudo.

“Muchas veces, simplemente el hambre de querer ir por el oro lo es todo, te ayuda a mover montañas si es necesario. Y una vez que ya tienes el oro, esa hambre, muchas veces hemos visto en otros campeones como que tiende a desaparecer”, aceptó Moreno, de 28 años de edad. “Una vez que gané el título, una de mis principales metas fue el estar concentrado, porque las cosas siguen igual. Hay gente que quiere el título. Hay gente que simplemente te quiere ganar. Entonces hay que estar listo para lo que viene porque va a ser más duro. Me concentré en no perder el hambre, en mantenerme en el gimnasio”.

Este será el tercer combate al hilo ante Figueiredo (20-2-1) en cuestión de 406 días, en lo que es la única trilogía interrumpida en la historia de UFC. Eso significa que Moreno ha tenido en la cabeza a Figueiredo por más de un año, debido a la cercanía de cada uno de los tres combates.

Anuncio

“Claro que cansa, como pensando en cómo le voy a ganar, entreno pensando en cómo le voy a ganar. Me acuesto pensando en cómo voy a ganar el combate. Entonces es cansado hasta cierto punto, pero creo que también es parte de la pelea. Es una de mis virtudes, la fortaleza mental. Creo que lo he demostrado a lo largo de mi carrera”, indicó el peleador fronterizo.

“Claro que cansa, como pensando en cómo le voy a ganar, entreno pensando en cómo le voy a ganar. Me acuesto pensando en cómo voy a ganar el combate. Entonces es cansado hasta cierto punto, pero creo que también es parte de la pelea. Es una de mis virtudes, la fortaleza mental. Creo que lo he demostrado a lo largo de mi carrera”

— Brandon Moreno, actual campeón de peso mosca de UFC

Moreno (19-5-2) se hizo famoso tras conquistar el año pasado el campeonato de peso mosca al someter en tres asaltos al brasileño. Después de ganar, muchos aficionados recordaron una entrevista que dio en 2017 en la que prometía que sería campeón del mundo algún día. Moreno afirmó que sí ha cambiado en algunos aspectos de aquel joven que prometió ser campeón del mundo.

“Ha cambiado mucho, pero en diferentes aspectos mentales. Me siento un peleador mucho más maduro que ese muchacho que entrevistaron”, aseveró el ‘Bebé Asesino’. “Entonces siento que sigo con un hambre, soy mucho más maduro. Soy el campeón. Es un hecho, lo tengo en mi mente todos los días y quiero que eso no me impida mantenerme bien centrado en lo que quiero. No importa. Mis pensamientos a largo plazo son basados en mi familia, entregarle un mejor futuro a mi familia”.

Brandon Moreno hace su primera defensa de la corona de peso mosca este sábado en Anaheim.
(Armando García Parra/Los Angeles Times en Español)

Lamenta ayuda de Cejudo a Figueiredo

Cejudo y Moreno tienen una rivalidad fuera del Octágono en UFC, algo que comenzó en una amistad pues el mexicoamericano ayudó al mexicano cuando este apenas ingresaba en la compañía. Sin embargo, por cosas del destino, Moreno no estuvo contento cuando en The Ultimate Fighter no fue parte del equipo Equipo Cejudo. Sin querer, Moreno terminó en el equipo contrario, con el entrenador Joseph Benavidez. Estos dos terminaron siendo amigos y Moreno fue sparring de Benavidez cuando este último se preparaba para enfrentar a Cejudo en 2016, algo que no le gustó para nada al exolímpico medallista de Beijing 2008.

Anuncio

El miércoles en el día de prensa, Figueiredo volvió a atacar a Moreno diciendo que era un “traidor”, aunque Moreno prefirió restarle importancia a las declaraciones del brasileño.

“Lo único que puedo decir es que cada quien tiene la versión, una versión de la historia. Ellos tienen su versión de la historia. Yo tengo la propia. Yo puedo empezar a decir muchas cosas también, pero no es mi estilo. La verdad es que no me manejo así. A ellos les gusta llamar la atención, les gusta la atención y les gusta que venga la cámara y que cuando les dan la cámara empezará a decir cosas malas para vender el combate. Lo respeto, no es mi manera, pero lo respeto. Y así va a quedar, al final del día es solamente Figueiredo contra mí”.

No obstante, Moreno señaló que “tristemente tampoco le sorprendió” que Cejudo se haya unido al equipo de Figueiredo.

“Es triste porque éramos amigos. Es parte del drama. La verdad es que no necesito más drama en mi vida. Lo hizo y está ayudando y espero que haya ayudado a Figueiredo a evolucionar porque lo necesita en base a la pelea pasada”.

Moreno añadió que no le preocupa que Cejudo esté en la esquina de su rival porque su examigo conoce al Brandon de 2015 y ese no es el mismo de ahora.

“Él cree tener una idea de mí, la cual ha evolucionado muchísimo en los últimos años. Lo he mostrado dentro de cada una de mis peleas, pero supongo que le brindó ciertas nuevas habilidades”, expresó Moreno, quien agregó que espera a un Figueiredo más cauteloso para este tercer duelo.

De acuerdo al presidente de UFC, Dana White, el Honda Center, con capacidad para más de 18,000 afcionados, está completamente vendido, algo que podría garantizar que Moreno tendrá la mayoría de la afición a su favor, tal como lo fue en la segunda pelea en Glendale, Arizona. Según Moreno, la conferencia de prensa del jueves le dará una idea de todos sus seguidores que van a llegar para apoyarlo.

“Espero que sea una noche bien bonita para todo México y Latinoamérica”, dijo Moreno.

Anuncio