Anuncio

A medida que las ‘scooters’ inundan Los Ángeles, la cantidad de multas a sus usuarios está aumentando

An LAPD bike officer warns two young men about riding their e-scooters on the sidewalk, in front of Fairfax High School near the intersection of Fairfax and Melrose avenues on Thursday.
Un oficial en bicicleta de LAPD advierte a dos hombres jóvenes que no deben usar sus e-scooters en la acera, frente a Fairfax High School, cerca de la intersección de las avenidas Fairfax y Melrose el jueves.
(Kent Nishimura / Los Angeles Times)

A medida que la cantidad de scooters eléctricos en Los Ángeles se ha disparado, también lo ha hecho la cantidad de las multas emitidas a sus usuarios.

El Departamento de Policía de Los Ángeles emitió 800 multas a los pasajeros en los vehículos eléctricos entre enero de 2018 y mediados de julio, y los citó por más de 900 violaciones, según datos de la ciudad analizados por el Times.

Corrección:

5:54 AM, Aug. 24, 2019An earlier version of this article said Bird and Lime scooters charge users 15 cents a minute to ride. After a $1 rental fee, the companies charge users by the minute, and prices can vary.

La tasa de emisión de multas aumentó bruscamente este verano cuando los oficiales de policía se enfocaron en los pasajeros en las aceras estrechas y a veces abarrotadas de la ciudad. En junio, los oficiales escribieron 249 multas, un aumento del 1.815% en comparación con el mismo período del año pasado.

El ciclismo ha sido parte de esa buena vida en Copenhague durante décadas. En los últimos años, ha disfrutado de otro aumento insondable de popularidad, llevado al siguiente nivel gracias a la mejora constante de los carriles para bici, junto con el temor al cambio climático.

Anuncio

Casi dos tercios de las violaciones mencionaron una ley de California que prohíbe los vehículos motorizados en las aceras.

“Si conduce un scooter en una acera, recibirá una multa”, dijo Paul Koretz, el crítico más abierto a los scooters en el Ayuntamiento de Los Ángeles, en una conferencia de prensa el jueves en el distrito de Fairfax.

Bird, Lime y otras compañías han agregado calcomanías en los vehículos que dicen: “No transitar en las aceras”. Pero la práctica sigue siendo la norma en Los Ángeles, donde los automóviles a menudo pueden moverse a 35 mph o más rápido en las calles de la ciudad.

Anuncio

Conducir en las aceras es “la violación más peligrosa” para un ciclista, dijo Koretz, porque los peatones podrían ser atropellados si no alcanzan a salir del camino.
La ley de California prohíbe conducir scooters eléctricos en la acera. Los usuarios pueden transitar en la calle si el límite de velocidad publicado es de 25 mph o más lento, lo más cerca posible de la acera derecha, según la ley.

Mientras Koretz y los oficiales de policía hablaban, seis oficiales de tránsito de LAPD pasaban en motocicletas cerca de la escuela secundaria Fairfax.

Los oficiales se enfocaron en los ciclistas en el área durante ocho horas el jueves como parte del esfuerzo de la ciudad para reducir las colisiones y lesiones, dijo la capitana Elaine Moráles, de la División de Tráfico del Oeste de LAPD.

Los han metido en inodoros, los han arrojado desde balcones y les han prendido fuego.

Anuncio

De los accidentes que el departamento ha analizado, dijo Moráles, los conductores de scooters tuvieron la culpa más de la mitad del tiempo.

Desde el comienzo del año hasta finales de mayo, los datos más recientes disponibles de inmediato, el Departamento de Bomberos de Los Ángeles reportó un total de 160 incidentes relacionados con scooters eléctricos. Esos incluyeron 59 casos en los que alguien fue llevado al hospital por paramédicos o técnicos de emergencias médicas, y 21 en los que un paciente fue atendido sin ser transportado.

El valor nominal de una citación en la acera es de $197, pero esa cifra no incluye los costos de procesamiento de la corte u otras tarifas.

Los scooters Bird y Lime cuestan $1 de alquiler y 15 centavos por minuto para viajar, generalmente requieren una tarjeta de crédito y un teléfono inteligente.

Anuncio

La mayoría de las multas analizadas por el Times fueron escritas en el centro, Hollywood y Westside, donde se concentran muchos de los scooters. Algunas de ellas incluyeron violaciones múltiples, como pasear en la acera y andar sin una licencia de conducir válida, encontró el Times.

Después de meses de lidiar con las regulaciones para las compañías de scooters y bicicletas compartidas, los funcionarios de Los Ángeles lanzaron formalmente un programa piloto de un año que rastrea dónde operan los scooters y regula cuántos se permiten dentro de los límites de la ciudad.

Alrededor de 36.000 scooters ahora están registradas en ocho compañías en Los Ángeles, dijo Connie Llanos, la portavoz del Departamento de Transporte.

El número de scooters que operan en la ciudad ha sido menor. En la tercera semana de julio, la cifra promedio de vehículos en toda la localidad estaba más cerca de 21.000, según un informe reciente a un comité del Ayuntamiento.

Anuncio

Los distritos municipales que incluyen Venice Beach y el centro de Los Ángeles tenían casi 8.500 scooters cada uno, lo que representa aproximadamente el 40% de scooters en toda la ciudad, según el informe.

Los tres distritos que cubren las secciones oeste y norte del Valle de San Fernando tenían un promedio de 118 scooters disponibles por día durante el mismo período.

A fines de julio, Fairfax, donde se llevó a cabo la operación el jueves, era el cuarto vecindario más poblado por scooters, con un promedio diario de 719 viajes por milla cuadrada, según el Departamento de Transporte.

La zona más concurrida era Venice Beach, con 1.756 viajes por milla cuadrada.

Anuncio

Un letrero pintado recuerda a los operadores de scooters y peatones que los scooters eléctricos no pueden operarse en las aceras.
(Kent Nishimura/Los Angeles Times)

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio