Anuncio
Share
EEUU

El pistolero de Filadelfia fue identificado tras horas de negociaciones

Philadelphia standoff
Oficiales se reúnen para controlar la muchedumbre cerca de un sitio donde se desarrollaba una presencia policial durante un tiroteo, ayer 14 de agosto.
(Associated Press)

Un enfrentamiento en el que un pistolero disparó a la policía, hiriendo a seis agentes, mientras se encontraba atrincherado dentro de una casa de Filadelfia, afortunadamente terminó sin víctimas mortales.

El comisionado de Policía de Filadelfia, Richard Ross, quien pasó horas el miércoles negociando con el pistolero a través del teléfono, dijo que la situación que se desarrolló “podría haber sido mucho peor”.

“Esta fue una situación muy dinámica, una que espero que no volvamos a ver”, dijo el jueves frente al Departamento de Policía de Filadelfia, que está en proceso de investigación de los hechos.

El pistolero salió de la casa el jueves temprano después de que la policía desplegó gas lacrimógeno en el edificio. Fue llevado a un hospital para ser evaluado y luego puesto bajo custodia.

Anuncio

Un oficial de las autoridades identificó al sospechoso como Maurice Hill. El funcionario dijo que el joven de 36 años tiene antecedentes penales que incluyen cargos por posesión de armas de fuego.

Un tiroteo cerca de la autopista 215 en el condado de Riverside que involucró al CHP el lunes por la noche dejó a un oficial y al pistolero muerto. Los automovilistas relatan cómo esquivaron las balas.

El enfrentamiento comenzó alrededor de las 4:30 p.m. cuando los agentes se dirigieron a una casa en un vecindario al norte de Filadelfia para cumplir una orden de arresto por narcotráfico en una operación “que salió mal casi inmediatamente”, dijo Ross.

Muchos oficiales “tuvieron que escapar a través de ventanas y puertas para escapar de un aluvión de balas”, dijo Ross.

Anuncio

Los seis agentes que fueron alcanzados por disparos han sido dados de alta de los hospitales, dijo el sargento Eric Gripp de la policía.

Otros dos oficiales quedaron atrapados dentro de la casa durante unas cinco horas después de que estallara el tiroteo, pero fueron liberados por un equipo de SWAT mucho después de que cayera la noche en el vecindario.

Ross dijo que tomó la inusual decisión de ser la persona que negociaba con el pistolero porque estaba “muy preocupado” por sus oficiales atrapados dentro.

Tres personas que los agentes de policía habían detenido en la casa antes de que comenzara el tiroteo también fueron evacuadas de forma segura, dijo la policía.

La policía le pidió al pistolero que se rindiera, y en un momento dado, se comunicó por teléfono con su abogado para tratar de persuadirlo a que se rindiera, dijo Ross.

Las autoridades también celebraron una conferencia de prensa en medio del enfrentamiento con la esperanza de que el pistolero o alguien con quien se estaba comunicando pudiera escucharlos. Ross dijo que fue “intencional y deliberado” con las palabras que usó durante la sesión informativa, ya que no estaba seguro de si Hill sabía que había dos oficiales atrapados en el piso de arriba.

La Universidad de Temple cerró parte de su campus, y varios niños junto con personal quedaron atrapados durante algún tiempo en una guardería cercana.

Anuncio

La policía trató de alejar de la escena a multitudes de espectadores y residentes. En las transmisiones de radio de la policía, se podía escuchar a los agentes pidiendo refuerzos cuando se recibían informes de que los agentes habían recibido varios disparos.

“Hubo muchos gritos y caos”, dijo Abdul Rahman Muhammad, un médico fuera de servicio.

Docenas de oficiales a pie salieron a las calles. Otros iban en coches y otros en caballos.

El presidente Trump y el general William Barr fueron informados sobre el tiroteo, dijeron las autoridades.

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, dijo que estaba contento de que las lesiones de los agentes no pusieran en peligro sus vidas.

“Estoy muy enojado por el hecho de que alguien tenga tanto armamento y toda esa capacidad de fuego, pero hablaremos de eso otro día”, dijo Kenney.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio