Advertisement

Momento de la verdad para Conor McGregor y UFC. ¿Qué pasa si pierde?

Momento de la verdad para Conor McGregor y UFC. ¿Qué pasa si pierde?
(Steven Ryan / Getty Images)

Aquellos que no aprenden de la historia están destinados a repetirla.

UFC perdió una de sus estrellas más atractivas hace dos años, cuando Ronda Rousey regresó de un año de descanso tras su derrota sorpresiva en 2015 por nocaut ante Holly Holm, y fue terminada en menos de un minuto por la nueva campeona Amanda Nunes.

Advertisement

Ahora, UFC tiene a otro campeón que está regresando de un largo descanso, Conor McGregor, quien enfrenta a probablemente el mejor peleador libra por libra, el ruso Khabib Nurmagomedov (26-0), en el evento principal de UFC 229 el sábado 6 de octubre por la noche, en Las Vegas.

"Es un peleador muy popular, la gente lo adora -por cosas buenas o malas- y se mantiene al tanto para verlo ganar o que lo noqueen", dijo el excampeón de peso mediano de UFC y analista de FOX, Michael Bisping. "Resulta en ventas de Pago por Evento, en mucho dinero, y está ganando peleas".

Advertisement

"Si pierde, ¿a dónde vamos después de esto? Esa es la pregunta", cuestionó Bisping.

McGregor (21-3) tiene una extensión de contrato de seis peleas con UFC, y no es favorito para esta contienda (+140) ante Nurmagomedov.

La estrategia de McGregor será lanzar un golpe de poder a Nurmagomedov, quien estará en busca de derribar al irlandés o de "desmantelarlo".

El presidente de UFC, Dana White, dijo que espera romper el récord de Pago por Evento de 1.6 millones. Pero una derrota de McGregor podría provocarle mucho dolor de cabeza a White y a UFC.

Advertisement

Aunque tiene una variedad de rivales a los que podría enfrentar después del peleador ruso, todos se especializarían en llevar la pelea al entarimado, como Nurmagomedov.

Entre las opciones están una trilogía con Nate Díaz, o subir de peso ante el campeón de peso welter Tyron Woodley, o un encuentro ante el campeón de peso ligero interino Tony Ferguson, del Condado de Orange.

La derrota también expone a los peleadores, minimiza el poder de convocatoria y puede transformar la labia de McGregor en un hombre desesperado en recapturar lo que se ha perdido.

Bisping dice que visualiza dos finales: un nocaut tempranero de McGregor o un castigo muy fuerte de Nurmagomedov, que ha escuchado cómo el irlandés ha hablado mal de su papá, sobre sus creencias religiosas, amigos políticos y su relación con Vladimir Putin.

"No me confío de su poder en los puños", dijo Nurmagomedov. "Tiene buen timing y poder. Será una pelea muy interesante, de estilos. He visto a muchos campeones… cambian cuando tienen presentaciones públicas y dinero. Todo eso puede afectar tu talento. Tienes que estar concentrado".

Bisping, por ahora, no cree en aquellos que piensan que el descenso de McGregor comenzará a este sábado. La última vez que McGregor peleó en un escenario como este fue cuando, en una aventura millonaria, recibió una lección de boxeo por parte de Floyd Mayweather en una derrota por nocaut técnico en 10 asaltos en agosto de 2017, en una contienda donde ganó $100 millones.

"Conor no tomó mucho tiempo de descanso. Peleó contra Mayweather en una de las peleas más grandes de todos los tiempos", dijo Bisping. "Siempre está en el centro de la atención. Es un maniático del ego. Y en un escenario como este, te ayuda".

"Está lleno de confianza. No ha sido vencido en el octágono en más de dos años. Al regresar a ese escenario se va a sentir como si fuese ayer. Míralo. Camina por todas partes como si fuese el jefe. Tiene mucha afición irlandés. La falta de actividad es algo mental, pero si tu juego mental es fuerte, no será problema", aseguró Bisping.

Advertisement

La Función

Khabib Nurmagomedov vs. Conor McGregor

Otras peleas

Tony Ferguson vs. Anthony Pettis

Ovince Saint Preux vs. Dominick Reyes

Derrick Lewis vs. Alexander Volkov

Michelle Waterson vs. Felice Herrig

Cuándo: Sábado

Dónde: T-Mobile Arena, Las Vegas, Nevada

Hora: 7 p.m.

TV: Pago por Evento

Advertisement
Advertisement