Anuncio
Share

Sean McVay celebra su cumpleaños con el deseo de seguir trabajando... dos partidos más

 Rams coach Sean McVay pumps his fist in the tunnel before the NFC divisional playoff game against the Buccaneers.
El entrenador de los Rams, Sean McVay, solo tiene 36 años, pero sus seis derrotas consecutivas ante los 49ers de San Francisco lo han envejecido un poco.
(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

Sean McVay ha tenido una buena racha durante sus años con los Rams, excepto contra su viejo amigo Kyle Shanahan, entrenador de los 49ers. Han vencido a McVay seis veces seguidas.

Hace cinco años, el 12 de enero de 2017, los Rams contrataron a Sean McVay, entonces de 30 años, convirtiéndolo en el entrenador más joven en la historia moderna de la NFL.

Este lunes pasado, McVay celebró su cumpleaños número 36 comenzando a preparar el juego del campeonato de la NFC contra los 49ers de San Francisco el domingo en el SoFi Stadium.

“Me siento realmente agradecido por estos cinco años”, dijo McVay durante una videoconferencia con periodistas. "¿Ha acelerado mi envejecimiento? Sí. Son como años de perro, pero he amado cada segundo.

“Definitivamente siento que he envejecido más de cinco años en las últimas temporadas”.

Los Rams estuvieron a punto de quitarle años a McVay cuando perdieron cuatro balones y desperdiciaron una ventaja de 24 puntos en un partido de playoffs de la ronda de división contra los Buccaneers de Tampa Bay el domingo en Tampa, Florida. Sin embargo, el pase largo de Matthew Stafford a Cooper Kupp preparó el gol de campo ganador de Matt Gay para una victoria de 30-27 sobre Tom Brady y los campeones defensores del Super Bowl.

Anuncio

La victoria puso a los Rams de vuelta en el juego de campeonato de la NFC por primera vez desde 2018, cuando McVay llevó a su equipo al Super Bowl LIII. McVay tiene un récord de 55-26 en la temporada regular, 5-3 en los playoffs.

“Estoy muy rejuvenecido”, dijo McVay cuando se le preguntó qué tan viejo se sentía. “Si me dijeran, '¿Cuál es el regalo de cumpleaños que quieres?’ Es poder seguir trabajando”.

Ahora, para cumplir con su mandato de jugar en el Super Bowl LVI en el SoFi Stadium, McVay debe encontrar la manera de superar a los 49ers y al entrenador Kyle Shanahan, su amigo, mentor y némesis que sin duda ha acelerado el proceso de envejecimiento de McVay.

Los Rams no han derrotado a los 49ers desde 2018, una racha de seis partidos.

En noviembre, los Rams perdieron ante los 49ers, 31-10, en el Levi’s Stadium. En el final de temporada, el 9 de enero, los Rams desperdiciaron una ventaja de 17 puntos y perdieron en tiempo extra, 27-24, en el SoFi Stadium.

Entonces, ¿por qué los Rams no han podido superar el obstáculo contra su rival de la NFC Oeste?

“La respuesta simple es que son un equipo realmente bueno”, dijo McVay. “En los enfrentamientos anteriores encontraron la manera de lograrlo. ... Pero no vas a conseguir ninguna excusa de mi parte.

“Han hecho un gran trabajo, han encontrado la manera de ganar. ... Tenemos que hacer una gran labor para jugar nuestro mejor partido durante cuatro cuartos completos, y si necesitamos otro cuarto extra para hacerlo, que así sea”.

Los 49ers avanzaron al campeonato de la NFC al derrotar a los Packers de Green Bay, primeros clasificados, en Lambeau Field. Eso permitió a los Rams, cuartos cabezas de serie, albergar el partido del campeonato.

 Rams coach Sean McVay enters the field before the NFC divisional playoff game in Tampa.
Al entrenador de los Rams, Sean McVay, le gustaría pisar un campo de futbol americano durante dos partidos más.
(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

“Antes del partido, pensábamos ‘Todas las estrellas están alineadas para que volvamos a jugar contra los 49ers en SoFi’”, dijo el lunes el liniero ofensivo Joe Noteboom. “No querríamos otra cosa.

“Nos han ganado las últimas veces, así que tenemos que ir y conseguir la victoria. ... Todo el mundo está emocionado por tener una nueva oportunidad”.

Noteboom comenzó como tackle izquierdo en lugar del lesionado Andrew Whitworth, y fue uno de los jugadores no anunciados que hizo contribuciones significativas contra los Buccaneers.

El ala cerrada de reserva Kendall Blanton, un agente libre no reclutado que pasó la mayor parte de sus tres temporadas con los Rams en la escuadra de práctica atrapó su primer pase de touchdown.

“Ese momento en los playoffs contra Tom Brady, el GOAT”, dijo Blanton. “Sinceramente, todavía no he asimilado del todo las cosas... Me gusta actuar como si fuera duro y decir que no soy un tipo emocional, pero, ya sabes, me afectó un poco”.

También lo hizo un cabezazo de celebración del tight end Tyler Higbee. “Todo se puso borroso después de eso”, dijo Blanton.

Blanton se lamenta de algo.

“Estaba tan emocionado... que le regalé los guantes a un aficionado”, reveló.

El safety Nick Scott fue titular porque Jordan Fuller y Taylor Rapp no pudieron jugar debido a sus lesiones. Scott interceptó un pase de Brady.

“Cualquier intercepción es grandiosa”, dijo Scott el lunes, y agregó, “pero definitivamente hay como un pequeño agregado, supongo que de orgullo, cuando se escoge a alguien del calibre de Tom Brady”.

“Quiero decir que es el GOAT. Lleva mucho tiempo haciéndolo. No es lo que es por lanzar intercepciones, así que cada vez que puedes atrapar una de él es algo de lo que debes estar orgulloso.

“Obviamente estaba muy emocionado por eso, pero en última instancia, más emocionado por conseguir una [victoria] en los playoffs y ayudarnos a estar en posición de ganar”.

Etc.

Whitworth (tobillo) y Rapp (conmoción cerebral) están progresando y potencialmente podrían jugar contra los 49ers, dijo McVay. ... El linebacker Ernest Jones, activado desde la reserva de lesionados hace dos semanas, podría jugar el domingo, informó McVay. El corredor Darrell Henderson, el liniero defensivo Sebastian Joseph-Day y el esquinero Robert Rochell, quienes salieron de la lista de lesionados y comenzaron a practicar la semana pasada, no estarán disponibles el domingo, anunció McVay.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.


Anuncio