Share
EEUU

California no tiene suficientes médicos, para reclutarlos, el estado paga su deuda

doctores.jpg
El gobernador Gavin Newsom, a la derecha, se reúne con el coordinador del programa de diabetes, Brian Shaw, durante una visita el 9 de julio al Sacramento Native American Health Center. (Rich Pedroncelli / Associated Press)

Las manos de Bryan Ruiz todavía temblaban una hora después de que supiera que los contribuyentes de California estaban eliminando los $300.000 en préstamos de la escuela de medicina que sacó para convertirse en dentista.

A un año de haber terminado la escuela de medicina, Ruiz pensó que le tomaría décadas pagar la deuda, particularmente porque había aceptado una posición menos lucrativa en una clínica de salud comunitaria que atiende principalmente a pacientes de Medi-Cal con bajos ingresos.

“Esto realmente cambia la vida”, dijo.

Ruiz estuvo entre los primeros médicos y dentistas que dijeron este mes que el estado estaba pagando su deuda de la facultad de medicina. A cambio, los doctores deben prometer que al menos el 30% de su carga de trabajo se dedicará a los pacientes de Medi-Cal durante cinco años.

Anuncio

"Él ha dedicado su vida a este tipo de servicio, y de eso se trata nuestro programa de pago de préstamos”, dijo el gobernador Gavin Newsom sobre Ruiz en una conferencia de prensa la semana pasada promocionando las inversiones en salud en el recién promulgado presupuesto de California. “Si usted apoya con brindar atención de calidad a los pacientes de Medi-Cal, vamos a respaldarle brindando un poco de alivio con estos préstamos”.

Los gobiernos federales, estatales y locales han recurrido cada vez más a los programas de condonación de préstamos a medida que la competencia por los médicos se ha vuelto más agresiva en todo el país. Dos tercios de los doctores que terminaron su entrenamiento dijeron que los reclutadores de empleos los habían contactado más de 50 veces, según una encuesta realizada en 2019 por la firma de personal médico Merritt Hawkins.

California gastará $340 millones para pagar las deudas de los médicos utilizando los ingresos por impuestos al tabaco de la Propuesta 56. Este mes, el estado ofreció sus primeros premios: 40 dentistas recibieron $10.5 millones en alivio de la deuda, mientras que 247 doctores recibieron $58.6 millones.

El programa de California está dirigido a aumentar la cantidad de médicos que atienden a pacientes de Medi-Cal en un estado que carece de proveedores de atención médica. La cantidad de doctores que aceptan pacientes de Medi-Cal, y la baja tasa de reembolso que los acompañan, no ha seguido el ritmo de la rápida expansión del programa de atención a la salud para los pobres del estado, que cubre a 1 de cada 3 residentes del estado.

Anuncio

“El programa de devolución de préstamos es enorme”, dijo Sandra R. Hernández, médica y presidenta de la Fundación de Salud de California. “Tienes muchos doctores jóvenes que se gradúan de la escuela de medicina con una deuda tremenda. Creemos que esta es una buena victoria a largo plazo para lograr que los médicos presten servicios en áreas de baja atención”.

A medida que la escasez de médicos en California ha aumentado, los residentes del estado están envejeciendo, con una población de baby boomers que se hace mayor y aumenta la necesidad de trabajadores de la salud. Y un tercio de los doctores y enfermeras profesionales del estado son “baby boomers” que están llegando a la edad de jubilación, agotando aún más la fuerza laboral.

Esas tendencias llevaron a los líderes de la salud, la educación y los negocios a formar la Comisión de la Fuerza Laboral de Salud del Futuro de California en 2017 para estudiar la inminente crisis médica del estado, y la Comisión de la Fuerza Laboral finalmente propuso un plan de $3 mil millones en los próximos 10 años para enfrentarlo.

