Anuncio
Share
EEUU

El café sigue estando prohibido para los mormones, incluso si se llama latte o mochaccino

Mormon church
La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publicó una nueva guía que parece apelar a los mormones más jóvenes como recordatorio de que las bebidas a base de café están prohibidas.
(Isaac Hale/ For the TImes. )

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días emitió una advertencia a sus miembros de que el café está prohibido -no importa cuán elegante sea el nombre-, que el vapeo no está permitido a pesar de los múltiples sabores atractivos y que la marihuana está vedada a menos que sea prescrita por “competentes” médicos.

La nueva guía, incluida en la edición de agosto de una revista juvenil de la iglesia, no incluye cambios fundamentales en el estricto código de salud de la religión, pero las aclaraciones son significativas y parecen reflejar una creciente preocupación por la adhesión de los miembros jóvenes a las reglas.

El artículo afirma que su objetivo es aclarar problemas que podrían ser confusos para los jóvenes acerca de la “Palabra de Sabiduría” de la religión, un conjunto de reglas sobre qué alimentos y bebidas son buenos para los miembros y cuáles se deben evitar.

Las reglas prohíben el alcohol, el tabaco, las drogas ilegales, el café y el té, y se basan en lo que los miembros de la iglesia creen que fue una revelación de Dios al fundador Joseph Smith, en 1833. El rechazo de la fe al café ha generado curiosidad y más que algunas bromas, incluida una escena en el musical satírico de Broadway “The Book of Mormon”, en la cual aparecen tazas de café bailando en la pesadilla de un feligrés.

Anuncio

Las nuevas instrucciones sobre el café dejan claro que no hay un área gris que permita bebidas con base en esa infusión, y aluden a la amplia variedad que podría tentar a los miembros de la fe, ampliamente conocida como la iglesia mormona.

“La palabra café no siempre está en el nombre de las bebidas que lo contienen. Entonces, antes de probar lo que crees que es sólo el nuevo sabor de un batido, aquí hay un par de reglas generales: una, si estás en una cafetería (o en cualquier otra tienda que sea conocida por su café),es posible que la bebida contenga esa infusión, así que nunca compres tragos en cafeterías, o pregunta siempre si estos tienen café”, remarca el artículo. “Dos, las bebidas con nombres que incluyen café, moca, latte, expreso o cualquier cosa que termine en ‘ccino’ generalmente tienen café, y van en contra de la Palabra de Sabiduría”.

A medida que las cafeterías se han vuelto muy populares en Estados Unidos, más miembros jóvenes de la iglesia se sienten cómodos yendo a sitios como Starbucks y bebiendo café helado, expuso Patrick Mason, miembro de la iglesia y erudito religioso que es el líder de Historia y Cultura Mormona en la Universidad Estatal de Utah. Para las generaciones pasadas, sólo entrar en uno de esos lugares se consideraba tabú, explicó.

Anuncio

La guía desvanece las esperanzas de algunos miembros, que esperaban que la iglesia aflojara las reglas sobre esa bebida, consideró. Starbucks anunció recientemente que abriría su primera tienda independiente en la ciudad mormona de Provo, cerca de la Universidad Brigham Young, propiedad de la iglesia, el próximo año. Starbucks ofrece algunas bebidas sin café, como chocolate caliente y limonada.

“La iglesia claramente responde a los niveles de incumplimiento de la Palabra de Sabiduría actuales, más altos que en las generaciones anteriores”, expuso Mason.

Jana Riess, miembro de la iglesia y autora, se sorprendió al descubrir que cuatro de cada 10 miembros activos de la iglesia menores de 51 años habían bebido café durante los seis meses anteriores, según una encuesta de 2016 que realizó para su libro “The Next Mormons: How Millennials Are Changing the LDS Church” (Los próximos mormones: cómo los milenios están cambiando la Iglesia de los Santos de los Últimos Días).

También descubrió que los religiosos más jóvenes están menos preocupados que los adultos por obedecer el código de salud, una de las formas en que la religión se distingue de otras.

Los líderes de la iglesia ocasionalmente han emitido aclaraciones similares basadas en el cambio de las normas sociales y los hábitos de comer y beber, explicó Mason. En 2012, aclararon que el código de salud no impedía que los miembros bebieran refrescos con cafeína.

Los líderes de la iglesia proporcionan instrucciones adicionales según sea necesario para guiar a los miembros sobre el código de salud, creado para el “beneficio físico y espiritual de los hijos de Dios”, según un comunicado enviado por el portavoz Eric Hawkins en nombre de la iglesia. La entidad se negó a decir por qué decidió emitir las nuevas aclaraciones en este momento.

Brandt Malone, un miembro de la iglesia de Detroit que presenta el podcast Mormon News Report, desearía que la sección sobre el café hubiera proporcionado orientación a los jóvenes sobre cómo ordenar y comportarse en cafeterías, que son un lugar común para reuniones de trabajo profesional. “Enseñemos a las personas cómo tomar las decisiones correctas y pensar por sí mismas en base a la construcción de su código de salud religioso”, indicó.

Malone y Riess elogiaron la postura de la organización sobre el vapeo, lamentándose por la idea errónea de que los cigarrillos electrónicos sólo contienen saborizantes. “La mayoría de las vainas de vapeo tienen nicotina, que es altamente adictiva, y todas ellas contienen productos químicos nocivos”, remarca el artículo.

Anuncio

El pasaje sobre la marihuana parece subrayar el deseo de la fe de crear un espacio para permitir que algunos miembros empleen cannabis medicinal, al tiempo que reitera que su uso recreativo está prohibido. La fe trabajó con legisladores estatales de Utah -muchos de ellos miembros de la iglesia y defensores de la utilización medicinal- para diseñar un programa apropiado a los fines de salud, el año pasado.

“Se están estudiando los usos médicos, pero al igual que muchos medicamentos para el dolor, como los opioides, la marihuana es una sustancia adictiva”, indica el artículo. “Esos componentes que crean hábito deben evitarse, excepto bajo el cuidado de un médico competente, y tienen que usarse únicamente según lo prescrito”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio