Anuncio
Share

Presentan cargos a 6 en Indonesia por estampida en estadio

Portón 13 del estadio Kanjuruhan en Malang, Indonesia,
Portón 13 del estadio Kanjuruhan en Malang, Indonesia, martes 4 de octubre de 2022. Los portones del estadio de fútbol donde la policía lanzó gases lacrimógenos y provocó una estampida mortal eran demasiado estrechos, dejaban pasar dos personas por vez cuando cientos trataban de escapar.
(Achmad Ibrahim / Associated Press)

La policía de Indonesia presentó cargos penales contra tres funcionarios y tres civiles el jueves por su papel en la muerte de 131 personas cuando la policía disparó gas lacrimógeno en el interior de un estadio de fútbol, lo que provocó una estampida hacia los portones de salida del recinto, punto en que muchos fueron aplastados.

El jefe de la Policía Nacional, Listyo Sigit Prabowo, dijo que entre los acusados se encuentra el jefe de la Liga Indonesia Baru, que administra la máxima división de fútbol profesional del país y es responsable de garantizar que los estadios cuenten con los certificados de operación adecuados. Agregó que el estadio en la ciudad de Malang no cumplía con los requisitos para la certificación y no había sido debidamente verificado.

Prabowo indicó que también se presentaron cargos contra el director ejecutivo del partido, el jefe de seguridad y tres policías.

Anuncio

Los cargos incluyen negligencia que condujo a la muerte o lesiones graves y violaciones de la ley del deporte y el código ético para oficiales. Las penas máximas van hasta los cinco años de prisión.

Prabowo señaló que se cree que el jefe de operaciones de la policía de Malang sabía que la FIFA, el organismo rector del fútbol internacional, ha desaconsejado el uso de gas lacrimógeno en los estadios.

“Sin embargo, no impidió ni prohibió el uso de gas lacrimógeno para garantizar la seguridad durante el partido”, dijo Prabowo en una conferencia de prensa televisada.

Anuncio

El jefe de la Policía Nacional detalló que los otros dos policías habían ordenado a sus subordinados que lanzaran gas lacrimógeno. Once de los agentes dispararon el gas, lo que causó pánico generalizado cuando los espectadores intentaron escapar, añadió.

Hubo retrasos en el desbloqueo de los Portones 3, 10, 11, 12, 13 y 14, donde muchos aficionados fueron aplastados.

“Los portones deben abrirse cinco minutos antes que termine el partido. Cuando se abrieron, las aberturas eran de sólo 1,5 metros (4,9 pies) de ancho y los encargados de los portones no estaban en sus lugares”, sostuvo Prabowo.


Anuncio