Newsom incluyó $300 millones para abordar la escasez de proveedores en el presupuesto que firmó el mes pasado para el año fiscal que comenzó el 1 de julio. Gran parte de ese dinero se destinó a los programas de capacitación y reclutamiento recomendados por la Comisión, incluidos $120 millones adicionales para incentivos de condonación de préstamos destinados a garantizar que los médicos y dentistas se hagan cargo de los pacientes de Medi-Cal.

Pero este año no se abordarán algunas recomendaciones costosas y políticamente complicadas por parte de la Comisión, lo que podría demorar los esfuerzos del estado para corregir las brechas en el acceso a la atención médica. Entre las recomendaciones de la Comisión habría una legislación que permitía a las enfermeras practicantes, que reciben más capacitación que las enfermeras registradas, atender a los pacientes por su cuenta sin la supervisión de un médico.

El asambleísta Jim Wood (D-Healdsburg), miembro de la Comisión, fue el autor del proyecto de ley que habría permitido que las enfermeras practicantes tuvieran más autonomía. Pero se estancó en mayo ante el rechazo de la Asociación Médica de California, el brazo de cabildeo de los doctores en el estado. Wood dijo que revivirá la propuesta el próximo año.

El informe de la Comisión dijo que el estado habría visto un aumento sustancial e inmediato de enfermeras practicantes que trabajan en áreas rurales en 2020 si la ley hubiera avanzado y, con el tiempo, hubiera ahorrado cientos de millones de dólares al tratar afecciones que de otra manera resultarían en viajes a la sala de emergencias.

“California está enfrentando una tormenta perfecta: las personas mayores que necesitarán atención y la falta de proveedores de atención médica”, dijo Karen Bradley, presidenta de California Assn. para las enfermeras practicantes. “Este proyecto de ley habría permitido a las enfermeras practicantes ser parte de la solución”.

Anuncio

Muchos doctores más necesitarán recibir capacitación en California si el estado quiere satisfacer las necesidades de atención médica de los residentes, dijo Janet Coffman, profesora del Instituto Philip R. Lee para Estudios de Políticas de Salud en la UC San Francisco.

Según el informe de la Comisión, más del 60% de los estudiantes de California que asistieron a la escuela de medicina en 2017 abandonaron el estado para su educación. El promedio nacional de estudiantes de medicina por cada 100.000 personas es de 30.3; California tiene 18.4 estudiantes por 100.000. Esa es la tercera tasa más baja entre los 45 estados que tienen al menos una escuela de medicina.

A pesar de esto, California ha realizado relativamente pocas inversiones para aumentar la inscripción en las escuelas de medicina del estado. La única nueva facultad de medicina pública que abrirá en California en las últimas cuatro décadas es en UC Riverside.

“Y es relativamente pequeña”, dijo Coffman. “Hemos ampliado el tamaño de las clases en otras escuelas de medicina, pero no mucho”.

El senador estatal Richard Roth (D-Riverside) presentó un proyecto de ley este año para otorgar a la Universidad de California Riverside $80 millones para construir una nueva instalación para su escuela de medicina, lo que permite al campus duplicar su inscripción de 250 estudiantes a 500. Pero el dinero no se incluyó en el presupuesto firmado recientemente, y el proyecto de ley se modificó para excluir los fondos. En cambio, el presupuesto sólo promete un bono futuro para pagar la construcción.

Los legisladores han aprobado gastar unos $115 millones para puestos de capacitación de residencia, que según la comisión de salud históricamente han sido insuficientemente financiados. Se incluyen $33 millones para el Programa Song-Brown de California, que financia programas de residencia que aumentan la diversidad entre los alumnos que estudian para ser médicos o que prestan servicios en áreas del estado con grandes necesidades.

El presupuesto hizo que la financiación de ese programa sea permanente para años futuros, una prioridad clave para la Comisión.

“Se ha realizado un importante pago inicial con este presupuesto”, dijo David Carlisle, presidente de la Universidad de Medicina y Ciencia Charles R. Drew en Los Ángeles y miembro de la Comisión de Salud. “Representa una realización significativa y una respuesta a los desafíos que existen. Tenemos que seguir trabajando en este tema, porque hay más trabajo por hacer”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio